El Criticón

Opinión de cine y música

Archivos mensuales: febrero 2006

Philip Glass – Mishima

Philip Glass – Mishima
Género: Banda sonora original
Año: 1985
Valoración:

Mishima es un filme de Paul Schrader de 1985. Glass compuso la banda sonora y partiendo de ahí se realizó una grabación con sintetizadores. Esta grabación temporal sirvió para ir realizando el montaje de la película e ir viendo cómo utilizar la música, alterándola para adaptarla con las imágenes. Después, Glass orquestó la banda sonora con las especificaciones requeridas. Es probable que emplearan este método para facilitar y acelerar el trabajo del compositor, así éste no tendría que ir retocando los temas que proponía cada vez que hubiera que hacer un ajuste.

En Mishima, corte a corte exprime la orquesta sacando temas de gran belleza, siempre manteniéndose fiel a su peculiar estilo de cadencias repetitivas. Las percusiones, campanas y utilización constante de cuerda abren el primer y apoteósico corte, una estupenda presentación de lo que tenemos entre manos.

El segundo tema se inicia con bajos y batería, siempre, siempre siguiendo la misma línea de estilo, y añade posteriormente los instrumentos de cuerda que vuelven a la pauta constante. Estos dos primeros temas son algunos de mis favoritos del disco, más que nada porque son los que más fuerza tienen: sacan todo el jugo en pocos minutos. Gran parte del resto, sin desmerecer respecto a estos, son aproximaciones desde otros ángulos.

Osamu’s theme: Kyoko’s house es una variación más alegre, casi cómica. Los platillos y un solo de violín emergen dando un toque picaresco. November 25: Ichigaya, uno de los más repetitivos del disco, aborda el hilo conductor en forma de oleadas con un toque más oscuro producido por la batería y los platillos que marcan el ritmo del viento y la cuerda. Su corta duración impide que resulte todo el rato igual.

Runaway horses, el corte más extenso del compacto, es una suite donde la música parece sonar sin un objetivo. Lo mismo estamos ante unos minutos de suave viento acompañado por el susurro de las cuerdas que ante una tempestad de piano que pronto pasa pero promete volver para alegrar los sentidos. Al final desaparece, dejando un paisaje vacío y gris, pues el siguiente tema, 1962: body building, es el corte más trágico que se nos presenta.

Estamos ante un disco con un acusado estilo, pero al contrario de resultar tedioso o molesto es sin duda una agradable escucha, un soplo de vívidas emociones con el que embriagarse durante algo menos de una hora. De la orquesta se saca un buen sonido, sin huecos, con una calidad muy destacable si tenemos en cuenta que se grabó en los ochenta.

El viaje mágico que Philip Glass propone es muy recomendable pero, como gran parte de lo que se ve y verá en este blog, puede no ser apto para todos los públicos.

 

1. Mishima / Opening – 2:46
2. November 25: Morning – 4:08
3. 1934: Grandmother & Kimitake – 3:37
4. Temple of the Golden Pavilion ("Like Some Enormous Music") – 3:06
5. Osamu’s Theme: Kyoko’s House – 2:58
6. 1937: Saint Sebastian – 1:05
7. Kyoko’s House ("Stage Blood is not Enough") – 5:00
8. November 25: Ichigaya – 2:11
9. 1957: Award Montage – 3:56
10. Runaway Horses ("Poetry Written with a Splash of Blood") – 9:09
11. 1962: Body Building – 1:29
12. November 25: the Last Day – 1:30
13. F-104: Epilogue from Sun and Steel – 1:59
14. Mishima / Closing – 2:57
Anuncios

Karen Matheson – Downriver

Karen Matheson – Downriver
Género: Pop, folk, celta
Año: 2005, Vertical
Valoración:

Karen Matheson es la cantante de mi apreciadísimo grupo Capercaillie. Inició una carrera en solitario en 1996 con The Dreaming Sea, al que siguió Time To Fall en 2002. Son discos de canciones pop/folk sencillas bastante bonitos. El año pasado sacó una nueva obra, Downriver. De todas formas, lo de que sea en solitario es un decir, pues en estos trabajos tiene acompañantes de gran prestigio en la música celta, como Michael McGoldrick o algunos del propio Capercaillie, como Donald Shaw o Manus Lunny (y McGoldrick es colaborador habitual del grupo).

Downriver es una decepción bastante grande, más teniendo en cuenta que soy fan de estos artistas desde hace años. Centrándome solamente en la carrera en solitario de Matheson, este disco resulta bastante anodino, aburrido. En la parte técnica no tiene nada reprochable, pues la experiencia y calidad de los músicos se nota en cada instrumento y en la grabación final. Pero a la hora de hacer las canciones parece falto de inspiración. Ningún tema destila esa frescura de los trabajos anteriores, no hay alegría ni tristeza, no hay belleza, solo monotonía. Y los temas son bastante largos para ser canciones sencillas, así que se hacen eternos.

El estilo sigue siendo único y fácilmente identificable. La voz de Matheson sigue siendo un prodigio angelical, y eso que ya está entrada en años; cuando canta en gaélico te traslada a un mundo maravilloso.

Maestros de gran renombre para quien esté algo puesto en el mundillo celta, pero ahí se queda. Decepcionante, pero no llega a ser malo y se escucha sin problemas, al menos durante un rato (hasta de que te entre sueño).

Puestos a destacar algún tema, me quedo con O Nach Eisdeadh, el más marchoso y complejo.

 

1. Chi Mi Bhuam – 5:13
2. Cronan Bleoghainn – 5:01
3. Gleann Baile Chaoil – 4:26
4. I Will Not Wear The Willow – 5:35
5. O Mahairi’s Tu Mo Mhairi – 5 :09
6. Laoidh Fheachair Eoghainn – 4:05
7. O Nach Eisdeadh – 3:36
8. Singing In The Dark – 3:25
9. Puirt A Beul – 3:45
10. Luadh An Toraidh – 3:18
11. Crucan Na Bpaiste – 4:27

Ashley MacIsaac – Hi, How Are You Today?

Ashely MacIsaac – Hi, How Are You Today?
Género: Rock celta
Año: 1995 (1998 Resistencia)
Valoración:

Se dice que Philip Glass descubrió a este violinista canadiense y zurdo cuando tenía 17 años y se lo llevó a Nueva York en 1992 como solista estelar de la obra de teatro Woyzeck. Debutó en su carrera en solitario con Close to the Floor, en 1992, pero no fue hasta Hi How Are You Today? (1995) cuando los oyentes canadienses se interesaron en su obra. Sus otros discos son: A Cape Breton Christmas with Ashley MacIsaac & Friends (1993), Fine Thank You Very Much (1996), Fiddle Music 101, (2001), Pride (marzo 2006). De este último, aún por editar, se pueden escuchar extractos de tres temas en su web oficial.

Soy muy malo definiendo estilos de música, porque para mí algo es malo o bueno independientemente del estilo que sea (aunque hay algunos que casi ni considero música, como el tecno…), pero la música de MacIsaac, al menos en el disco al que dedico el comentario, es mezcla de rock y algo de celta, sobre todo violín. Los temas en su mayor parte son versiones de música tradicional pero interpretada de forma enloquecida: violín, guitarra y batería a toda pastilla. Pero en ningún momento se deja llevar por el estruendoso sonido que puede salir de dicha combinación, lo cual agradecen mis delicados oídos no acostumbrados al rock duro y variantes.

Hi How Are You Today? es el único disco suyo que tengo hasta ahora y es una adquisición muy notable, sobre todo porque se aleja completamente de estilos clásicos y también de otros acercamientos modernos a la música celta, como pueden ser el rock de Wolfstone o el pop de uno de mis grupos favoritos, Capercaillie.

Este estrafalario personaje ha creado y versionado más de cincuenta minutos de puro deleite musical para quien esté dispuesto a escuchar desquiciantes melodías mezcladas con temas más sobrios, aunque si te descuidas estos pueden estallar en cualquier momento, como ese Wing-Stock que empieza con un piano que parece sacado directamente del Nightnoise más suave, pero que se convierte en una explosión de sonoridades propias del autor hacia la mitad de la escucha.

Entre lo mejor del disco cabría destacar Sleepy Maggie, otro tema de origen tradicional, con un precioso canto en gaélico (Mary Jane Lamond) acompañado por excelentes ritmos procedentes de bajo eléctrico, batería y una guitarra denominada guitarra funk. Aunque la verdad es que en general es un disco sin altibajos de calidad, un trabajo redondo, bien pulido, y en ningún momento pierde un ápice de interés. Un resultado muy original, algo que al mismo tiempo puede jugar en su contra a la hora de ser vendido: seguramente no sea apto para oyentes acostumbrados a músicas más… más normales, ya sea rock o celta. Alshey MacIsaac es… el violinista loco.

Estoy en espera de escuchar algo más de su carrera, pero creo que, por comentarios por Internet, este podría ser su único disco realmente interesante. Acabo de escuchar los temas que hay en su web de Pride, su próximo disco, y me han resultado poco acertados, muy alejados de la línea de calidad de Hi How Are You Today?, demasiado punk-rock ruidoso. De hecho, no son más que unas cuantas (malas) voces acompañadas por un galimatías de estridentes sonidos. No parece Ashley MacIsaac, ni parece nada bueno.

Mención especial para la edición española del disco, bajo el sello de Resistencia. Como siempre, esta pequeña empresa dedicada a distribuir música de calidad pero poco conocida ha puesto una dedicación extraordinaria en el libreto que acompaña al CD. Todos los textos traducidos, letras en castellano en inglés, incluso la del tema oculto. En algunos discos se emocionan tanto dedicando páginas y páginas a presentar los grupos y añadir información que terminan haciendo unos libretos tan enormes que a duras penas consigues sacarlos, y cuando lo haces es posible que dejes media cubierta rajada. En este caso, el contenido está limitado a traducir canciones y comentarios de los autores.

Existe una edición especial que trae varios remixes y un video. Esto de los remixes es algo que se me atraganta: ¿a santo de qué viene coger una canción que funciona y modificarla haciendo remezlcas electrónicas horteras?

Otra cosa que no entiendo muy bien es la razón de ocultar un tema en un CD. En un vinilo tenía su gracia, porque te lo podías encontrar si te descuidabas y lo dejabas en marcha, pero cualquier equipo de CDs te indica el número de pistas e incluso muchos los nombres de los temas.

 

1. Beaton’s Delight – 2:33
2. Sleepy Maggie – 5:35
3. Rusty D-con-STRUCK-tion – 3:00
4. The Devil In The Kitchen – 2:25
5. MacDougall’s Pride – 5:03
6. Spoonboy – 5:38
7. What An Idiot He Is – 4:29
8. Sophia’s Pipes – 3:16
9. Sad Wedding Day – 3:15
10. Wing-stock – 5:01
11. Hills of Glenorchy – 4:16
12. Brenda Stubbert – 2:27
13. Kill Your Foes (Canción oculta) – 6:02

Steve Jablonsky – Steamboy

Steve Jablonsky – Steamboy
Género: Banda Sonora Original
Año: 2004
Valoración:

Llegué a esta banda sonora del método más común que existe para descubrir cosas interesantes: por pura casualidad. Vagabundeando por mi web predilecta del género, Soundtrack.net, en busca de nuevos horizontes con los que ampliar mi discografía (ya amplia de por sí) me encontré con su ficha. En ella las estrellitas que tanto me gustan me llamaron la atención: la crítica de la web y el público coincidiendo con notas altísimas. Si bien hay casos en los que no estoy nada de acuerdo con las opiniones allí vertidas (en modo de puntuaciones amarillitas o de comentarios), se da el extrañísimo caso de que suelo coincidir plenamente en la grandísima mayoría de los casos con la página, de ahí que sea la única de este tipo de música que visito a diario (incluso habiendo estupendas webs en castellano). Pero había un contra muy llamativo en contraposición con tan atractiva recepción del disco: el autor.

Steve Jablonsky es uno de esos alumnos de Hans Zimmer que salen de debajo de las piedras y que resultaban ruidosos y repetitivos en sus primeras apariciones notables, si bien en estas suelen ir en grupo. El ejemplo para mí más notorio es Piratas del Caribe, estruendosa composición ultracomercial y machacona en la que, al menos según los créditos, trabajó con Klaus Badelt (otro de la pandilla del que también hablaré de sus méritos -algunos interesantes- y torturas auditivas algún día).

Así pues, pese al poco, a mi modo de ver, renombre del autor, confié en la suerte y me hice con el disco. Y aquí estoy abriendo el blog y realizando esta primera crítica de un trabajo del que apenas llevo día y medio escuchándolo… eso sí, sin parar. Y al igual que con el primer disco en solitario de Klaus Badelt que conocí (La máquina del tiempo, preciosa), mi primera aproximación a Jablonsky sin compañía demuestra que despuntan en los trabajos en solitario que realizan.

Steamboy es una película de animación japonesa que, según críticas, cuenta con el atractivo de tener un dibujo extraordinario y con el punto negativo de un guión no muy acertado. En cambio la banda sonora brilla tanto en composición como en acabado. Aunque apenas tiene contrastes entre sus diecisiete intensos temas no se le puede reprochar nada: desde el primer tema al último el estilo predominante es la acción con constantes percusiones, de las que cabe destacar que son las propias que hemos podido escuchar en cada disco de Zimmer y sus colegas desde hace tiempo, y sin embargo, Jablonsky domina el ritmo, capta bien el sonido a la hora de realizar la grabación y no cae en la burda y cansina repetición propia de sus congéneres.

Desde The Chase ya está sonando esa base de percusiones sobre la que se construyen casi todos los temas, y el propio tema es una de las muestras más destacables de lo que puede dar de sí el álbum. Scarlet es una de las pocas aproximaciones a una música más suave y melódica, y aunque se trata de un corte breve se escucha con atención. El siguiente tema, Raid by the Airship, vuelve al ritmo endiablado que seguirá sonando en cada nuevo corte de forma distinta pero a la vez en la línea de acción ya citada.

The Launch es otro de los momentos más destacables de este trabajo, el consabido clímax apoteósico de percusiones y vientos y campanillas con intensidad creciente hasta que parece que todo va a explotar, pero es entonces cuando vuelve una breve calma que cierra el corte.

En definitiva, me quito el sombrero ante este notable, qué digo, excelente trabajo que sin lugar a dudas se encumbra como una de las composiciones de acción más notables en muchos años, aunque no sea tan conocida como otros trabajos por el estilo, como Batman Begins.

 

1. Manchester 1866 5:13
2. The Chase 5:02
3. Unexpected Meeting 2:20
4. Scarlet 1:30
5. Raid By The Airship 2:37
6. London World Exposition 3:33
7. The Atelier Of Ray 1:40
8. Crystal Palace Waltz 2:12
9. Ray’s Dilemma 5:37
10. The Sortie of Scotland Yard 1:46
11. Fight in the Exposition Ground 3:44
12. Launch! 5:23
13. Temptation 3:48
14. Fly in the Sky 1:07
15. Two Delusions 4:00
16. Collapse and Rescue 8:24
17. Ray’s Theme 2:53
Total: 60:49