El Criticón

Opinión de cine y música

Taxi Driver

 

Taxi Driver, 1976, EE.UU.
Género: Drama.
Duración: 113 min.
Director: Martin Scorsese.
Escritor: Paul Schrader.
Actores: Robert De Niro, Cybill Shepherd, Peter Boyle, Harvey Keitel, Jodie Foster.
Música: Bernard Herrmann.

Valoración:
Lo mejor: La atmósfera que crean el guión y la dirección, el papel de Robert De Niro.
Lo peor: La trama no parece tener un rumbo fijo, los personajes secundarios no aportan mucho.
Mejores momentos: Travis ensayando ante el espejo, su conversación con un miembro de seguridad, el tiroteo y sus inesperadas repercusiones.
La frase: ¿Me estás hablando a mí?

Travis Bickle es un tipo solitario inadaptado a la sociedad hasta el punto de que afecta a su vida personal (es incapaz de mantener una relación amorosa) y cada día que pasa se encuentra más asqueado de la ciudad y sus gentes. Para luchar contra el insomnio se mete a taxista en turnos nocturnos, pero lo único que consigue es hundirse más en la miseria moral y la hipocresía de los habitantes de una Nueva York repleta de basura maloliente.

El guión de Paul Schrader (Toro salvaje, también de Scorsese, Mishima, La última tentación de Cristo…) describe con todo lujo de detalles la decadencia de las sociedades modernas y de las grandes urbes, y Martin Scorsese da forma a esta oscura historia de manera que introduce al espectador de lleno en una atmósfera agobiante, sórdida y deprimente. En este ambiente sumergen a un individuo desequilibrado que choca frontalmente con todo lo que ve y que gradualmente se encamina hacia un final trágico. La transformación del personaje es magnífica, y la labor encomiable del gran Robert De Niro no hace sino ensalzarlo hasta convertirlo en un icono del cine. Varios momentos míticos nos son regalados a través de su peculiar personalidad: el ensayo que practica ante el espejo, su delirante conversación con un miembro de seguridad, el tiroteo final, donde Scorsese da rienda suelta a una violencia hiperrealista y sobrecogedora, y las inesperadas e irónicas repercusiones que tiene el evento, que convierte al lastimero protagonista en héroe.

Sin embargo, a pesar de su buena factura, de la imponente presencia de De Niro y de algunos momentos brillantes, no veo la obra maestra que defienden algunos por ninguna parte. Algunos personajes secundarios (los taxistas) aportan más bien poco, y en varios tramos da la sensación de que no hay un rumbo muy definido, de que las historias que vive el protagonista están muy separadas entre sí en la narración y alejan su conclusión innecesariamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: