El Criticón

Opinión de cine y música

Robin Hood

Robin Hood, 2010, EE.UU.
Género: Drama, acción, aventuras.
Duración: 140 min.
Director: Ridley Scott.
Escritores: Brian Helgeland.
Actores: Russell Crowe, Cate Blanchett, Mark Strong, William Hurt, Max von Sydow, Oscar Isaac, Danny Huston, Mark Addy, Eileen Atkins, Kevin Duran, Scott Grimes, Léa Seydoux.
Música: Marc Streitenfeld.

Valoración:
Lo mejor: Cate Blanchett, y después todo lo demás, que no es poco.
Lo peor: Algún detallito menor, como el exagerado ascenso del protagonista o el precipitado tramo final. Que el metraje haya sido recortado para estrenarse en cines.
Mejores momentos: Robin y Marion conociéndose, Robin y Marion enamorándose.

* * * * * * * * *

Impresionante cinta de aventuras medievales la orquestada por Ridley Scott, bastante más redonda que la fallida versión en cines de El reino de los cielos, que luego mejoró sustanciosamente con casi cincuenta minutos extras en DVD, lo que me lleva a pensar que Robin Hood, a la que se añadirán diecisiete, también mejorará, porque es un peliculón pero no alcanza la perfección, y le falta poco, muy poquito para hacerlo. Y esto me lleva a comentar que hay obras que no deberían ser ajustadas o resumidas al metraje comercial (dos horas y poco), porque pierden mucho y, como en este caso y la anterior de Scott, les hacen quedar peor de lo merecido ante la crítica (tanto de los medios como del público).

Lo que más me ha llamado la atención en Robin Hood no es su fastuosa, exquisita e insuperable puesta en escena, que era de esperar de un director de tantísima calidad, sino que su guión (Brian Helgeland) es de un nivel que no veía en el género desde Gladiator y Braveheart. El libreto nos presenta una clásica historia de intrigas palaciegas y los problemas del pueblo llano para sobrevivir en el caos en que sus gobernantes sumergen los países, pero lejos de saber a visto es sumamente gratificante gracias a su complejidad y equilibrio narrativo. El desarrollo de los acontecimientos (numerosos y divididos en dos líneas narrativas –la de Robin y la de la corte-) está muy bien expuesto, con un ritmo muy bueno y con las revelaciones y giros (bastante interesantes en general, aunque hay algún instante algo rebuscado) correctamente dosificados. Los personajes, que son muchos, obtienen un tratamiento magnífico, consiguiendo algunos de los caracteres más redondos que he visto en muchos años: los secundarios tienen carisma y no pasan desapercibidos, y los protagonistas son memorables. Especialmente digna de recordar es la relación entre Robin y Marion, una historia de amor que me ha parecido tratada con una delicadeza como pocas veces he visto en una película: los primeros pasos, los primeros chispazos, el acercamiento mutuo y por fin el estallido de la pasión están narrados con maestría. Y no me cabe duda de que un aspecto importantísimo para la credibilidad de esta relación es la soberbia labor de sus actores: un como siempre excelente Russell Crowe (he visto críticas donde se quejan de que no alcanza a sus mejores papeles –Gladiator y El dilema, en mi opinión-: ¿y qué más da si eso no impide que esté tremendo?) y sobre todo una Cate Blanchett que merece muchísimo más reconocimiento, y espero que esta enorme interpretación se lo dé. Y no menosprecio la excelente labor de secundarios de lujo como William Hurt o Mark Strong, entre otros muchos.

A pesar de todo esto, como indicaba al principio estamos ante una cinta grande pero no sublime. Le falta algo y a la vez le sobran un par de cosillas. El tramo final es lanzado precipitadamente, desembocando en una batalla bastante buena pero con huecos que espero que sean rellenados en su versión completa. Por ejemplo, la llegada de Marion con los críos huidos descoloca por repentina y no explicada, y no dudo de que tendrá razón de ser en el DVD (si no, será un agujero de guión bastante notable). Pero lo que no se podrá arreglar son los dos puntos siguientes: la forzada presencia de Marion en plan guerrera Eowyn me sobra en el contexto histórico del relato, y el ascenso de Robin llega un momento en que deja de ser creíble y pasa a ser muy exagerado: de arquero pasa a líder militar capaz de soltar grandes discursos ante ejércitos y reyes. No, no hacía falta convertir a los protagonistas en unos héroes de semejante calibre, es una salida que desentona con el resto de la cinta y que afea ligeramente una producción más que buena.

Termino volviendo a la realización. Es perfecta, y punto. Scott parece hacer fácil el rodaje de cintas tan complicadas como esta, que deben ser cuidadas milimétricamente desde el vestuario, localizaciones y decorados hasta la planificación de escenas, la fotografía y el montaje. Salvo la música, bastante buena pero mejorable, todo es exquisito y ofrece unas imágenes que van de lo bellísimo a lo espectacular. Secuencias como el asalto inicial son alucinantes (aunque no alcanza los niveles de espectacularidad de El reino de los cielos, pues es una cinta más inclinada al drama y la intriga), y en general toda la película es visualmente fascinante.

Ardo en deseos de ver la versión completa para comprobar si realmente estamos ante una cinta de notable con algunas imperfecciones o es prácticamente perfecta.

6 Respuestas a “Robin Hood

  1. Job 08/06/2010 en 17:14

    Estoy bastante de acuerdo contigo salvo en dos detalles. La música me ha parecido que tiene ecos de muchas otras peliculas (un amigo mí dice que es la del “Último Mohicano” pero en celtico.
    Respecto al encumbramiento de Robin no lo veo tand esajustado, desde primera hora muestra un carisma capaz de decirle 2 verdades al Rey Ricardo. Eso si con tanto noble por medio no lo veo dirigiendo tropas aunque si arengando a sus hermanos de armas

  2. Warren Keffer 08/06/2010 en 21:54

    La música bebe sobre todo de El reino de los cielos (Harry Gregson Williams en general), que por cierto es una BSO memorable. Del Mohicano no le veo nada, y es una BSO que he escuchado mucho. También se nota un huevo que es el enésimo hijo de la factoría Zimmer.

  3. Job 09/06/2010 en 11:13

    Lo de Mohicano era un chiste por parte de mi amigo apra explicar que le sonaba a algo trillado

  4. Espilberg / Reven 10/06/2010 en 16:37

    SPOILERS

    El otro día hablaba con un amigo que estudió Historia: no le gustó, principalmente por el hecho de que en la película se habla de la redacción de una Carta que garantice los derechos de libertad de los hombres… ¡en pleno siglo XII!

    Por desgracia, licencias como esta son muy frecuentes en el cine histórico; vamos, que como detalle más puramente hollywoodense es comprensible.

    Lo que no me gustó de la película fue que como cinta de orígenes de Robin Hood no funciona. Pero para nada. No ofrece unas causas claras de por qué Robin será el mito que fue. Para colmo, el tramo final es muy forzado, ofreciendo una batalla final que a santo de por qué está ahí, solo para ofrecer un desenlace espectacular; y la última escena, con los ciervos y las cabañas en Sherwood, es casi una justificación (muy pobre) de que esta película trate sobre Robin Hood.

    Hubiese preferido una visión desmitificada del mito (como iba a ser), no una cinta de orígenes a medias.

    Pero como película medieval, cumple de sobra. Me gustó ver reflejada con cierta fidelidad la Edad Media y sus intrigas; incluso si antes comentaba el fallo sobre la Carta Magna, no me puedo quejar de los personajes basados en personajes reales, ni en cómo refleja el dá a día de aquel entonces.

    Como película medieval es realmente buena, y no solo en la excelente ambientación. Eso sí, como cinta de Robin Hood no cuela.

    Y una cosa: ¿te has fijado que para ser Robin Hood solo dispara tres flechas en toda la película? XD

    ¡Saludos!

  5. Warren Keffer 10/06/2010 en 22:48

    Para mí sí explica el origen del personaje; es cierto que se va muy atrás y termina justo cuando se va al bosque, pero no lo veo como un problema o fallo, sino simplemente como una elección de los creadores de la peli. Pero sí, quizá en el final podían haber ahondado algo más. Quizá la extendida arregle esos problemas.
    Es cierto que lo de los derechos no encaja en la sociedad relatada, pero también Braveheart era un pifostio en el tema histórico y para mí no por eso deja de ser un peliculón.

  6. Espilberg / Reven 10/06/2010 en 23:03

    Ridley Scott no termina de conseguir libertad: que si le recortan de Gladiator, que si American Gangster duraba 20 minutos más (aún no la he visto entera), que si El Reino de los Cielos fue mutilada (y espero que esos 50 minutos adicionales mejoren el soberano aburrimiento que vi hace años), que si ahora Robin Hood… Bueno, ahí tenemos el caso de Blade Runner, sin duda hasta exagerado.

    El problema principal que le veo es ese: no termina de explicarnos qué motivará a Robin en sus futuras aventuras en Sherwood, el desenlace no es más que una excusa.

    Tal vez si se hubiese centrado en cómo Robin se rebela contra ese sistema con la misma fuerza que con la trama de las intrigas de palacio, en lugar que con la innecesaria trama de la invasión francesa, hubiese sido más Robin Hood.

    Pero no sé por qué me quejo tanto: tampoco me entusiasma el personaje XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: