El Criticón

Opinión de cine y música

Atrapado por su pasado

 

Carlito’s Way, 1993, EE.UU.
Género: Drama, thriller.
Duración: 144 min.
Director: Brian De Palma.
Escritores: David Koepp, Edwin Torres (novela).
Actores: Al Pacino, Sean Pean, Penelope Ann Miller, John Leguizamo, Luis Guzmán, Viggo Mortensen.
Música: Patrick Doyle.

Valoración:
Lo mejor: Las interpretaciones de Al Pacino y Sean Pean, la dirección de Brian de Palma, el guión de David Koepp.
Lo peor: Exceso de narración y metraje.
Mejores momentos: La huida final, con el magnífico manejo de la cámara de De Palma.
La curiosidad: Se pasan casi toda la película bebiendo constantemente.

Con un estupendo guión de David Koepp, que construye con gran convicción los personajes y los mueve en el cruel mundillo del hampa, con sus difíciles relaciones, sus crímenes, el honor… y una estupenda y en este caso muy comedida (en algunas películas exagera haciendo cosas raras) dirección de Brian De Palma, se obtiene este estupendo drama sobre la vida criminal, lo que conlleva, el precio que se paga por ella, lo que cuesta dejarla…

Lo más destacable es la facilidad con que De Palma construye una historia que atrapa desde el primer momento, que hace sufrir al espectador en cada dificultad de Carlito, incluso a pesar de que es un criminal peligroso. Tal es la eficacia con la que maneja la dirección que consigue una tensión creciente en el largo metraje del filme, hasta el punto de resultar de infarto en la huida final de Carlito, la cual, en principio, no debería tener nada de sorprendente o especial, pues el final se conoce desde el prólogo y la propia persecución es muy sencilla: a pie, con apenas algún tiroteo que otro. En este clímax, con la cámara persiguiendo constantemente a los protagonistas, recurriendo en pocos momentos a la edición, con planos largos, giros, subidas y bajadas por las escaleras, De Palma introduce con certera eficacia al espectador en el centro de la acción, logrando una conexión plena con el personaje de Carlito.

Las interpretaciones de los actores se ajustan de forma impecable a unos personajes muy bien dibujados: Al Pacino soberbio (como siempre) como un hombre que quiere rehacer su vida pero debe lidiar con una sociedad que lo empuja sin remedio hacia su pasado; Sean Pean añade el toque justo de extravagancia y los tics necesarios a un abogado estresado, asustado por vivir rodeado de delincuencia, quemado por su trabajo y, en última instancia, inclinado hacia el crimen; Penelope Ann Miller expresa con convicción la pena de una mujer que ha perdido la fe, la esperanza. Los secundarios están muy correctos en su mayoría, aunque sus papeles no son muy importantes; la única queja la tengo hacia Viggo Mortensen (que sería muy desconocido por aquella época), que gesticula y grita mucho pero no expresa absolutamente nada.

Estamos ante una película que quizá no pasará a la historia del cine de gángsteres, pero en conjunto es un producto muy equilibrado y de exquisita factura, otro gran trabajo en la filmografía de Pacino, Pean y De Palma. Altamente recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: