El Criticón

Opinión de cine y música

Dead Can Dance – The Serpent’s Egg

Dead Can Dance – The Serpent’s Egg
Género: Indefinido, gótico
Año: 1988, 4AD
Valoración:

Esto ya son palabras mayores. The Serpent’s Egg es, junto a Into the Labyrinth, la obra cumbre de Dead Can Dance. Que es sublime es decir poco, que es único en el mundo también. Son treinta minutos de una sucesión de temas magistrales, cada uno con entidad propia, con una calidad de sonido exquisita, una originalidad deslumbrante y un acabado tan rico en detalles y sonidos que se puede escuchar mil veces y siempre seguirá resultando una obra hipnótica, tal es su calidad. Su brevedad no es problema, pues es una obra de arte y dura lo que tiene que durar.

Sin olvidar el tono oscuro, ahora entramos definitivamente en la línea más gótica de Dead Can Dance, en una música que, aun siendo originaria de las mentes de sus dotados autores, bebe muchísimo de la música antigua. Temas que sólo incluyen la voz de Gerrard a modo de salmo, otros construidos sobre órgano de iglesia o instrumentos sacados de museos y libros de historia…

El disco no podía iniciarse mejor, pues el primer tema es, para quizá todos los seguidores del grupo, el de mayor impacto y calidad que han realizado: The Host of Seraphim. Es una composición que pone los pelos de punta durante seis minutos, tal es la fuerza que desprende. Un inmenso órgano de iglesia emerge de la nada y aborda nuestros oídos captando la atención de cada sentido. La voz de Lisa Gerrard, formando ella sola un coro con complejos juegos de voces (arduo trabajo de grabación, sin duda), no hace sino incrementar esta explosión de sonidos. La intensidad del corte se ve interrumpida de golpe en un receso fugaz, y reemprende de nuevo la marcha hasta finalizar esta deslumbrante creación.

Es muy complicado e injusto para con el disco intentar describir con palabras tanta riqueza musical. Como en la mayoría de los trabajos de la banda, rara es la vez que un tema es cantado por ambos miembros, y además cada composición es bastante diferente aun dentro de la línea elegida para la obra. Tenemos temas de instrumentación amplia y esplendorosa, otros más íntimos, limitados a unos pocos, incluso uno solo, instrumentos. Un buen ejemplo de la variedad temática son los cortes Orbis de Ignis, un tema a cappella con la voz de Gerrard de nuevo jugando con varias tonalidades y registros, donde el único instrumento es una campana que tañe de vez en cuando la soledad de Gerrard con un críptico sonido, y el impresionante In the Kingdom of the Blind the One-Eye Are Kings, un corte de enorme intensidad, donde la voz de Perry dirige una explosión de metales, órganos, percusiones y otros instrumentos irreconocibles.

Algunos cortes están enlazados de manera curiosa, como si uno fuera prefacio del otro, pero sin que ninguno pierda la más mínima pizca de calidad si se disfrutan por separado. La parte final del disco está confeccionada prácticamente de esta manera, iniciándose en otro tema a cappella, Song of Sophia, que lanza a continuación otra canción breve pero intensa, Echolalia, donde ambos miembros encauzan sus fantásticas voces sobre unas intermitentes percusiones… y cuando se interrumpe de golpe, da comienzo Mother Tongue, un largo y espectacular juego de percusiones con cambios de ritmo y un cambio de estilo notable cerca de su ecuador, en el que el corte prácticamente se convierte en uno distinto: sobre los dos minutos adquiere un cariz más pausado, triste, incluyendo la voz femenina, y se va diluyendo poco a poco, terminando con unas pocas percusiones sobre el sonido de un riachuelo de agua.

Cierra la función otra canción magistral, Ullyses, llena de detalles y matices, grabada con muchísima dedicación y amor al arte… como todo el disco.

The Serpent’s Egg es una creación que roza la obra maestra, un disco completo pese a su brevedad, intenso, bellísimo, no apto para todos los oídos pero un viaje inolvidable. Una de las creaciones más interesantes, originales y exquisitas de la música contemporánea, aunque anacrónicamente emule música arcaica.

Como curiosidad, el tema The Host of Seraphim fue usado en el documental Baraka (ficha en IMDB).

Destaco los temas que más me resultan más atractivos, aunque es un trabajo que no decae en calidad en ningún instante:

 

1. The Host of Seraphim – 6:18
2. Orbis De Ignis – 1:35
3. Severance – 3:22
4. The Writing on my Father’s Hand – 3:50
5. In the Kingdom of the Blind the One-Eye Are Kings – 4:11
6. Chant of the Paladin – 3:48
7. Song of Sophia – 1:24
8. Echolalia – 1:17
9. Mother Tongue – 5:17
10. Ullyses – 5:08
Total: 36:14
Anuncios

7 Respuestas a “Dead Can Dance – The Serpent’s Egg

  1. Nyarlathotep 25/11/2007 en 20:25

    Que me meo toooooooooooo..

    Estaba buscando información sobre las colaboraciones entre Zazou y DCD y google me mandó hasta aquí; Leyendo tus comentarios sobre DCD y pensando: “Hay que ver que buen gusto tiene el que ha escrito este blog”. En fín, lo he añadido a favoritos y todo…. y antes de cerrar veo por el rabillo del ojo: “Me llamo Esteban Benítez, alias Warren Keffer…” Y me ha dado la risa floja.
    Te leo, a menudo, en la lista de “locos por la tele” y te leía en la de Babylon 5. Y hace unos años cruzamos unas palabras en la página del ESDLA cuando dije que uno de los mayores aciertos y alegrías había sido eschuchar a la Fraser en el canto por la muerte de Gandalf y una de las mayores decepciones no escuhar a la Gerrard o al Perry en algún corte de estilo épico, mientras si sonaban cosas que no venían al pelo como la Lennox.
    En fin, saludines y felicidades por el blog.

  2. Warren Keffer 25/11/2007 en 21:26

    ¡Internet es más pequeña de lo que parece xDDD! Me alegro de que te guste el blog y de tenerte por aquí :)

  3. cgg03 14/02/2008 en 15:35

    gracias

  4. Gonzalo 18/11/2008 en 19:49

    Gracias por publicar tus comentarios me sirvieron de guía para buscar la música de mi grupo favorito, y aprender más acerca de ellos, no he tenido el placer aún de escuchar todos sus discos pero espero hacerlo pronto, gracias

  5. Aleister Crowley 05/09/2009 en 0:04

    También ha sido usado (imagino que a estas alturas lo sabreis) el tema Host of the Seraphim en el filme The Mist (La Niebla) de Stephen King. (al final de la película).

  6. Warren Keffer 23/09/2009 en 20:44

    Claro que sé lo de la Niebla. Y queda genialísimo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: