El Criticón

Opinión de cine y música

Hostage

Hostage, 2005, EE.UU.
Género: Acción.
Duración: 113 min.
Director: Florent Emilio Siri.
Escritores: Doug Richardson, Robet Crais (novela).
Actores: Bruce Willis, Kevin Pollack, Jimmy Bennett, Michelle Horn, Ben Foster, Jonathan Trucker, Marshall Allman.
Música: Alexandre Desplat.

Valoración:
Lo mejor: Los tópicos no impiden que sea entretenida…
Lo peor: … pero en el fondo es más de lo mismo.
Mejores momentos: Las escenas donde los protagonistas se ven rodeados de fuego.

Enésima producción de acción donde Bruce Willis encarna el arquetipo heroico a lo John McClaine, y asimismo, enésima producción con una casa y un secuestro como argumento. Hostage es una fiesta de tópicos, pero hay que agradecer que su uso es correcto dentro de las propias limitaciones que ejercen, ofreciendo un filme de acción entretenido y que mantiene la tensión y el interés de forma aceptable. El niño inteligente (e insoportable), la adolescente respondona, el malo loco, los jefes pesados… los clichés no convierten a los personajes en molestos (sí en predecibles, obviamente) y las situaciones de acción tienen espectacularidad, sobre todo en el tramo final, cuando las llamas envuelven la casa. Para aportar algo más a parte de un secuestro vulgar se incluye una casa con muchos trucos y una conspiración entre poderosos malhechores que pondrá las cosas más difíciles a Willis y más interesantes al espectador, aportando algunos giros atractivos que enriquecen la función.

El tiempo está bien administrado, no se le puede achacar que tenga largas secuencias de relleno propias de otras producciones con argumento y escenario tan cerrado. Lo único que falla en la estructura narrativa es que el prólogo que presenta al protagonista en una situación que sale mal para luego mostrarnos al mismo en otro escenario semejante donde tendrá que redimirse está demasiado visto y no produce tensión alguna, pero no resulta cargante ni produce demasiado desinterés.

Cabe destacar una buena labor de fotografía, que saca un notable provecho de la peculiar arquitectura del hogar y proporciona planos magníficos en el clímax del incendio. Por lo demás, nada nuevo, pero tampoco nada malo. De hecho, es una de las pocas producciones de acción de consumo rápido de los últimos años en la que la acción está bien equilibrada y no supeditada únicamente a ruido, explosiones y efectos especiales: es cine de acción a la antigua usanza, con tiros y bastante sangre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: