El Criticón

Opinión de cine y música

Batman Begins

Batman Begins, 2005 EE.UU.
Género: Acción, drama.
Duración: 140 min.
Director: Christopher Nolan.
Escritores: Christopher Nolan, David S. Goyer.
Actores: Christian Bale, Michael Caine, Liam Neeson, Gary Oldman, Katie Holmes, Cillian Murphy, Tom Wilkinson, Rugter Hauer, Ken Watanabe.
Música: Hans Zimmer, James Newton Howard.

Valoración:
Lo mejor: Un guión impresionante y un reparto de grandes actores, entre los que destaca un maravilloso Michael Caine.
Lo peor: Un montaje demasiado acelerado y alguna secuencia de acción mejorable; la aburrida interpretación de Katie Holmes y su aburrido personaje; y sobre todo, la insistente y poco adecuada banda sonora.
La frase: ¿Para qué nos caemos? Para aprender a levantarnos.

* * * * * * * * *

Nolan dirige y co-escribe la mejor película de superhéroes que se ha realizado desde el primer Batman. Esta producción no tiene nada que ver con la de Tim Burton, sino que es un nuevo acercamiento a la historia del oscuro superhéroe. Batman Begins no tiene la huella del carisma arrollador de Burton, pero en cambio es completamente fiel al universo en que se basa.

Nolan y David S. Goyer han construido un guión magnífico, casi redondo, con todos los elementos muy bien medidos: en dos horas desarrollan una trama densa y con gran número de excelentes personajes, con multitud de detalles, frases geniales y grandes secuencias… Imprimen un ritmo que no decae en ningún momento pese a que no hay muchas escenas de acción. Consiguen dotar de historia a la ciudad y enlazar todos los personajes en la trama (incluso la presencia de la abogada tiene razón de ser, aunque sea el único carácter fallido), demorando la aparición de cada enemigo lo necesario para mostrarlos poco a poco y exponer la parte que les corresponde a cada uno en el plan del enemigo. Así, observamos algunos giros sorprendentes como que el gran y temible capo de la mafia es sólo un peón, que Gotham se salvó del primer intento de aniquilamiento, el uso del arma de microondas…

La presentación y maduración del héroe es de las mejores que he visto en el género, sino la mejor, y en cuanto a los secundarios, salta entre un magnífico villano y otro y entre los nuevos amigos de Wayne con loables resultados pese al escaso tiempo que aparecen muchos de estos personajes. Wayne/Batman es un carácter muy profundo y bien descrito, del que conocemos con todo detalle sus miedos y motivaciones; el mayordomo Alfred, con una interpretación de Michael Caine memorable, es un apoyo fantástico, y de su boca oímos algunas frases magníficas; el policía asqueado de la corrupción (Gary Oldman) y el empleado olvidado (Morgan Freeman) muestran perfectamente su situación de aburrida desesperación y reaccionan ante las nuevas posibilidades que les brinda la aparición del hombre murciélago; Falcone (Tom Wilkinson) es un gangster imponente que no resulta demasiado tópico; Espantapájaros es un carácter inquietante y la interpretación de Cillian Murphy muy correcta; Henri Ducard (Liam Nelson, tan tieso como siempre), mentor de Batman y villano final, es el sabio e inquebrantable líder de una organización misteriosa con sugerente pasado; y mención especial para otros que cuentan con breves apariciones, como Ken Watanabe o Rugter Hauer, actores inmensos en papeles cortos pero interesantes.

Es increíble la facilidad con la que meten tantas cosas en tan poco tiempo. Toda una lección para el cine comercial moderno, demasiado acostumbrado al uso de argumentos simples y personajes construidos con cuatro frases y dos tópicos. Sin embargo, no todo son maravillas, pues hay algunos detalles bastante mejorables. El primero, el personaje femenino está mal ubicado; su presencia como chica de la función resulta forzada y la interpretación de Katie Holmes deja mucho que desear. También tenemos un montaje de planos demasiado rápidos (en alguna conversación entre dos personajes resulta hasta algo molesto) y alguna escena de acción que podrían haber dado más de sí: las primeras apariciones de Batman son confusas (un efecto buscado a propósito para mostrar el terror al que se enfrentan los maleantes, pero nada efectivo en pantalla), y el clímax en el tren, aunque es impresionante, peca de algún momento un poco pillado por los pelos, con el viejo ese que aparece dando explicaciones y sufriendo desde el centro de control del sistema de agua: ¿no había mejor forma de mostrar la magnitud de la tragedia que estaba a punto de ocurrir?; tampoco me gustó que el templo del principio explote no se sabe por qué.

Y lo peor de todo, que aceptaran como banda sonora original el típico pastiche auto-recopilatorio de Hans Zimmer. La presencia de James Newton Howard no salva a la partitura de ser una pieza de acción contundente sin carisma alguno; es lamentable que una producción tan redonda no tenga una música digna de ser recordada. Zimmer es un autor muy capaz, pero ya rara vez sorprende con trabajos de calidad. Ojalá hubieran dejado a Newton Howard hacer todo el trabajo, pues es uno de los autores más frescos y completos del momento, y ojalá el director hubiera puesto más cuidado a la hora de elegir el estilo y trabajar con los compositores. Por cierto, me pregunto, sin prueba alguna, si Newton Howard no fue contratado a última hora para intentar enriquecer la música… Quién sabe.

Por lo demás, estamos ante una de las superproducciones comerciales más interesantes que ha dado el cine, no sólo el de superhéroes, sino en general. Respeta por completo la inteligencia del espectador, respeta el universo de Batman, y como cinta de acción es casi impecable. Imprescindible para los amantes del género.

2 Respuestas a “Batman Begins

  1. Maga Maligna 22/11/2006 en 19:53

    Holas! Pasaba por aquí por casualidad y me encuentro con esta peli. O te dejo un comentario o no me lo perdonaré nunca. Coincidimos practicamente en la opinión, es como si me hubieras leído el pensamiento. Tenía que decirlo, chico. Y hay otra cosa que si no la digo reviento: que para mi el personaje de Katie Holmes sobra. Y no es porque ella me caiga mal, es porque lo hace mal y no es que aporte gran cosa, la verdad. Odio sus partes…
    En fin, una de las pelis más elegantes que he visto nunca.
    Saludos!!!

  2. Warren Keffer 26/11/2006 en 19:23

    La pena es que la Katie es guapa xDDD

    Pues si coincides tanto conmigo, supongo que estáras igual de impaciente por la segunda entrega :P :P Qué ganassss.
    Eso sí, ojalá tenga una BSO que sea grande, grande.

    Saludetes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: