El Criticón

Opinión de cine y música

Tiempos de gloria

Glory, 1989, EE.UU.
Género: Bélica, drama.
Duración: 122 min.
Director: Edward Zwick.
Escritores: Kevin Jarre basándose en las novelas de Lincoln Kirstein, Peter Bourchard y las cartas de Robert Gould Shaw.
Actores: Matthew Broderick, Morgan Freeman, Denzel Washington, Cary Elwes, Jihmi Kennedy, Andre Braugher.
Música: James Horner.

Valoración:
Lo mejor: Música, fotografía, vestuario, dirección, actores secundarios.
Lo peor: Es muy típica y predecible.
Mejores momentos: Las batallas, la odisea de buscar zapatos y la lucha contra el indigno salario.

* * * * * * * * *

En el fondo Tiempos de gloria es una película excesivamente clásica o hollywoodiense de guerra y héroes, donde todos sus personajes y situaciones obedecen a arquetipos muy fáciles de ver y cuyas evoluciones todo espectador intuirá rápidamente. El joven héroe que debe luchar con ingenio en un mundo difícil, los amigos que chocarán con su rápido ascenso, el rebelde que molesta a todos pero termina siendo un amigo de valor, el líder sin escrúpulos que pondrá a los héroes en peligro, las clásicas escenas de superación personal, las batallas donde se salvan unos a otros cuando el relato lo requiere, el final trágico que convertirá a los protagonistas en héroes para la posteridad…

Si la cinta destaca como una producción impresionante y una obra de gran calidad es porque sus artífices la construyen con una artesanía impecable y se sobreponen a los tópicos para convertirla en un relato de héroes clásicos de primer nivel. El guión (basado en un par de novelas y las cartas que escribió el protagonista) lo tiene puesto todo en su momento justo para no resultar forzado y ofrece diálogos correctos y personajes de calidad cuya evolución, aunque se vea venir, es coherente y sirve bien a los propósitos de la cinta. Incluso las partes más previsibles (como el final) se ruedan tan bien que no puedo quejarme de momentos excesivamente manipuladores, de hecho resultan espectaculares. La fotografía, vestuario, sonido y sobre todo dirección son impecables y ofrecen un aspecto visual arrebatador, donde destacan unas batallas impresionantes cargadas de extras y realismo (se podían hacer maravillas sin efectos digitales). Pero lo que reluce de forma asombrosa es la excelsa banda sonora de James Horner, una de las grandes obras maestras de su carrera (y tiene unas pocas inolvidables), que redondea y realza la cinta de forma magistral y cuyo tema central es de los más memorables de la historia de la música de cine.

El reparto lo encabeza un joven Matthew Broderick, quien se ve bastante limitado por su inexperiencia, pero está secundado por algunas figuras que ofrecen interpretaciones que van desde lo impresionante (Denzel Washington dándose a conocer a lo grande) a lo sobradamente profesional (Morgan Freeman es un valor seguro ahora y lo era hace veinte años).

Edward Zwick es un director que no se prodiga mucho, pero en su haber tiene cintas francamente buenas, como la aquí comentada, Leyendas de pasión o las muy infravaloradas Resistencia o El último Samurai. Es una pena que no se deje ver más a menudo, porque es un realizador muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: