El Criticón

Opinión de cine y música

Harry Potter y el Príncipe Mestizo

 

Harry Potter and the Half-Blood Prince, 2009, EE.UU.
Género: Fantasía, aventura.
Duración: 153 min.
Director: David Yates.
Escritores: Steve Kloves, J. K. Rowling (novela).
Actores: Daniel Radcliffe, Ruper Grint, Emma Watson, Jim Broadbent, Michael Gambon, Maggie Smith, Alan Rickman, Julie Walters, Mark Williams, Bonnie Wright, Helena Bonhan Carter, Tom Felton, Evanna Lynh.
Música: Nicholas Hooper.

Valoración:
Lo mejor: Jim Broadbent.
Lo peor: Todo lo demás: dirección, guión, actores jóvenes, música…
El título: Me niego a emplear la horrorosa traducción El misterio del príncipe que se sacaron de la manga los de la editorial en español y patéticamente han mantenido los de la distribuidora.

* * * * * * * * *

¿Pero esto qué es? ¿Por qué cuando la saga debe ir a más, siguiendo las novelas, va a menos? ¿Por qué los directivos y productores tienen tanta fe en un guionista (Steve Kloves) que no consigue rascar más allá de la superficie y un director (David Yates) al que (como al elegido en las primeras entregas, Chris Columbus) le falta muchísima maduración? Así, mientras La Orden del Fénix se salvó por los pelos aquí los fallos de aquella han ido a más y consiguen que Harry Potter y el Príncipe Mestizo sea un despropósito, el peor capítulo de la serie cinematográfica. Y aún así contarán con el mismo equipo para el último episodio, que para colmo ha sido dividido en dos. ¿Por qué, por qué después de este fiasco siguen manteniendo a los mismos realizadores? ¿Sólo ven la taquilla, no son conscientes de cómo cala la adaptación entre el público?

Hay tanto de lo que quiero quejarme que no sé ni por dónde empezar. Como indicaba la cinta ofrece un retroceso en vez de un progreso lógico, tanto en la forma como en el contenido.

La historia de la novela correspondiente (bastante interesante teniendo en cuenta que la saga literaria es poca cosa más allá de un entretenimiento decente) se sigue sólo por encima, omitiendo todo lo jugoso, y lo que podría haber sido una cinta oscura y espectacular resulta una bobada de amoríos juveniles: Hogwarts es un putiferio constante donde no parece haber peligro alguno. Se alargan demasiado cosas obvias, se dan rodeos absurdos, se repiten las mismas ideas constantemente (¿de verdad hace falta recalcar situaciones tan obvias como la atracción entre Ron y Hermione, de verdad hay que sacar un plano de Malfoy en cada escena para que sepamos que está tramando algo?). En resumen, se opta por un tono demasiado adolescente donde falta una historia tangible, una narración sólida que exprimiera toda la aventura y los misterios latentes en la novela.

La anterior entrega fue convertida en una comedia tontorrona pero al menos no recortaba nada realmente importante, era entretenida y tenía unos cuantos instantes dignos de mención, pero en ésta se avanza a través de escenas inconexas e incoherentes. Las injustificables dos horas y media de metraje se hacen eternas, y por fin, cuando llegamos al tramo final, de gran fuerza y espectacularidad en el libro, todo sucede de forma tan rápida y superficial que sólo queda soltar un “¿y ya está, tantos minutos para tan poca cosa?”.

Aparte de los negligentes recortes en la trama hay un agujero de guión notable: no sé por qué tanto empeño en el recuerdo del profesor Slughorn (un estupendo Jim Broadbent) si es irrelevante para la historia, pues es exactamente lo que Dumbledore está haciendo y dicha información no supone revelación alguna ni es una pista que permita hallar los objetos (sobre los que no se explica casi nada, pues toda esa parte por desgracia se salta). Y por favor, que alguien me explique el sentido de la escena del ataque a la Madriguera, un drástico e innecesario cambio respecto al original. Y qué penosa la escena revelación del Príncipe Mestizo: “¡Yo soy el príncipe, síii, enfócame más de cercaaa por si alguien no se ha enterado todavíaaa!”.

El mediocre director ya se notaba limitado en La Orden del Fénix, pero aquí anda perdidísimo. La cinta está rodada de forma tan plana e impersonal que parece un telefilme de alto presupuesto. Todos las escenas se ruedan de la misma forma: planos medios (algunos demasiado alejados) y fijos y actores inertes recitando diálogos sin chispa. Y ésa es otra: no sabe dirigir a los actores. ¿Pero en qué cabeza cabe que una escena se puede construir con tipos que se quedan de pie balbuceando tonterías? ¿Dónde está el dinamismo, la vida? Es una de las superproducciones peor rodadas que he visto en mi vida.

Hablando de superproducción, volvemos a lo de que parece un retroceso en vez de un avance: los efectos especiales se me antojan bastante inferiores a los de las anteriores películas, de hecho el presupuesto parece ser la mitad que antes, pues no hay nada espectacular, no se encuentra ninguna imagen o escena que sorprenda o emocione por su grandeza visual. Incluso en momentos clave falla: la mítica parte de la cueva y el posterior ataque a Hogwarts son trasladados de forma tan aburrida, tan insípida… y por desgracia no hay más instantes remarcables en este relato.

Un aspecto que me duele mucho, otro error que se arrastra desde La Orden del Fénix y seguirá así hasta el final de la saga, es que el compositor de la banda sonora es totalmente inadecuado: Nicholas Hooper proporciona una partitura vergonzosamente mediocre. ¡Con todos los grandes músicos que podían haber elegido! ¡Qué gran error fue pasar de Patrick Doyle!

Y por último una breve nota sobre los actores. Como es habitual destacan los adultos, pero lamentablemente estas grandes figuras desaparecen en los recovecos de este relato insulso y se les desaprovecha totalmente (en especial a los siempre impresionates Alan Rickman y Michael Gambon), exceptuando al ya citado Broadbent, que sobresale aún más porque está rodeado de críos incapaces de la más mínima expresión (Daniel Radcliffe en concreto resulta incluso una presencia molesta).

Pues nada, lo que ocurre más de la cuenta en Hollywood: qué poco se cuidan a la hora de tratar de conseguir buenos resultados artísticos, cómo se nota que solo i
mporta la pasta.

Anuncios

4 Respuestas a “Harry Potter y el Príncipe Mestizo

  1. Reven 28/10/2009 en 23:29

    Pues sí; discrepamos en todo… XD

    A mí La Orden del Fénix me pareció una película muy descafeinada, pasable en el sentido de que no se rememora. Este Príncipe Mestizo tampoco la recordaré como una de las grandes (la euforia inicial se pasó), pero me entretuvo muchísimo durante su, eso sí, abultado metraje.

    Tampoco es que el libro original sea una maravilla: para mi gusto, el peor, el más insustancial e innecesario, donde abundaban únicamente tramas innecesarias amorosas, los Horrocruxes pésimamente metidos (¿en el penúltimop libro y dejas su búsqueda y explicación para el séptimo? ¡venga ya…!) y muchas conversaciones aburridas con Dumbledore (y el asunto del recuerdo olvidado de Slughorn, en el que Harry utiliza vilmente el recuerdo de su madre muerta para conseguirlo). Para lo poquísimo que tiene el libro, lo cierto es que me pareció que lo hacían ameno y entretenido, y me bastaba; encima, viniendo del peor libro.

    Sobre el final, pudo ganar en emotividad, sí… pero no necesitaban primerísimos planos y música estridentemente melancólica para que la gente llorase: a mi gusto, seguía siendo emotivo y doloroso dentro de esa frialdad, de esa sencillez.

    Para gustos, colores, como dicen. Para la séptima película sí espero un espectáculo más que decente; y es que el libro no es más que eso, un espectáculo continuo.

    ¡Saludos!

  2. Milo 09/11/2009 en 11:12

    Warren, he vuelto, otra vez, parezco Ikki de los Caballeros. Solo saludarte, y recomendarte 500 días juntos y preguntarte si has visto El Imaginario del Doctor Parnassus.Un abrazo

  3. Warren Keffer 09/11/2009 en 19:35

    No he visto El imginario, y supongo que no llegará a mi zona :-S, así que hasta el DVD nah.
    La recomendación la tendré en cuenta.

    Bienvenido de nuevo :)

  4. Lucas 16/04/2010 en 16:39

    “La anterior entrega fue convertida en una comedia tontorrona”. ¿Dónde le viste eso a la Orden del Fénix? Fue una película pro cierto bastante más oscura que ésta. Apenas recuerdo algún chiste aislado o algun juego humorístico inicial con el personaje ese de Dolores Umbrig¡dge pero de ahí a ser una comedia….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: