El Criticón

Opinión de cine y música

El velo pintado

 

The Painted Veil, 2006, EE.UU.
Género: Drama.
Duración: 125 min.
Director: John Curran.
Escritores: Ron Nyswaner, W. Somerset Maughan (novela).
Actores: Naomi Watts, Edward Norton, Liev Schreiber, Toby Jones.
Música: Alexandre Desplat.

Valoración:
Lo mejor: Construcción de personajes, la belleza de los paisajes y de la música, la correcta ambientación.
Lo peor: Le falta emoción, el director no es capaz de sacarle todo el potencial al guión.

El velo pintado es la segunda adaptación de la novela de mismo nombre de W. Somerset Maugham (la anterior, en 1934 con Greta Garbo) que relata la aventura de una joven inglesa que, siguiendo los cánones de principios de siglo, ha de aceptar un marido que la sostenga económicamente a pesar de que no disfruta con la idea de casarse si no es por amor. Como era de esperar la convivencia entre la pareja es bastante precaria y de cara a la sociedad es pura fachada, y su relación pasará entre varios baches.

La historia en sí es por tanto previsible. El retrato de este tipo de parejas no es nuevo y el guión navega por el cauce habitual en la relación: peleas, infidelidades, fiestas, amigos poderosos, etc. Se añade el exotismo de la recóndita china, pero por lo demás nunca llega a sorprender y casi todo el camino se puede predecir. El punto fuerte está en la solidez de sus personajes y la buena (aunque no extraordinaria) labor de los actores. La presentación de dichos protagonistas es muy eficaz, construyendo en pocos diálogos caracteres fuertes y creíbles. Su evolución es muy fluida y en ella se muestra perfectamente el paso del tiempo y el cambio que van sufriendo mientras se adaptan a las nuevas situaciones… Secundarios y principales se relacionan con exquisitez en una trama amorosa madura, adulta, bien escrita, apoyada muy bien por la belleza de los paisajes y la preciosa música del cada vez más interesante Alexandre Desplat, quien elabora unos temas de piano que enamoran desde las primeras notas. Es pues, una obra atípica hoy día y muy recomendable para el público adulto, una cinta que ofrece inteligencia y belleza a partes iguales.

Sin embargo, el director John Curran, un autor con tan sólo tres películas en su haber antes de ésta, no sabe sacar todo el partido posible al notable potencial de los elementos que tenía entre manos. Su labor peca de apatía, de falta de sentimiento. No logra que el drama que viven los personajes llegue con intensidad y apasione, de forma que ni la sombra de la muerte que se cierne sobre los protagonistas conmueve como podría haberlo hecho. Así, la película parece adormecida, dejando la sensación de que podría haber dado mucho más de sí y, lo peor, su visionado, si bien deja buenas sensaciones, apenas cala en la memoria, se olvida muy pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: