El Criticón

Opinión de cine y música

Outlander

Outlander, 2008, EE.UU.
Género: Acción, aventura, Ciencia-ficción.
Duración: 115 min.
Director: Howard McCain.
Escritores: Dirk Blackman, Howard McCain.
Actores: James Caviezel, Sophia Myles, John Hurt, Jack Huston, Ron Perlman.
Música: Geoff Zanelli.

Valoración:
Lo mejor: Es bastante entretenida. La ambientación (vestuario, decorados, localizaciones) es más que correcta.
Lo peor: Parece compuesta por trozos de otras películas. Es demasiado previsible. La dirección es mediocre. Y podría haber dado mucho más de sí.
Mejores momentos: Como era de esperar, la mayoría de los ataques de la criatura, en especial cuando los protagonistas se preparan para defenderse (la aparición de la otra tribu, las trampas, el enfrentamiento final en las cuevas –aunque se les va la mano exagerando con el tamaño del lugar y la innecesaria y absurda presencia de ríos de lava-).
El plano: La criatura oculta en la niebla, vista tan sólo por la tenue luz de la antorcha que lanza el héroe.
El absurdo: Romper la señal de socorro cuando la nave de rescate se ve a simple vista… y que ésta se dé la vuelta al dejar de recibir dicha señal sin comprobar si al aparato se ha estropeado y hay supervivientes. Ridículo hasta resultar indescriptiblemente penoso.

* * * * * * * * *

Cogemos un poco de Alien, otro tanto de El guerrero nº 13, reescribimos las leyendas de Beowulf, incorporamos elementos de Pitch Black e incluso Matrix, y lo unimos todo sin mucho esfuerzo para obtener un producto de Ciencia-ficción de serie B que sólo gustará a los amantes del género, entre los que me incluyo.

Outlander es entretenida y no tiene momentos de vergüenza ajena (muy proclives a verse en el cine de CF o fantasía de bajo presupuesto), los caracteres resultan simpáticos a pesar de su simpleza, la criatura mola (sin más, no es nada revolucionaria; no es tan fascinante como la de The Host, por ejemplo) y… y… bueno, el resto no es para echar cohetes, pero el conjunto funciona como visionado sin pretensiones. Es una pena sin embargo que no se pusiera más empeño en el guión para apartarse de los tópicos y los remedos sacados de otras cintas, y que la dirección sea floja en general y bastante malilla en las escenas de acción (caóticas, confusas, desaprovechadas). Pero el aspecto más negativo que veo en ella es que resulta excesivamente previsible. Todo lo que va a ocurrir se puede predecir de antemano incluso desde los primeros minutos del metraje, no dejando hueco para la sorpresa ni para que nos interesemos de verdad por lo que está ocurriendo y por el futuro de los personajes.

Le ha faltado también aprovechar más algún buen apunte, como el choque cultural del protagonista con los vikingos (pues viene de una civilización muy avanzada), expuesto muy brevemente en un par de momentos en los que se preocupa por la posición de la mujer en esa cultura, o ahondar en los remordimientos del mismo por el afán conquistador de su raza, que se dejan también muy en el aire y podrían haber dado bastante de sí como conflictos internos del personaje (y eso de rechazar el volver con los suyos para quedarse con otros igual de brutos e incivilizados no convence a nadie).

En cuanto al trabajo actoral, la presencia de un veterano como John Hurt es siempre interesante, pero al resto le faltan capacidades interpretativas y sobre todo carisma. Jim Caviezel, a pesar de que suele meterse en proyectos originales y por ende atractivos, es bastante limitado y sosaina, Sophia Myles no aporta mucho más allá de sus hermosos ojos, Ron Perlman aparece durante unos segundos para tener la muerte más rara que he visto (no consigo decidirme entre si es divertida y asombrosa o estúpida e innecesaria), y Jack Huston (clavadísimo a Karl Urban en su papel de Eomer) simplemente parece translúcido, como si no estuviera.

Por citar otras semejantes, Pitch Black (David Twohy) es bastante más interesante, pues a pesar de que tampoco era un derroche de originalidad al menos aportaba cosas propias (sobre todo personajes de calidad), el Beowulf de Robert Zemeckis fue muchísimo más espectacular, y la comparación con El guerrero nº 13 (John McTiernan) sería injusta, pues juega en una liga superior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: