El Criticón

Opinión de cine y música

Soy Leyenda

 

I Am Legend, 2007, EE.UU.
Género: Drama, Ciencia-ficción.
Duración: 101 min.
Director: Francis Lawrence.
Escritores: Mark Protosevich, Akiva Goldsman, Richard Matheson (novela).
Actores: Will Smith, Alice Braga, Charlie Tahan.
Música: James Newton Howard.

Valoración:
Lo mejor: La dirección de Francis Lawrence, eficaz en todo momento, la sobria interpretación de Will Smith.
Lo peor: El forzado tono católico en la parte final. Y sobre todo, la equivocada elección de crear los zombis/vampiros con efectos digitales (de resultados muy mediocres) en vez de con personas maquilladas.
Mejores momentos: El protagonista en pos de su perra en un edificio a oscuras.
La pregunta: ¿Por qué los perros se pueden contagiar y el resto de los animales no parece hacerlo?

En Soy Leyenda asistimos a las difíciles aventuras del último superviviente de una plaga que ha acabado con toda la humanidad exceptuando a una pequeña parte que ha sido convertida en algo parecido a animales que no soportan la luz de Sol. De forma parecia al Náufrago de Robert Zemeckis el eje de la narración es este único personaje cuya integridad psíquica se ve cada vez más afectada por la situación extrema de soledad y peligro en que se encuentra. No trato de comparar a Will Smith con Tom Hanks, pero lo cierto es que su papel en esta cinta es exquisito. Los miedos del protagonista, la tensión constante sobre sus hombros y la desesperación y locura en las que va cayendo son mostrados a través de una interpretación digna de ser recordada, sobre todo teniendo en cuenta durante casi toda su carrera Will Smith ha estado anclado en insulsos personajes de comerciales cintas de acción (hay pocas excepciones, como Seis grados de separación) hasta que nos sorprendió con el reciente giro hacia del drama de En busca de la felicidad.

El otro gran hallazgo de la función es la correcta labor de Francis Lawrence, quien dirigió anteriormente la simplona pero entretenida Constantine. El guión es sencillo, nada sorprendente y quizá con algún desliz (¿los perros se pueden contagiar pero el resto de animales no?, y no queda claro cómo llega la superviviente si se supone que Manhattan ha sido aislada derribando los puentes), pero Lawrence lo exprime al máximo y consigue que la cinta mantenga expectación y tensión a pesar de su ritmo pausado y de su único personaje. Los escasos cien minutos que dura (algo nada común hoy día) están aprovechados con sabiduría y se hacen cortísimos, y hay varios clímax fantásticos, ya sean en el drama, la intriga o la acción: los impresionantes planos de la ciudad desierta, que son numerosos y muy realistas; el protagonista buscando a su perra en un edificio a oscuras en el que en cualquier esquina puede encontrarse un grupo de los sanguinarios monstruos, escena donde el uso del sonido y la iluminación es muy acertado; la trampa en la que cae y de la que tiene que librarse antes del anochecer; y sobre todo, alguna tragedia y sorpresa que prefiero no destripar.

El gran error de la cinta es una elección que me resulta incomprensible (y veo que en Internet está siendo muy comentada por los espectadores), la de crear a los humanos mutados de forma digital en vez de con actores maquillados cuando claramente no era necesario recurrir a la informática. Tendrían que haber sido efectos especiales muy buenos para resultar creíbles, y no es el caso, pues son prácticamente ridículos. El enfrentamiento entre el protagonista y un líder vampiro que muestra algunos vestigios de inteligencia queda desvirtuado por culpa de lo cutre que resulta visualmente dicho enemigo.

Otro aspecto que me molestó ligeramente es su descarado tono católico. Empieza de forma disimulada, dándole importancia a la familia tradicional a través de los relamidos pero eficaces recuerdos del protagonista, pero en el último tramo adquiere un tono mesiánico excesivo y bastante forzado con el tema de la cura y los demás supervivientes. El impactante final (semejante al de la versión con Charlton Heston) y el bonito epílogo (nada que ver con la novela, por lo que algunos lo critican dura e injustamente) se bastaban solos para hablar del sacrificio y la esperanza, todo el rollo místico de visiones y revelaciones sobraba por completo. Es una pena que todos los dilemas éticos y los grandes discursos que podrían haberse incluido se limiten a ser una burda oda por la Fe en el Dios cristiano.

Quitando este mensaje algo tontorrón Soy Leyenda funciona muy bien como un entretenimiento intrascendente, que es lo mínimo que espero de una película, pero tiene una factura muy buena y una interpretación estupenda, con lo que gana varios puntos extras. Está suponiendo una gran decepción porque mucha gente va con la idea de ver un clásico de la Ciencia-ficción literaria adaptado al cine sin perder una gota de calidad, cuando no es más que una versión muy, muy libre de la obra de Richard Matheson. Otros van esperando una cinta de acción (los tráileres engañan bastante, como suele ser demasiado habitual) y les ocurre más o menos lo mismo. En cambio, quien vaya con la mente abierta dispuesto a disfrutar de un entretenimiento pasajero y sin intenciones de fulminarlo por no ser lo que esperaba quizá se lleve una sorpresa tan grata como la que ha obtenido un servidor.

Anuncios

3 Respuestas a “Soy Leyenda

  1. Job 29/12/2007 en 14:16

    Yo aún no la he visto pero por lo que cuentas creo que le he ganado la apuesta a mi hermana. Yo decía que era imposible que en Hollywood rodaran una película con el final de la novela y que le darían un barniz menos pesimista. Respecto al personaje de Will Smith teniendo la base de la novela era igual de fácil hacerle un buen guión como deslucirlo con una mala actuación. Me alegro que El Principe de Bel Air lo haya hecho bien.

    Nos vemos en unos día.

    P.S. por cierto me podrías traer unos dvd’s con algunas de tus series favoritas y alegrale los reyes a tu primo…mi conexión a internet está fallando y no puedo usar el emule como dios manda

  2. Dante 29/12/2007 en 20:09

    Pues a mí me ha gustado mucho, así resumiendo ^^.

    Es cierto que no tiene en absoluto nada que ver con la novela, pero joder, eso era de esperar. Aun así, creo que la historia funciona bastante bien, pese a los puntos que señalas.
    Lo de los perros…creo que en la película se dice que los perros (y me imagino que por extensión e lresto de animales) no se contagian por el aire, pero se ve que si les muerden sí. Pero vaya, que bien podría ser una pifia del guión.
    Lo que sí que chirría mucho es la estupidez esa de la mariposa, el mensaje de Dios, etcétera. Pero en fin, hay que “explicar” el mensaje de la peli, ¿no? ¬¬
    Personalmente, me quedo con el momento en que le ponen la trampa a Neville, cuando (cuidadito que va SPOILER) ahoga a su perra, y aunque sea puramente anecdótico, la referencia a Bob Marley ^^.

    Venga, a cuidarse.

  3. Pingback:Pandorum « El Criticón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: