El Criticón

Opinión de cine y música

La joven del agua

Lady in the Water, 2006, EE.UU.
Género: Fantasía, misterio.
Duración: 110 min.
Dirección: M. Night Shyamalan.
Guion: M. Night Shyamalan.
Actores: Paul Giamatti, Bryce Dallas Howard, Jeffrey Wright, Bob Balaban, Sarita Choudhury, Cindy Cheung, M. Night Shyamalan.
Música: James Newton Howard.

Valoración:
Lo mejor: Los actores (en especial Giamatti), los personajes, la banda sonora de James Newton Howard.
Lo peor: Carencias en el ritmo y la constante sensación de que la historia se inventa sobre la marcha.
Mejores momentos: Las apariciones de la criatura enemiga, las escenas en la ducha, la revelación sobre el pasado de Cleveland. Y sobre todo, la revelación sobre el futuro del escritor, Vick.

* * * * * * * * *

Shyamalan ha tomado un cuento que se inventó para relatar a sus hijos y le ha dado una envoltura más adulta y trascendental, llenando el relato de ideas y sentmientos como la desesperación de la humanidad, la soledad, la fe y la esperanza, la aceptación de la muerte, la importancia de la familia (presente o desaparecida)… El resultado es un conglomerado de ideas que van desgranando una imaginativa fábula con bastante mitología detrás, donde el público debe ir con la mente muy abierta y aceptar todo lo que la imaginación de Shyamalan quiere mostrar. El filme más cercano por temática y estilo que se me ocurre es Big Fish, de otro director atípico, Tim Burton.

Shyalaman mantiene el suficiente dominio narrativo como para realizar una presentación exquisita del lugar y los personajes, expandiendo su aparición por el metraje de forma impecable. Igualmente, en algunos tramos muestra un temple notable, tanto en el drama como en el misterio, pero sobre todo en lo emocional. Pero hay que admitir que este genio del misterio ha fallado en el equilibrio global. Le ha faltado mucha garra en secuencias importantes, como la resolución, que resulta bastante insípida, y otros clímaxes. Igualmente se ha excedido con los jueguecitos de desenfoques y movimientos de cámara que esquivan personajes. Es como si hubiera intentado experimentar con algo de cámara en mano, pero se ha tropezado bastante. En sus demás trabajos, y en gran parte de este, maneja la cámara con mucho cuidado, buscando una sensación muy concreta, una atmósfera perfecta, pero aquí ha estado bastante torpe en muchas ocasiones.

La estructura interna, la trama, es otro gran problema: discurre sin fluidez, parece reinventada según avanza la función. La idea de mostrar la mitología poco a poco para no saturar de información es lógica, pero está muy mal empleada. Según van pasando las secuencias parece como si cada nuevo elemento del relato se empalmara a la fuerza, repercutiendo así en el ritmo, que avanza como por capítulos, y la credibilidad, que se ve socavada porque cada dos por tres mete un giro que resuelve las cosas de forma bastante simplona. En este último aspecto cabe destacar que se pasa bastante intentando confundir con los personajes clave para la salvación de la ninfa. Y es una pena, porque la descripción de personajes, combinada con la certera labor de los actores, nos regalan unos protagonistas muy atractivos, cada cual más original y extraño: simpáticos, misteriosos, entrañables (sobre todo el protagonista, con una excelente, como siempre, interpretación de Paul Giamatti). Aparte, también destaca en un aspecto que me sorprende viniendo de un autor tan serio: ha desarrollado un sentido del humor muy peculiar, con varias autoparodias y referencias picantes para con la crítica que tan poco favorable le ha sido en sus últimas producciones.

Así pues, La joven del agua es un experimento llamativo pero un tanto irregular. Como tal, es difícil catalogarlo. La originalidad del planteamiento choca con su a veces torpe ejecución, pero desde mi punto de vista la simpatía de los protagonistas y momentos puntuales bastante eficaces y a veces incluso muy hermosos bien valen la pena. Ahora bien, no sé por qué a Shyamalan le ha cogido manía todo el mundo, y claro, si a títulos extraordinarios como Señales y El bosque los ponen a parir, en nada que ha tenido un desliz real se lo han comido vivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: