El Criticón

Opinión de cine y música

Indiana Jones y la última cruzada

Indiana Jones and the Last Crusade, 1989, EE.UU.
Género: Aventura, acción, fantasía.
Duración: 127 min.
Director: Steven Spielberg.
Escritores: Jeffrey Boam, historia de George Lucas y Menno Meyjes.
Actores: Harrison Ford, Sean Connery, Denholm Elliot, John Rhys-Davies, Alison Doody, Julian Glover, River Phoenix.
Música: John Williams.

Valoración:
Lo mejor: Guión (acción, aventura, humor, personajes…), actores con una química insuperable, una banda sonora gloriosa y una realización espléndida.
Lo peor: Nada.
Mejores momentos: Tantos… La huida de Venecia, la huida del castillo en motos, la lucha contra el tanque, la estancia en el cañón de la Media Luna…
La pregunta: ¿Por qué en El arca perdida no le manteían el acento a Sallah en la versión doblada y ahora sí?
La frase: Debería estar en un museo.

* * * * * * * * *

Probablemente las malas críticas que tuvo El templo maldito le indicaron a Spielberg que quizá sería mejor repetir el esquema argumental de En busca del arca perdida y darle mayor grandeza a la aventura. Y funcionó, vaya si funcionó, porque La última cruzada es sin duda la mejor entrega de Indiana Jones. Todo en esta cinta es sobresaliente, brillante. El guión es el más trabajado de todos, y aparte de bordar con creces todos los elementos clásicos de la saga (acción, historia llena de misticismo, lugares exóticos y personajes carismáticos) destaca sobre todo por su equilibrada trama, donde se desglosan muy correctamente las pistas y hallazgos de las indagaciones, así como por su gran sentido del humor, logrado éste gracias a unos diálogos que son siempre perfectos. El ritmo es espléndido, sin descanso y sin aglomeraciones. Cada escena está puesta donde mejor funciona, cada diálogo está colocado con precisión exquisita en el instante donde más efectivo resulta. El guión es, en definitiva, antológico.

La realización de Spielberg saca el máximo partido de libreto, ofreciendo una escenificación espectacular y un manejo de cámara como siempre tan profesional como virtuoso. La fotografía, el vestuario, los decorados, las localizaciones y los efectos especiales son de primer nivel, y la banda sonora de John Williams resulta la más completa y fascinante de la tetralogía. Pero quizá lo más remarcable sea la excepcional labor de los actores, todos impresionantes en sus papeles, aunque despunta de manera remarcable la pareja Harrison Ford y Sean Connery. Si los personajes son muy completos y los diálogos sublimes, los intérpretes les dieron vida propia con un resultado inolvidable, obteniendo una de las pajeras que mejor química ha tenido en la historia del cine.

La película es más en todos los sentidos. Tiene más acción (la escena del tanque quita la respiración), más humor (atención a la aparición de Hitler), más personajes (se amplía muy acertadamente la presencia de Marcus y Sallah) y todas las situaciones son más espectaculares, originales y resultonas. El prólogo nos introduce más a fondo en la personalidad de Indiana, mostrándonos sus inicios en la arqueología. El chico que se encargó del papel (River Phoenix) no podía haberse lanzado mejor a la fama, aunque desgraciadamente las drogas acabaron con él pocos años después. Dicho prólogo es buen ejemplo de las enormes virtudes que posee: es intrigante, atractivo, espectacular… Las escenas sobre el tren denotan gran planificación y una realización de gran calidad a pesar de las aparentes dificultades. Sin embargo no es más que la punta de un iceberg maravilloso, pues a partir de ahí se lanza en la búsqueda del grial pasando de escena magistral en escena magistral. Venecia, las catacumbas, la huida en lanchas (atención a la música en esta asombrosa secuencia), el reencuentro entre Indy y su padre, la escapada en sidecar, las persecuciones por el desierto, el clímax final, los competidores ambiciosos (Donovan), los enemigos implacables (nazis), la chica hermosa que esta vez esconde una sorpresa (fantástica la interpretación de Alison Doody, que como las otras féminas de la saga no llegó a hacer nada más digno de mención en su carrera) y por supuesto los misterios que juegan con leyendas pseudo históricas dan forma a una producción mítica, inolvidable y que se puede ver un millar de veces, pues no pierde ni con los años ni con los visionados.

Ver también:
En busca del arca perdida.
Indiana Jones y el templo maldito.
Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal.
John Williams – Indiana Jones y la última cruzada.

4 Respuestas a “Indiana Jones y la última cruzada

  1. Espilberg 05/06/2008 en 22:04

    La estuve viendo el otro día, y sigue pareciéndome fantástica. El Grial es la mayor leyenda de todas, y aquí está retreatado genial. Me encantan sobre todo las tres pruebas finales y el final, con la copa de madera y el derrumbamiento del templo…

    Y había gente que esperaba que la cuarta fuese mejor que ésta… ¿de veras se creían sus palabras?

  2. Warren Keffer 06/06/2008 en 15:57

    “Y había gente que esperaba que la cuarta fuese mejor que ésta… ¿de veras se creían sus palabras?”

    El problema es que fueron a verla con ese pensamiento, y claro, así la están poniendo a caldo. Con El templo maldito pasó más o menos lo mismo.

  3. Záresh 21/06/2008 en 1:36

    Exactamente lo que opino.

    Perfecta peli de aventuras.

    Y claro, mi favorita XD.

  4. Octavio Monti 08/03/2013 en 6:34

    Fantástica, peliculón de principio a fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: