El Criticón

Opinión de cine y música

Watchmen

Watchmen, 2009, EE.UU.
Género: Acción.
Duración: 162 min.
Director: Zack Snyder.
Escritores: David Hayter y Alex Tse. Dave Gibbons (novela gráfica)
Actores: Malin Ackerman, Billy Cudrup, Patrick Wilson, Matthew Goode, Jackie Early Haley, Jeffrey Dean Morgan, Carla Gugino.
Música: Tyler Bates.

Valoración:
Lo mejor: Un buen número de planos muy logrados. Vestuario y demás atrezo.
Lo peor: Potencial desaprovechado. Narración torpe y sin rumbo. Personajes desdibujados y sin interés. Longitud extrema (y en DVD será, incomprensiblemente, aún más larga).
Mejores momentos: Toda aparición del Dr. Manhattan.

* * * * * * * * *

Dicen que la novela gráfica tiene una gran complejidad moral, política, social y cultural, pero, aunque sea verdad, eso en la película no se ve en ningún momento. El mundo representado queda distante, con poca vida, no conocemos apenas sus características. El ambiente supuestamente opresor y apocalíptico resulta insípido, incapaz de perturbar. Unos cuantos planos sobre zeppelines, unas apariciones anecdóticas de un Nixon patéticamente caracterizado (¿es una broma que no alcanzo a comprender?) y noticias repetitivas sobre el conflicto nuclear no son suficientes para mostrar el tono que supuestamente tiene la novela, el tono que al parecer se pretendía obtener. Me vienen a la mente Hijos de los hombres o Equilibrium (por citar dos relativamente recientes, que hay muchos más ejemplos: Blade Runner, Doce Monos…), películas en las que sí vemos mundos ficticios construidos de forma exquisita, tanto que resultan demoledores y acongojantes.

Los personajes no terminan de perfilarse por completo. ¿Cómo es posible que algunos con tanto metraje como el Búho Nocturno o la chica transmitan tan poco y resulten tan poco interesantes? Al parecer el cómic sigue un formato en el que dedica dos números a cada personaje. En el filme se intenta mantener esa estructura, pero se olvidan de adaptar y lo único que hacen es trasladar de forma visual las viñetas. Así, lo que funciona en un formato en el otro resulta un error. No han sabido sintetizar, resumir y exponer como es debido la evolución de los caracteres y las tramas, y los hilos narrativos principales (el asesinato y el cercano holocausto) parecen no avanzar entre torpes y excesivamente largas y aburridas exposiciones de personajes que no terminan de decir nada en concreto y de dirigirse a alguna parte. Así dura lo que dura. Y por si fuera poco, cuando por fin se toma un rumbo concreto y la obra adquiere interés (en los quince minutos finales, tras más de dos horas sin contar nada sustancioso, tangible), todo sucede excesivamente rápido y sabe a poco.

La puesta en escena es bastante buena, pero peca de artificios innecesarios. Zack Snyder ha madurado mucho desde 300 y maneja un buen número de recursos en una producción nada fácil. La escenificación es de gran nivel y el número de planos asombrosos es notable, sin embargo en ocasiones termina saturando, pues se va por las ramas en más ocasiones y más tiempo de lo debido: escenas que podrían haberse resumido se hacen eternas por la parsimonia y el abuso de filigranas con las que se ruedan (empecé a aburrirme en el asesinato del Comediante, que ya muestra todo lo que se infla el metraje de forma innecesaria). Otro fallo notable está en las escenas de acción: todas saben a muy vistas, pues a parte de poco originales en forma (se limitan a ser tíos pegándose puñetazos con coreografías muy manidas) están rodadas imitando demasiado a la saga Matrix. No basta alardear de trucos de cámara, de planos rebuscados, hay que saber encontrar el equilibrio entre forma y contenido, entre aspecto visual y narrativo. Me joroba que hablen de autor visionario y de revolución cinematográfica, cuando todo esto (300 y Watchmen) es más un vacile y un producto mediático (qué cansinas las campañas publicitarias) que arte de verdadera calidad. Visionarios fueron los Wachowsky con Matrix, Scott con Alien, Cameron con Aliens y Terminator I y II, Lang con Metrópolis, Lucas con La guerra de las galaxiasSnyder y su obra sólo son un producto comercial muy sobrevalorado.

Los lectores del cómic (o novela gráfica, nombre inventado para darle un poco más de seriedad, que ya se sabe que incluso en la actualidad hay quien asocia dibujos con temática infantil) parece que están saliendo bastante contentos del cine, pero en los no lectores la cosa cambia. Parece que es muy fiel, sí, pero visualmente. La narración se olvida por el camino (como indicaba, Snyder sólo sabe copiar viñetas, no es capaz de adaptar), y aunque quienes conocen la historia saben qué está ocurriendo, quiénes son esos caracteres de los que no se habla apenas y por qué se pierde el tiempo con subtramas que luego no aportan nada, el que no sabe de qué va la cosa no se entera de nada, porque el guión es insustancial. Como he dicho muchas veces, uno va al cine a ver una película, es absurdo necesitar un complemento externo para entenderla. Watchmen es por tanto una producción para fans, y si acaso también para jóvenes impresionables con unos cuantos fuegos artificiales.

8 Respuestas a “Watchmen

  1. Espilberg 16/03/2009 en 22:55

    Yo, como lector y fan acérrimo de cómic, he de decir que la película me gustó, pero que me ocurre lo mismo con Watchmen que con 300: toda la gente pierde el culo por ella y la consideran una película sensacional, pero a mí no me parece que sea para tanto.

    Watchmen como adaptación es buena, como película me gustó (salvo la inefable Malin Akerman) y me pareció que tenía momentos de muchísima fuerza. Lo malo es que el cómic y el cine son dos medios muy diferentes: por eso, momentos como la conversación Laurie-Manhattan en Marte son cojonudos en papel, pero en pantalla son un coñazo (y encima ese momento está muy mal adaptado: solo te digo que Laurie descubre toda la verdad por sí misma en el cómic, no porque Manhattan con una chispa de sus dedos la haga saberlo todo).

    Aun así, el cómic es mil veces mejor: porque desarrolla mejor a todos los personajes (aunque en la película los tratan bastante bien, Ozymandias y Espectro de Seda son masacrados en esta adaptación), porque aparecen multitud de secundarios que enriquecen la historia y porque de verdad emociona. Escenas como el final eran impresionantes en el cómic, pero en la película son vacuas y vacías.

    Ese es otro problema de la película: fría y monótoa cuando no debería serlo, ni como adaptación ni como película.

    He de felicitar a Snyder porque ha conseguido hacer la mejor adaptación posible del cómic (y su versión final DEBE durar más, porque una obra como Watchmen lo merece; así va a incluir todo aquellos que puede enriquecer esta adaptación y que la haga incluso mejor; cruzo los dedos) respetando al máximo al fan y al cómic, pero prefiero antes un tomo de 400 páginas que cuatro DVD con la película y los extras.

    Y aun así me compraré el DVD, porque quiero ver cómo amplía y explica Snyder en términos cinematográficos todo el Universo Watchmen.

    ¡saludos!

  2. Warren Keffer 17/03/2009 en 18:48

    Como digo, no he leído el cómic, pero viendo los comentarios de la gente pienso que no está bien adaptado, sino que ha sido trasladado a imágenes reales. Y eso no no da buenos resultados: es una película absurda y erróneamente larga, no sabe relatar los acontecimientos con cohesión, intensidad e interés, y los personajes no tienen dibujo alguno. Se podrán ver todas las viñetas, pero el cine es el cine y no funciona igual.

    Vaya tocho el tuyo xDD
    Un saludo.

  3. Espilberg 17/03/2009 en 20:57

    Coincido en tu comentario, aunque lo de absurda… precisamente uno de los aciertos de Watchmen es que ofrece una nueva perspectiva al cine de superhéroes (aunque no al nivel de TDK, y ese será un nivel que permanecerá intocable durante años).

    Watchmen tenía el problema de que es una obra tan compleja que su adaptación iba a quedar pobre por obligación: la película se centra solo en los asuntos principales, pero estos son también tan numerosos que en ocasiones (pocas, aumentan en torno al final, la parte más masacrada) se resienten. Los personajes principales están bien, pero para disfrutarlos en todo su esplendor hay que irse al cómic: Rorschach, por ejemplo, es de los mejores adaptados, pero en el cómic comienza una escala hacia su humanidad que la película obvia; Búho es más patético, pero al ponerse el traje toma confianza, cosa que la película también obvia.

    Sin duda el Comediante es el mejor adaptado, aunque le falte algo de ironía. Y el Dr. Manhattan también. Lo de Espectro de Seda es una masacre: de ser una mujer fuerte pero sensible, caaz de sentir el dolor y necesitada de su identidad superheroica aunque la deteste, a una tía insensible que desea por todos los medios ponerse otra vez el traje porque disfruta de él. ¡Por favor!

    Y Ozymandias, un pijo millonario que originalmente era un hombre fuerte y egocéntrico, un Dios entre hombres.

    Trasladar viñetas a la pantalla otorga un nivel de adaptación cojonudo. Pero en ocasiones las vietas no están pensadas para la gran pantalla.

    Una cosa: si mi anterior comentario te pareció un tocho, espera a mi crítica… xD

    ¡Saludos!

  4. Espilberg 17/03/2009 en 20:58

    Por cierto, permíteme una corrección: la novela gráfica es de Dave Gibbons y de Alan Moore, solo que este último se negó a aparecer en los créditos. ;)

  5. Warren Keffer 18/03/2009 en 18:01

    Sé de lo de Moore. Ante la duda de ponerlo o no puse la ficha técnica como viene en los demás sitios.

    Por cierto, no lo he dicho, pero me alegro que a los fans les guste tanto, sobre todo teniendo en cuenta la dificultad del proyecto. Yo he sufrido alguna adaptación de obras muy queridas, cuyas películas me dan ganas de despellejar a sus directores: Tropas del espacio, El Señor de los Anillos…

  6. Pepe23 19/03/2009 en 17:30

    Bueno, yo soy fan del comic y la película la verdad es que no me ha gustado. No porque sea más o menos fiel, que se sobreentiende que tendrá que resumir, sino precisamente por lo que comentas: no adapta, copia. Si el comic tiene 400 páginas, la película coge las 200 que le parecen más interesantes y las pone casi sin tocar, olvidando el resto. Esto no es adaptar, es copiar y mutilar. Es lo mismo que se hizo en Sin City y 300, sólo que en aquellos casos la menor complejidad de lo adaptado hizo que la jugada saliera mejor.

    La película me pareció larga, torpe y aburrida. ¿Podría haber sido peor? Desde luego, podría haber sido muchísimo peor. Pero que un director tanga tantas posibilidades para hacer la adaptación – casi carta blanca por parte de los productores – y sólo consiga hacer esto es descorazonador.

    Saludos

  7. Warren Keffer 19/03/2009 en 19:27

    Bueno, creo que el director tuvo alguna peleilla con los productores por el tema del metraje y de ser una historia supuestamente adulta e inteligente (que en la peli no lo es mucho).

    Saludetes.

  8. Pepe23 19/03/2009 en 20:13

    Bueno, siempre hay alguna discusión, pero le han dejado hacer una peli basada en un comic de casi 3 horas, además de los correspondientes montajes del director en DVD… vamos, una oportunidad única. Y además dicen que está el primero en la cola por si Nolan se aburre de Batman… ¡miedo me da!

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: