El Criticón

Opinión de cine y música

Ocean’s Thirteen

 

Ocean’s Thirteen, 2007, EE.UU.
Género: Acción, comedia.
Duración: 122 min.
Director: Steven Soderbergh.
Escritores: Brian Koppelman, David Levien.
Actores: George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Don Cheadle, Al Pacino, Andy García, Bernie Mac, Ellen Barkin.
Música: David Holmes.

Valoración:
Lo mejor: Un reparto muy interesante.
Lo peor: El enorme desgaste del sentido de la sorpresa y del humor.
Mejores momentos: Cuando todos los jugadores comienzan a ganar dinero.

Como suele ser habitual, salvo honrosas y generalmente inolvidables excepciones, la saga ha ido cuesta abajo, pasando de la sorprendente calidad de la primera parte al más que digno entretenimiendo que ofrecía la segunda, para finalmente acabar en esta poco lograda y nada entusiasta producción. Y para colmo, como viene siendo demasiado habitual hoy día, no se sabe todavía si será la última.

No diría que carece de todo lo que hacía interesante a las anteriores aventuras de Ocean, pero sí que las atractivas señas de identidad han caído hasta un mínimo aceptable. El otrora brillante sentido de la sorpresa se ha disipado, y su fugaz presencia pasa sin pena ni gloria; los juegos enrevesados de robos y las peripecias que sortean los protagonistas no logran despertar mucho interés; los chistes y secuencias humorísticas han visto mermado su número y calidad considerablemente, siendo muy pocas las veces que hacen reir de manera audible a la sala. Al final, el reparto de actores de buena presencia y con buenas interpretaciones y la imponente y lujosa presencia del casino es lo que mejor sustenta la poco vistosa función.

Steven Soderbergh, un director original y arriesgado pero con una carrera algo caótica (entre éxitos y cintas de calidad se mezclan producciones que no despiertan el interés de nadie), vuelve a dirigir la función con un correcto manejo de la cámara, con su interesante habilidad para elaborar secuencias con peculiares planos y montajes, pero sin embargo, y el poco acertado guión tiene parte de culpa, imprime un ritmo muy aplanado, bastante soso. A pesar de no haber bajones capaces de producir aburrimiento la cinta nunca parece despegar completamente, y ni siquiera los tramos que deberían haber sido espectaculares (momentos clave, resoluciones y giros en teoría sorprendentes) se desligan de una narración que parece adormecida.

Un aspecto bastante comentado es el cambio del doblaje de Al Pacino, pues al ser éste un actor muy conocido mucha gente lo ha notado. Lo cierto es que veo en las quejas simplemente el choque del cambio, ya que la nueva voz se ajusta correctamente a la original y a los matices de la interpretación de renombrado intérprete (y lo digo habiéndole disfrutado en varias ocasiones en versión original).

Ocean’s Thirteen funciona como entretenimiento sin pretensiones que no ocupa espacio durante mucho tiempo en la memoria, y aunque me ha decepcionado bastante, en general no es una cinta que tildaría de fracaso total, sensación que sí me dejó la última entrega de Piratas del Caribe, por ejemplo. No sin algunas dudas le otorgo un aprobado, pero ya veré si aguanta un segundo visionado cuando salga en alquiler.

Anuncios

Una respuesta a “Ocean’s Thirteen

  1. liviu marius 27/08/2008 en 22:43

    ME CACON DIOS DE DONDE ME PUEDO COJER LA MUSICA DE OCEAN.S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: