El Criticón

Opinión de cine y música

Ases calientes

 

Smoking Aces, 2006, EE.UU.
Género: Acción.
Duración: 109 min.
Director: Joe Carnahan.
Escritor: Joe Carnahan.
Actores: Ryan Reynolds, Ray Liotta, Jeremy Piven, Ben Affleck, Peter Berg, Andy García, Martin Henderson.
Música: Clint Mansell.

Valoración:
Lo mejor: La presencia de Andy García. Y que la cinta se olvida rápido.
Lo peor: Todo, joder, todo, todo, todo, todo, todo.
Peores momentos: El tiroteo dentro del ascensor entre uno de los mercenarios y uno de los agentes, toda aparición del trío de asesinos zumbados, el niño karateka empalmado… Tantos.
La frase: -Yo: ¿Pero esta película no se acaba nunca?

Ases calientes es otra fallida obra que sigue la estela dejada por la divertidísima Snatch de Guy Ritchie (conocida en España como Snatch, cerdos y diamantes): muchos personajes estrafalarios persiguiendo el mismo objetivo, narración excéntrica llena de diversos juegos visuales, una historia llena de recovecos y abundante humor y violencia… Como suele ocurrir, las copias están varios escalones por debajo del original, pero en el caso de Ases calientes se podría decir que la escalera ni se vislumbra. Abultada pero vacua proliferación de caracteres que son meros trazos sin interés alguno, diálogos con delirios de pedantería pero que en realidad no aportan nada más que estulticia, tramas enrevesadas que no consiguen llegar a ninguna parte, salidas de tono innecesarias, mal ubicadas y contraproducentes… Un galimatías pretencioso, cansino, estridente y vulgar en el que no falta el giro final con intenciones de dar un vuelco a todo lo visto hasta entonces, que no hace sino colmar un vaso lleno de estupideces sin fin.

Se agradece el esfuerzo puesto en presentar a los personajes incidiendo en quién es quién (repitiendo su nombre, escribiéndolo en pantalla, volviendo a su primera aparición para recordar de quién se habla…), pero al final esta buena voluntad termina siendo otro lastre, porque se pierde una ingente cantidad de tiempo reseñando personajes que no aportarán nada al conjunto, morirán de la forma más extravagante posible en su segunda y aburrida aparición o soltarán una ingente y cansina verborrea saturando de tonterías el metraje sin llegar a aportar nada con contenido. El reparto es a primera vista interesante, pero sólo puede salvarse el papel de Andy García, el único con un personaje algo más sólido. El resto, incluidos actores secundarios muy conocidos e interesantes tanto en el cine como en la televisión (atención al disfrazadísimo Matthew Fox, el Jack de Perdidos), están completamente desaprovechados, sobre todo en castellano, donde el espantoso doblaje destroza de manera increíble la mayoría de las interpretaciones (un caso sangrante es el de Jason Bateman, conocido –al menos por mí, claro- por la serie Arrested Development, cuya voz en este doblaje no parece salir del personaje y consigue que la escena en que aparece quede un tanto surrealista).

Las tramas y subtramas están repletas de escenas delirantes donde se abusa de la imaginación obteniendo casi siempre resultados ridículos, tanto por la apariencia de improbables e increíbles como por ser completamente innecesarias. El niño karateka empalmado, con esas insufribles ralentizaciones de la imagen, el trío mercenario de locos a lo Mad Max, o la que se lleva la palma, el tiroteo entre dos personajes (el de Ray Liotta y uno de los asesinos) dentro de un ascensor, ése en el que tras media hora de haberse baleado aún siguen vivos y matando gente…

Un sin fin de disparates dan forma a esta parida, o incluso podría decir parodia, de película. No llega a ser tan aburrida como El caso Slevin, otra del estilo que sufrí hace no mucho tiempo, pero juega en el mismo nivel de negligencia artística. Lo peor, que hay espectadores que se entusiasman con estas cintas ruidosas y vacías creyendo que están ante algo original e inteligente.

Anuncios

Una respuesta a “Ases calientes

  1. Mr. Self Destruct 06/12/2007 en 3:41

    No me creo que la frase de la película sea esa. Te imagino más quitando el disco del dvd enojado diciendo “a tomar por culo” con una cara entre haber visto un fantasma y la resaca de un domingo :P

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: