El Criticón

Opinión de cine y música

John Williams – Memoirs of a Geisha

John Williams – Memoirs of a Geisha
Género: Banda sonora original
Año: 2005
Valoración:

Williams demuestra en cada nuevo trabajo por qué es el mejor. En Memorias de una Geisha se adentra en una música con muchos rasgos de la cultura japonesa pero sin olvidar sus excelentes orquestaciones. Es un disco que prácticamente llegó a la vez que Munich y se ha prestado a muchas comparaciones entre los fans de las bandas sonoras originales. Para el que esto escribe, en una primera escucha este trabajo resultó más interesante, pero con la atención que les he dedicado a la hora de hacer los artículos he cambiado completamente de opinión: Munich es bastante mejor, más pulido, más completo, mucho más profundo. Memorias de Geisha está más limitado y es más comercial por sus bellas y menos complejas melodías. Pero eso tampoco importa mucho, porque ninguno de los dos discos se aleja de la calidad a la que nos tiene acostumbrados el Maestro.

Igual que en Munich, ciertos elementos en la composición y los músicos que colaboran con bellísimos solos propician que recordemos de vez en cuando La Lista de Schindler. Itzhak Perlman se encargó de los solos de violín en aquella maravilla y lo hace de nuevo aquí. Una de las mejores muestras es The Chairman’s Watlz. También le acompaña otro artista de gran renombre: Yo-Yo-Ma al cello.

Aunque funciona bastante bien con la cinta de Rob Marshall, hay tramos donde la música es meramente incidental, un sonido de acompañamiento con poca fuerza y personalidad. No es muy habitual en Williams, pero ha tenido algunos momentos estos años en los que ha rellenado partes de manera poco melódica, como si tuviera prisas (en las de Harry Potter y en menor medida en Munich, por ejemplo). Esto se traduce también en que la escucha de ciertas partes de esta edición resultan poco atractivas, poco desarrolladas, y terminan aburriendo en momentos puntuales y limitando el interés del trabajo.

Pero en general la composición es de notable calidad. Como es habitual con Williams estamos ante un trabajo con gran entidad propia y una calidad de grabación soberbia, pero no llega a ser un proyecto en el que la música dé mucho de sí. Muy bueno, pero podría haber sido mejor. Muy recomendable, pero da la sensación de que se ha puesto todo el énfasis en un par de temas, que ciertamente resultaron magistrales, mientras que el resto tuvieron mucha menos dedicación. Esto no ha sido barrera sin embargo para que la crítica se haya volcado con la obra, y para que como ha ocurrido en varias ocasiones, John Williams compita consigo mismo en los premios más importantes del año, con lo que los puntos se reparten y acaba siempre sin llevarse unos galardones que se merece año sí y año también.

Entre los temas más destacables cabe mencionar algunos como The Fire Scene and the Coming of War, cargado de tristeza con un canto remarcado por unas rudas percusiones. Es un tema que va cobrando una fuerza orquestal muy bien medida y acompañada de una atmósfera tétrica. Otros pueden ser el ya mencionado The Chairman’s Waltz, At the Water, una pieza sencilla y dulce, o The Journey To The Hanamachi y Going to School, que podrían definirse como el tema central del disco.

 

1. Sayuri’s Theme – 1:31
2. The Journey to the Hanamachi – 4:03
3. Going to School – 2:42
4. Brush on Silk – 2:28
5. Chiyo’s Prayer – 3:34
6. Becoming a Geisha – 4:50
7. Finding Satsu – 3:43
8. The Chairman’s Waltz – 2:37
9. The Rooftops of the Hanamachi – 3:45
10. The Garden Meeting – 2:44
11. Dr. Crab’s Prize – 2:16
12. Destiny’s Path – 3:20
13. A New Name… A New Life – 3:30
14. The Fire Scene and the Coming of War – 6:45
15. As the Water – 2:00
16. Confluence – 3:43
17. A Dream Discarded – 1:59
18. Sayuri’s Theme and End Credits – 5:07
Total: 60:43
Anuncios

2 Respuestas a “John Williams – Memoirs of a Geisha

  1. Javi 25/04/2008 en 11:34

    Tuve el privilegio de verlos en el Teatro Monumental de Madrid, hace muchos años. Menuda calidad, la gente salió flotando…

  2. José Manuel 24/07/2008 en 8:05

    mencionas la incidentalidad de los ultimos trabajos del Maestro diciendo q es “como si tuviera prisa”…¿Has considerado q el hombre tuvo un 2005 mas q cargado de trabajo? Entrego dos trabajos por semestre, es decir, en 3 meses tuvo lista cada una de las partituras…y dices q trabajo “como si tuviera prisa”…cuidado….que en la incidentalidad hay mano de alguien q sabe dar lo q las imagenes pueden y deben soportar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: