El Criticón

Opinión de cine y música

Lisa Gerrard & Pieter Bourke – Duality

Lisa Gerrard & Pieter Bourke – Duality
Género: Fusión étnica
Año: 1998, 4AD
Valoración:

Duality supuso la primera colaboración de Lisa Gerrard con Pieter Bourke, un compositor, percusionista y productor australiano con el que ha colaborado hasta ahora en cuatro discos, siendo todos menos éste bandas sonoras originales. He catalogado el disco como fusión étnica porque no se me ocurría nada mejor, pero prácticamente es inclasificable y dificilísimo de describir. Gerrard y Pieter se han inspirado en músicas indígenas pero más que nada tomando la instrumentación y generando su propio estilo. La música que han creado está marcada casi exclusivamente por una gran variedad de potentes percusiones (timbales y metales), instrumentos del tipo de las maracas, sintetizador, y la siempre incansable voz de Lisa.

Los temás más largos son los más intensos y activos, salvo Sacrifice, que es un adagio tan bonito como triste. El resto alterna entre algunas creaciones del estilo de Lisa (un cántico deprimente) y otras que funden ambos espectros.

El disco comienza con dos de sus mejores momentos:
Shadow Magnet es un corte larguísimo y trepidante. Se inicia con misteriosas flautas indígenas y la voz de Gerrard (como suele ser habitual, sin letra, sólo canto); va cobrando gran fuerza con los teclados hasta que hacen acto de presencia las percusiones de Bourke: timbales étnicos y metales. A partir de ahí desarrolla una composición intensa, vibrante, con una cuidada utilización de samplers y unos sugerentes acompañamientos de los metales. Es impresionante, pero aún hay temas mejores.

Tempest, como su nombre indica, desarrolla una tempestad de percusiones que envuelven las melodías creadas por la voz femenina y otros instrumentos. Otro corte de gran fuerza sonora y ritmos muy conseguidos gracias a la brillante labor de sus autores.

Foreist Weil juega con cantos de pájaros, metales, maracas y las sugerentes frases sin sentido de Gerrard; es algo repetitivo, pero interesante.

The Comforter nos trae el típico juego de Lisa donde, grabándose una y otra vez a si misma con distintos cantos, crea temas a capella de aspecto siniestro. Es muy breve y no está muy inspirado, así que pasa muy desapercibido; prácticamente es como una introducción de The Unfolding, que, aun siendo del mismo estilo, aporta algo más gracias a la incorporación de los teclados eléctronicos. En esta misma línea continua Pilgrimage of Lost Children, esta vez con las percusiones tribales como instrumentación. Este tramo del disco, en el que incluyo también el posterior The Circulation of Shadows, se hace un poco pesado, pues son temas que, además de ser lentos, no aportan buenas melodías, son algo sosos y repetivivos; aunque no son ni mucho menos desgradables o malos, sí destacan negavitamente porque el resto del disco es excelente y no aportan nada nuevo o interesante al conjunto.

El corte por excelencia del álbum es The Human Game. Más o menos mantiene el registro de los dos primeros temas, pero tiene letra y es mucho más intenso, con una fuerza tan poderosa que no importa las veces que se escuche, siempre atrae la atención de todos los sentidos durante sus siete minutos. Es magnífico, sobrecogedor.

En Sacrifice hallamos un tema que también ofrece gran intensidad sonora, pero esta vez no a base de ritmos rápidos y percusiones impactantes, sino gracias a una conseguida atmósfera de sintetizador y voz (grandiosa Gerrard) que va subyugando al oyente con su apabullante impetuosidad. Es un corte para escuchar y dejarse llevar por la capacidad de sugestión y la pasión que desborda.

Nadir (Synchronicity) ofrece un estilo muy bonito y alegre de metales y timbales, y como siempre Lisa demuestra que es una de las mejores cantantes vivas, con esa voz capaz de emplear cualquier registro (grave, agudo, triste, chillón, hipnótico, portentoso…).

En resumen, considero que Duality es un gran disco. Es irregular, sí, pero también porque cuando es bueno, lo es mucho; aunque viniendo de una pedazo artista como Lisa Gerrard, sabe a poco. Por la fuerza de sus canciones y la facilidad con que se escucha es una obra que podría vender mucho si se le diera algo de publicidad y la gente fuera más abierta y culta musicalmente hablando (dicho de otra forma, que no se limitasen a los gustos que imponen los medios).

 

1. Shadow Magnet – 7:54
2. Tempest – 5:49
3. Forest Veil – 2:31
4. The Comforter – 1:26
5. The Unfolding – 4:35
6. Pilgrimage of Lost Children – 3:48
7. The Human Game – 6:56
8. The Circulation of Shadows – 1:56
9. Sacrifice – 7:47
10. Nadir (Synchronicity) – 3:02
Total: 45:58
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: