El Criticón

Opinión de cine y música

Centurion

Centurion, 2010, EE.UU.
Género:Aventuras.
Duración: 97 min.
Director: Neil Marshall.
Escritor: Neil Marshall.
Actores: Michael Fassbender, Dominic West, Liam Cunningham, David Morrisey, Riz Ahmed, JJ Field, Axelle Carolyn, Ulrich Thomsen, Noel Clarke, Olga Kurylenko, Imogen Poots.
Música: Ilan Eshkeri.

Valoración:
Lo mejor: Es un entretenimiento digno de ver, de ritmo trepidante, con buenos personajes y sangre, mucha sangre.
Lo peor: La fotografía sobrecargada de filtros.
Mejores momentos: Todas las confrontaciones (en especial la final) y la escena de la cueva.

* * * * * * * * *

Parece que si haces una película de género medieval, romano o de cualquier época de héroes y espadas debes incluir tramas de conspiraciones políticas de alto nivel y batallas colosales. Es raro, sobre todo hoy día, ver cintas ancladas en estas épocas que narren aventuras más sencillas, que olviden las complejidades de los conflictos entre nobles y reyes para centrarse en la aventura del soldado de a pie o del pueblo llano. Ni las recientes Robin Hood y El reino de los cielos, que partían en principio de las historias de rangos bajos o don nadies, se libraron de sumergir al protagonista en todo el embrollo de las altas esferas. Pero Centurion es un filme que se desliga de pretensiones innecesarias para ofrecer un sencillo y gratificante relato de aventuras de supervivencia, mostrando las penurias de unos pocos personajes en su lucha contra la naturaleza y el hombre.

La narración destaca principalmente por tres puntos: por su ritmo equilibrado y trepidante donde se controlan muy bien los giros argumentales que dirigen el hilo conductor hacia nuevas direcciones, por su grupo de personajes muy bien presentado (en la magnífica la escena de la cueva) y donde cada uno tiene una historia que contar, y por ser un espectáculo dedicado exclusivamente al público adulto, mostrando la violencia y sangre intrínseca a las peleas a espada sin escatimar en fluidos, vísceras y miembros amputados en primer plano.

Lo que parecía iniciarse como la descripción de una campaña bélica confluye hacia la desesperada supervivencia de un pequeño número de soldados. A partir de ahí no hay descanso, todo es una carrera por salvar el pellejo de los pictos y los hostiles parajes, pero en este nuevo curso también se producen varios giros que cambian la situación, como la aparición de la joven rubia (historia de amor que a pesar de su brevedad no me ha parecido forzada) o las dos sorpresas finales (la primera, en el campamento, es excelente, la segunda, en el muro, es algo rebuscada pero eficaz), y más atrás alguna traición bien colocada, algún asesinato que sale mal y un rescate cuyo desenlace es también inesperado.

La dirección de Neil Marshall saca muy buen provecho de la espectacularidad latente en un relato de este tipo, especialmente en las batallas, donde destaca por su claridad a la hora de mostrar todo el caos sin los malditos movimientos agitados de cámara propios de directores que quieren ocultar sus carencias, con coreografías que ofrecen la esperada aparatosidad del momento pero sin olvidar el realismo. La fotografía exprime los paisajes mostrando su abrumadora belleza, pero desgraciadamente se afea ligeramente por un sorprendente e innecesario abuso de filtros blanquecinos y grises. Los actores, todos bastante desconocidos (Dominic West es el que más he visto, por su papel protagonista en The Wire o su aparición en esa cutre serie B llamada Punisher: War Zone), llevan muy bien los interesantes personajes. Otros aspectos como la música y el vestuario dan lo necesario sin problemas. El único elemento que falla un poco es el uso de sangre digital, pues en las primeras escenas abusan de él y efecto no está muy conseguido, pero parece que se dieron cuenta del error y conforme avanza la proyección se centran en darle mayor credibilidad, sin por ello eludir un tono que roza el gore en algunos momentos.

Centurion me ha resultado una grata sorpresa por todos estos factores que he ido comentando: por elegir un género en desuso y aprovecharlo bien sin pretender abarcar más de lo necesario, por no acobardarse a la hora de mostrar violencia y sangre (algo que cada vez se ve menos), y por en general resultar un filme condenadamente entretenido que no tiene carencias notables que emborronen el disfrute en algún punto del metraje. Me gustaría que hubiera más producciones así como estrenos veraniegos de poca trascendencia en vez de tanta tontería saturada de efectos especiales destinada a los jóvenes.

About these ads

4 Respuestas a “Centurion

  1. Job 26/08/2010 en 9:33

    Es agradable encontrar una pelicula así en verano, epoca en la que a veces entran ganan de vomitar al ver la cartelera. Más aún este año cuando en Sevilla han pasado de estrenar ciertas peliculas, caso de Repo Men.

    Me lo pasé bastante bien. Los paisajes son impresionantes y el ritmo y la trama muy buenos.

    SPOILER.-es verdad que hasta hace poco el destino de la IX Legion era un misterio pero lo siento no me convence como la aniquilan. Llevarse por delante a una legion no era facil y la “trampa” no me parece tan mortal…además ¿qué son esas bolas de fuego? ¿Es que ahora los pictos tenían fuego griego? Quizás sea una tontería pero a mi me gusta bastante la estrategia militar antigua (de ver gladius cortando craneos por la mitad mejor no hablamos por que los combates son buenos y muy crudois y como dices eso a día de hoy se agradece)

    Por otro lado la actución de la Kurylenko me sorprendió por buena, aunque la caracterización de su personaje con esa lanza tan rara cantan un poco. Y no me convenció nada la escena del registro en la casa de la bruja…

  2. Warren Keffer 26/08/2010 en 10:11

    “Y no me convenció nada la escena del registro en la casa de la bruja… ”
    Eh, pensaba comentar eso, pero tardé en hacer la crítica y se me olvidó.
    La escena me molestó un poco también: ¿una rastreadora capaz de oler gente en un bosque no es capaz de notar la presencia de tres tíos muy sudorosos en una estancia cerrada? ¿Ninguno ha dejado huellas en la zona de barro sin hierba alredor de la casa ni en la orilla del río? Venga ya.

    Las bolas de fuego diría que son matojos ardiendo.

  3. Job 26/08/2010 en 10:33

    Eso pensé yo. con lo facil que hubise sido que el miedo a la brujan los hubiese mantenido alejados y tan tranquilos

  4. Emilio Luna 27/08/2010 en 0:39

    Las bolas de fuego eran los muñecos de Donde Viven los Monstruos ardiendo. Esa escena, por ejemplo, está muy desaprovechada, Marshall podría haberse inspirado en El Último Mohicana para hacer una emboscada en condiciones,situaciones de este tipo o las incongruencias la acercan a la serie B, pese a ello es muy entretenida y muy bien llevada por su protagonista Michael Fassbender.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: