El Criticón

Opinión de cine y música

Diamante de sangre

Blood Diamond, 2006, EE.UU.
Género: Acción.
Duración: 143 min.
Director: Edward Zwick.
Escritor: Charles Leavitt.
Actores: Leonardo DiCaprio, Djimon Hounsou, Jennifer Connelly, Arnold Vosloo.
Música: James Newton Howard.

Valoración:
Lo mejor: Las labores de Edward Zwick y Leonardo DiCaprio. Y la música de James Newton Howard.
Lo peor: Es insustancial y se olvida rápido.
Mejores momentos: El helicóptero arrasando el campamento.
El plano: La mano goteando sangre sobre la arena roja, y luego cogiendo un puñado de esa arena manchada.

* * * * * * * * *

Aunque pueda aparentar que es un más un drama de denuncia que una cinta de acción, lo cierto es que no es así, de manera que quien vaya al cine esperando un drama de cierto nivel se va a encontrar con una película de acción poco destacable pero entretenida y con algunos buenos momentos. Diamante de sangre retrata la horrible y desesperada situación de África centrándose en los polémicos diamantes denominados diamantes de conflicto, pero lo hace de manera superficial, limitando la presencia de las preciadas piedras a que se convierten en el motivo por el que los personajes se embarcan en la aventura, y aunque a la vez se intenta maximizar el carácter de denuncia del filme con un prólogo y un epílogo centrados en políticos y empresarios que lidian contra el problema o lo aprovechan, estos no funcionan, ya que no están bien encajados y se podrían haber evitado, pues son simples adornos. En consecuencia, la película está mucho más cerca de El señor de la guerra que de Hotel Rwanda, por citar dos ejemplos muy claros.

Como producción de acción cumple de forma digna pero sin ser demasiado llamativa. Prima la aventura sobre la acción de ruido y efectos especiales y algunos personajes reciben un buen trato, sobre todo gracias a una buena dirección de actores. Destacar la carismática interpretación de Leonardo DiCaprio, si bien ha sido recibida con desmedido entusiasmo por la Academia de Hollywood, que le ha otorgado una nominación al Oscar a mejor actor cuando, tanto años anteriores como éste (Infiltrados), ha realizado trabajos mucho más notables. Más llamativa aun es la nominación a Hounsou, del que no niego su buen hacer en otras ocasiones, pero esta vez tiene un papel que le permite expresividad en muy pocos momentos (¿de verdad no había mejores interpretaciones este año?). Tampoco resulta acertada la presencia de Jennifer Connelly al mando de un personaje femenino escrito únicamente para incluir el romance (de ahí que no sea un carácter muy interesante) y con una interpretación más plana de lo habitual viniendo de esta actriz: en todo momento sonríe felizmente, da igual lo complicada que sea la situación.

Edward Zwick maneja bien la cámara, sobre todo en los instantes de más acción, y aunque el ritmo es correcto incluso en las largas caminatas de los protagonistas a través de las selvas, se le podría criticar que alarga innecesariamente la cinta y no va al grano cuando puede hacerlo. Podría haber sido una proyección mucho más dinámica y entretenida con pocos retoques y recortes.

Pero si algo destaca por encima de todo y con gran vida propia es la estupenda banda sonora original de James Newton Howard, un autor inspiradísimo que ha creado una música muy variada y original que funciona a las mil maravillas en todo momento, llegando a impresionar más que las propias imágenes en bastantes ocasiones.

Anuncios

2 Respuestas a “Diamante de sangre

  1. Julián 05/03/2013 en 13:05

    Sinceramente, creo que no tienes ni idea. Es una película perfecta, y conmovedora, a la que no le hace falta ningún retoque.
    No conozco a ninguna persona que haya criticado ningún aspecto de esta película; acerteraría al decir que no serías capaz de distinguir una película de Lucia Lapiedra de una de Disney…
    “Como producción de acción cumple de forma digna pero sin ser demasiado llamativa.” xDDDDDDDD
    Vete a tu casa anda majo…

  2. Warren Keffer 05/03/2013 en 15:00

    Eres la primera persona que veo decir que esta película es buena. Si te mueves en un círculo de incultos no es mi problema. Por no decir que tu educación es tan zafia como tu nivel intelectual. Si no tienes argumentos que aportar, para qué escribes, que haces el ridículo. Ah, que si no insultas a quien no piensa como tú sientes que tu mundo se tambalea. Digno de un crío de 10 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: