El Criticón

Opinión de cine y música

Gangs of New York


Gangs of New York/em>, 2002, EE.UU.
Género: Drama, histórico.
Duración: 167 min.
Dirección: Martin Scorsese.
Guion: Jay Cocks, Steven Zaillian, Kenneth Lonergan.
Actores: Leonardo DiCaprio, Daniel Day-Lewis, Cameron Diaz, Brendan Gleeson, John C. Reilly, Jim Broadbent, Liam Neeson, Henry Thomas.
Música: Howard Shore.

Valoración:
Lo mejor: Impresionantes labores de dirección, fotografía, escenarios, vestuario…
Lo peor: Los personajes son insípidos y sus vidas no interesan lo más mínimo.
Mejores momentos: Algunos planos espectaculares que muestran las calles atestadas de gente y los escenarios construidos de forma tan realista.

* * * * * * * * *

Scorsese pretende narrar en Gangs of New York los difíciles años del nacimiento de New York como metrópolis rebosante de diversidad cultural, y lo consigue, pero a costa de sacrificar la importancia de los protagonistas que supuestamente llevan la historia. Y es que olvida que una película ha de tener un grupo de caracteres como hilo conductor, que les ocurran cosas dignas de seguir con interés, perdiéndose en la recreación del lugar, en ambientes, curiosidades, historias secundarias y el aspecto visual. Por lo tanto, el relato está deslavazado, disperso, a medio camino entre el documental y el drama sin conseguir decantarse por uno u otro. Sí, hay grandes escenas aquí y allá, el trasfondo social y político es atractivo y todo se muestra a través de una envoltura exquisita, pero en su abultadísima duración la cinta apenas consigue captar la atención por culpa de unos caracteres insulsos cuyas vidas, cuyos enfrentamientos, ligues y amistades no ofrecen nada que merezca la pena recordar.

Para empeorar el pobre interés que despiertan los protagonistas tenemos actores inadecuados a sus roles: DiCaprio no había entrado todavía en su buena racha (iniciada precisamente en sus siguientes intervenciones, en Atrápame si puedes y El aviador), Cameron Diaz da pena verla a pesar de su belleza y Daniel Day-Lewis rebosa histrionismo y muecas caricaturescas. Algunos secundarios como Brendan Gleeson, Gary Lewis o Liam Neeson (curiosamente empecinado en hacer de maestro que muere rápidamente) resultan más atractivos, pero no lo suficiente para dejar huella.

En la realización no hay quejas y sí numerosos adjetivos de admiración, pues la producción fue mastodóntica y Scorsese le sacó buen rendimiento. El aspecto visual quita la respiración desde la escenificación, con una dirección artística encomiable y unos decorados grandiosos y detallados con sumo cuidado, hasta la labor tras las cámaras, con una fotografía excelente, un montaje muy correcto y un Scorsese que siempre sabe dónde poner el objetivo y cómo realizar las secuencias de la mejor forma posible. Lástima que todo se quedase en una fachada, muy preciosista y virtuosa pero vacía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: