El Criticón

Opinión de cine y música

Cars


Cars, 2006, EE.UU.
Género: Animación, aventuras.
Duración: 115 min.
Dirección: John Lasseter, Joe Ranft.
Guion: John Lasseter, Joe Ranft, Jorgen Klubien, Dan Fogelman, varios.
Actores: Owen Wilson, Bonnie Hunt, Paul Newman, Larry the Cable Guy, Cheech Marin, Tony Shalhoub.
Música: Randy Newman.

Valoración:
Lo mejor: La animación sigue estando un poco por encima de la media.
Lo peor: Los personajes son arquetipos demasiado evidentes. La historia es también previsible y simplona.
Mejores momentos:
La frase:

* * * * * * * * *

Cada nueva película de Pixar la recibía con los brazos abiertos y con la seguridad de disfrutar de otra maravillosa obra cinematográfica. Desde Toy Story cada cinta venía siendo gloriosa, y el único problema que podría citarse es que al ser animación siempre son consideradas como simples entretenimientos o como cine de segunda. En mi particular adoración a la empresa nunca había pensado que pudieran defraudarme, pero el tardío visionado de Cars (con las críticas que tuvo siquiera me resultó atractiva para ir al cine) me confirma que hasta los más grandes cometen deslices, porque llegó antes de la compra de Pixar por Disney, así que no podemos echar balones fuera.

Desde los primeros compases hasta el nada sorprendente final Cars navega por unos derroteros demasiado típicos y predecibles tanto en la historia y los protagonistas como en los dilemas o enseñanzas morales. El héroe mimado más proclive a actuar que a pensar y acomodado en las mieles del éxito fácil, la chica inteligente y cautelosa, la vieja gloria, el amigo lelo y simpático… Todos los esquemáticos caracteres son ubicados en aventuras nada originales y sí muy predecibles y edulcoradas en exceso. Cada conflicto y resolución se ve venir con muchísima antelación. La animación es lo suficientemente sólida como para seguir destacando sobre la competencia, pero no deslumbra en ningún momento, sobre todo porque el diseño de personajes resulta mejorable, aunque es cierto que era dificilísimo dotar de personalidad a los coches.

Pero lo peor de lo peor es la inclusión forzada y fallida de voces de personalidades conocidas en el doblaje español, destacando al insufrible Paco Lobato, el locutor más odiado por los seguidores del deporte del motor. ¿Por qué se antepone en algunos casos como este la política comercial a la artística?

La mala recepción dejó su taquilla algo por debajo de las precedentes, pero seguramente vendiendo cochecitos y peluches se hicieron de oro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: