El Criticón

Opinión de cine y música

Los mundos de Coraline

 

Coraline, 2009, EE.UU.
Género: Animación, fantasía.
Duración: 100 min.
Director: Henry Selick.
Escritor: Henry Selick, Neil Gaiman (novela).
Actores: Dakota Fanning, Teri Hatcher, Jennifer Saunders, Dawn French, Keith David, John Hodgman, Robert Bailey, Ian McShane.
Música: Bruno Coulais.

Valoración:
Lo mejor: Diseño artístico, animación, la sublime banda sonora y la fascinante belleza que alcanza la conjunción de todos estos elementos.
Lo peor: La historia es muy típica y el ritmo no es perfecto.

* * * * * * * * *

Coraline es la primera película de animación tradicional (es decir, que se obtiene moviendo muñecos fotograma a fotograma) rodada en 3D, y dicen que el resultado es más que bueno. Pero todavía falta bastante para que todos los cines estén a la última, así que no todos hemos podido disfrutarla al completo. Pero obviando los prometedores efectos que se obtengan de dicha técnica, Coraline sigue siendo completamente disfrutable en cines o reproductores de DVD normales.

El personaje principal es cautivador y lo suficientemente sólido como para sostener la cinta en sus hombros. En Coraline se representan clásicos miedos y deseos infantiles y a través de sus aventuras se exponen algunos problemas habituales de esa edad, como los padres ausentes, las amistades y el inicio de la independencia intelectual. Gran parte de la calidad de este carácter se debe al guión y la animación, pero sin una voz adecuada que se ajustara a la personalidad buscada no se habría logrado un resultado tan bueno: la joven y conocida actriz Dakota Fanning, que ha demostrado su buen hacer en numerosas ocasiones, ofrece una interpretación que se ajusta perfectamente a cada matiz, transmitiendo cada sentimiento y emoción de la protagonista.

El exquisito y detallista diseño artístico y las excelencias de la animación ofrecen un aspecto visual brillante, arrebatador, pero el conjunto final gana enteros gracias a la sublime partitura de Bruno Coulais (que se dio a conocer al mundo con Los chicos del coro), imaginativa, hermosa y perfectamente acoplada a las imágenes. Sin embargo el guión no es perfecto. La historia, al ser la enésima revisitación del clásico Alicia en el país de las maravillas está muy vista y por lo tanto su trayectoria en general se ve venir. A eso hay que sumarle que el ritmo es algo irregular y en algunas ocasiones parece incluso perder el rumbo (la presencia de algunos personajes secundarios se alarga innecesariamente), con lo que, a pesar de que cada escena es un torbellino de magia y emociones y en conjunto la cinta es un espectáculo bellísimo y gratificante, se ve lastrada por ese ritmo mejorable y la falta de garra en la trama. Y no es un pero, pero considero oportuno añadir que no es una producción apta para los más pequeños, pues contiene momentos agobiantes y algunos tramos bastante oscuros.

La historia se basa en una novela gráfica de Neil Gaiman (ilustrada por Dave McKean), quien ya ha visto algunas de sus obras adaptadas a la gran pantalla (Beowulf –animación digital también rodada en 3D-, Stardust…), y pocos son conocedores de que el director Henry Selick fue también el artífice de la obra de culto Pesadilla antes de Navidad, pues siempre se le atribuye el mérito a su productor, Tim Burton. Quizá los buenos resultados económicos y críticos de Coraline sirvan para que ambos nombres obtengan el peso y fama que merecen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: