El Criticón

Opinión de cine y música

La sombra de la sospecha

 

The Sentinel, 2006, EE.UU.
Género: Acción, thriller.
Duración: 108 min.
Director: Clark Johnson.
Escritores: George Nolfi, Gerarld Petievich (novela).
Actores: Michael Douglas, Kiefer Sutherland, Eva Longoria, Kim Basinger.
Música: Christopher Beck.

Valoración:
Lo mejor: Por decir algo, tiene actores interesantes.
Lo peor: Historia muy vista, falta total de interés en la narración, dirección horrible, personajes insípidos…
Mejores momentos: ¡Ja!

Flojísimo thriller de acción en el que entre la nula originalidad del planteamiento y la nefasta puesta en escena echan por tierra cualquier esperanza de disfrutar de un entretenimiento aceptable, pues el producto, a pesar de contar con estrellas en el reparto, es más propio de la televisión. Y hablando de la caja tonta, resulta sorprendente que el director de La sombra de la sospecha (inspirada traducción de The Sentinel, el centinela), Clark Johnson, se haya encargado con anteriodidad de la realización de varios capítulos de las dos mejores series policíacas de la última década: The Wire (Bajo escucha en castellano, si no me equivoco) y The Shield (Al margen de la ley en nuestro país), donde su labor, si bien no extraordinaria, sí tuvo la calidad suficiente como para no desentonar en estas dos rompedoras producciones. ¿Cómo su salto al cine pudo ser tan horrible?

Los tres protagonistas de esta apática producción (Kiefer Sutherland, Michael Douglas y la emergente estrella de Mujeres desesperadas, la menuda Eva Longoria) son agentes de seguridad encargados de velar por una figura de gran importancia, nada más y nada menos que el Presidente de los Estados Unidos, quien se convierte en el objetivo de algún asesino (por supuesto, extranjero) que tiene infiltrado un socio en el equipo de seguridad. A pesar de ser un argumento demasiado visto, el autor del guión no se esfuerza por buscar un distanciamiento de los esquemas típicos, con lo que el devenir de los acontecimientos lejos de entusiasmar resulta anodino. Aventuras amorosas, traidores que no lo son, protagonistas tomados por topos, intriga sin intriga, acción aburrida, agujeros de guión, saltos espacio-temporales casi mágicos, inverosimilitudes que cantan demasiado… Todo empeorado aún más por la penosa puesta en escena, que hace de las escenas de acción algo tan confuso como soporífero. Si sumamos el montaje excesivamente acelerado y caótico (y mareante, agobiante…), unos flashes extraños metidos de vez en cuando sin sentido alguno, una música también predecible, un reparto de grandes nombres perdidos en personajes vacíos, etc., la película no ofrece nada que merezca la pena salvar.

Mucho más recomendable es la serie 24, de similar temática y con un genial e imparable Kiefer Sutherland al frente del reparto, y eso que no me parece gran cosa a pesar de estar bien realizada. Claro que si quieren calidad de verdad, las dos series que mencioné al principio van sobradas; eso sí, The Wire no es de acción, sino de guión complejo y pausado, pero en cambio The Shield es más intensa que 24 y está mucho mejor escrita. Todas son muestras del buen nivel de la televisión actual ante el continuo fracaso del cine, tanto que he tenido que esforzarme para hablar más de la película que de ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: