El Criticón

Opinión de cine y música

Buscando a Nemo

 

Finding Nemo, 2003, EE.UU.
Género: Animación, drama, comedia.
Duración: 100 min.
Directores: Andrew Stanton, Lee Unkrich.
Escritores: Andrew Stanton, Bob Peterson, David Reynolds.
Actores: Albert Brooks, Ellen DeGeneres, Alexander Gould, Willem Dafoe, Brad Garrett, Allison Janney, Austin Pendleton, Stephen Root, Vicki Lewis, Joe Ranft, Geoffrey Rush, Andrew Stanton, Elizabeth Perkins, Bob Peterson.
Música: Thomas Newman.

Valoración:
Lo mejor: Guión, animación, imaginación sin límites, personajes adorables, música… Todo.
Lo peor: Nada, excepto que por ser animación se menosprecia y no se le otorga los méritos que merece.
Mejores momentos: Tantos que me es imposible elegir: el prólogo, las medusas, las gaviotas, el relato del viaje de Martin circulando de boca en boca, la escena final…
La frase: Mío, mío.

Otra maravilla más de la factoría Pixar, otro derroche insólito de imaginación al que se ha dado forma a través de un guión impecable y una animación exquisita. Lástima que al ser del género de animación y más concretamente apta para todos los públicos sólo se considere una cinta familiar, un entretenimiento sin más valor que mantener a los críos ocupados un par de horas. Pues no señores, esto es cine con mayúsculas, como también lo fueron Toy Story 1 y 2, Bichos o Monstruos S.A.. De hecho, estas obras están a años luz del resto del cine actual en cuanto a originalidad y riesgo artístico, y respecto a guiones pocas las igualan o superan. En concreto hubiera podido afirmar que Buscando a Nemo fue la mejor película del 2003 si no fuera por la presencia de otras grandes obras como Mystic River o Master and Commander.

Buscando a Nemo narra la epopeya de un padre en busca de su hijo desaparecido. El viaje resulta una aventura fascinante donde los personajes crecen y aprenden en cada nueva situación mientras deleitan al espectador con sus emotivas, espectaculares y divertidas historias. Como es habitual en Pixar asistimos a un desfile asombroso de protagonistas carismáticos y situaciones encantadoras o impactantes. Los autores del libreto (Andrew Stanton, Bob Peterson y David Reynolds) son auténticos genios de la descripción de personajes y la narrativa ágil y dinámica donde tiene cabida todo lo que sus mentes sean capaces de concebir. El resultado es un guión memorable y delicioso.

De la animación tampoco puedo escribir otra cosa que halagos. La calidad de las texturas, los avances tecnológicos aplicados con tanta sabiduría, la belleza de las imágenes, los diseños de las criaturas protagonistas (donde juega un papel crucial la expresividad)… En concreto las imágenes del agua son increíbles, fue la primera vez que se alcanzó un realismo total con este elemento. Otro aspecto que ayuda a alcanzar el nivel de excelencia que ofrece esta obra de arte es la música, donde a pesar de repetir los mismos esquemas de siempre Thomas Newman consigue sacarnos sonrisas y lágrimas a partes iguales (especialmente destacable es el momentazo en la red de los pescadores). Es ineludible agradecer también el gran trabajo de los dobladores españoles, que acertaron de lleno en todas las voces, en especial en casos tan complicados como los niños y la alocada Doris (en inglés Ellen DeGeneres, en castellano una espléndida Anabel Alonso).

Drama, comedia y acción pasan ante nuestros ojos a toda velocidad a través de un hermoso relato que versa sobre el sacrificio, la valentía, la amistad, la familia, los peligros y también la belleza del mundo que nos rodea… Las secuencias inolvidables son tan numerosas que no me queda otra opción que decir lo evidente: la película es perfecta de principio a fin. Como indicaba al principio, el cine es cine y la calidad es calidad sin importar el género y el público al que está destinado.

Anuncios

4 Respuestas a “Buscando a Nemo

  1. Espilberg 21/05/2008 en 22:24

    La película más impática y mejor ambientada de Pixar. Su virtuosismo a la hora de crear el fondo marino me sigue sorprendiendo.

    Me pilló con un poco de recelo, pues creía que sería demasiado infantil. Pero me quivoqué. Aunque para mí Pixar ya se ha superado con Los Increíbles y Ratatouille (personalmente, la mejor película del año pasado), y espero que también con WALL-E, Buscando a Nemo seguirá siendo de mis favoritas.

    Un saludo.

  2. Warren Keffer 22/05/2008 en 0:55

    A mí Ratatouille y Los increíbles me parecen películas menores. Divertidas y bien hechas, pero nada destacables. La única decepción ha sido Cars. No esperaba que Pixar hiciera algo tan típico y aburrido :-O

  3. Espilberg 22/05/2008 en 1:06

    Pues a mí me parecen oobras maestras, pero sobre gustos nohay nada escrito.

    Y Cars no la soporto. ¿Por qué van a hacer la segunda parte?…

  4. Pingback:Los Oscar, poco cine y muchos intereses « El Criticón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: