El Criticón

Opinión de cine y música

28 semanas después

 

28 Weeks Later, 2007, Reino Unido, España.
Género: Terror, acción.
Duración: 101 min.
Director: Juan Carlos Fresnadillo.
Escritores: Rowan Joffe, Juan Carlos Fresnadillo, Jesús Olmo.
Actores: Robert Carlyle, Catherine McCormack, Rose Byrne, Imogen Poots, Mackintosh Muggleton, Jeremy Renner, Harold Perrineau.
Música: John Murphy.

Valoración:
Lo mejor: Entretiene y tiene algunos buenos momentos.
Lo peor: La puesta en escena es espantosa y echa a perder todas las posibilidades de un relato que también tiene muchos agujeros.
Mejores momentos: El prólogo, estremecedor.

28 días después fue un éxito moderado pero lo suficientemente rentable como para que la secuela no tardara en aparecer. El encargado de aquella fue Danny Boyle, un director alrededor del que hay cierto culto que no deja de sorprenderme, pues comete en todas sus películas lo mismos errores (destrozar buenas ideas con mala puesta en escena y giros argumentales mal efectuados), pero en esta ocasión las riendas del proyecto, tanto en parte del guión como en la dirección, recaen en un autor novel y español llamado Juan Carlos Fresnadillo.

Han pasado veintiocho semanas y se intenta repoblar una zona de Londres. Los jóvenes protagonistas se reúnen con su padre en esta nueva esperanza que se ve pronto truncada cuando un nuevo brote asola el asentamiento. Premisa absurda donde las haya esta de mantener una especie de gueto de civiles en una isla devastada por una plaga que no ha sido controlada por completo, por más soldados estadounidenses (¡qué buenos son los estadounidenses que nos salvan!) que haya parapetados en los edificios como defensa. Pero no es el único gran bache del guión, porque hay otros notables como la clásica pareja de niños tontos que se meten en problemas, solo que esta vez resulta más increíble que nunca: con qué facilidad se escabullen de los controles militares y se adentran en la desolación, y qué poco les importa encontrarse con cadáveres y basura putrefacta, pues se comportan como si estuvieran jugando en el parque.

Es una pena que todo acabe fluyendo por derroteros tan trillados, porque el fantástico prólogo prometía algo más original y con un tratamiento más profundo de los caracteres. A partir de ahí hallamos la habitual huida de los protagonistas, que van cayendo poco a poco en la invasión zombi entre tiroteos, casquería, coletazos de la Bruja de Blair… Los otros apuntes interesantes que se pueden observar terminan también yendo por el camino equivocado: la posesión sorpresa del protagonista pierde fuerza rápidamente cuando se limita a aparecer de vez en cuando como pesado monstruito acosador, mientras que el tema de los personajes inmunes, que se ve venir desde la mención de los ojos de distinto color del crío, no sirve para nada excepto para justificar que a los niños se les una algún soldado en su periplo y así pueda haber más tiros.

Quizá he sido demasiado duro con el guión y sus fallos. En conjunto podría haber ofrecido una cinta más que digna dentro del género, con algunos momentos bastante logrados entre tópicos más o menos necesarios para construir un relato de personajes intentando sobrevivir a un holocausto, pero todas las posibilidades que pudieran abrirse ante nuestros ojos se echan a perder por la puesta en escena tan exagerada y caótica de Fresnadillo. Ya desde el prólogo se augura lo peor, fastidiando estrepitosamente lo bien escrito que está y las enormes sorpresas que guarda (el protagonista huyendo y dejando a su mujer a merced de los zombis) al darle forma de éxtasis discotequero con esa cámara agitada con frenesí descontrolado hasta que impide ver qué ocurre, con el montaje aleatorio a toda velocidad, con la iluminación llena de flashes… Mientras la narración en los momentos de acción y terror queda reducida a una aglomeración caótica de imágenes y ruido, en los tramos calmados no se imprime mucha personalidad, cosa que es de agradecer viendo el resto de la función. Por si fuera poco de vez en cuando aparece de manera muy forzada un numerito con música rock, supongo que para vender más entre el público joven.

Incapaz de manejar la tensión y mucho menos de producir terror a parte de algún susto por golpes repentinos o sangre a raudales, Fresnadillo impide (queda feo decirlo así, pero es lo que hay) que 28 semanas después sea algo más que un entretenimiento pasajero. El final deja la puerta abierta para que la saga se extienda mientras haya espectadores.

Anuncios

3 Respuestas a “28 semanas después

  1. sanchopanza 20/12/2007 en 0:48

    lo que vale es la banda sonora con MUSE

  2. Warren Keffer 20/12/2007 en 2:20

    Pues no sé si sonará Muse dentro de la peli o en los créditos, pero si lo hacen en la peli, las escenas que hay con música rock quedan fatal. Puro videoclips insertados sin venir a cuento. Parece una producción de la MTV, joder.

  3. Pepe 21/12/2007 en 16:23

    Je, je, me encantó esta peli. REC también me pareció brutal, un deleite de terror. A por ellas cuando salgan en DVD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: