El Criticón

Opinión de cine y música

La red social

The Social Network, 2010, EE.UU.
Género: Drama, biografía.
Duración: 121 min.
Director: David Fincher.
Escritores: Aaron Sorkin, Ben Mezrich (novela).
Actores: Jessi Eisenberg, Andrew Garfield, Armie Hammer, Rooney Mara, Justin Timberlake, Rashida Jones, Max Minghella.
Música: Trent Reznor, Atticus Ross.

Valoración:
Lo mejor: El guión, de una calidad inimaginable.
Lo peor: La sensación de que no tiene final.
Mejores momentos: Por citar uno entre muchísimos, el prólogo.
La curiosidad: Los gemelos son interpretados por un solo actor.

* * * * * * * * *

Basada en el libro Multimillonarios por accidente, de Ben Mezrich, La red social narra la historia de Facebook, web que cambió el modo de mantener y crear las amistades a través de internet y que fue diseñada por un joven universitario que tuvo un momento de inspiración, amén de inteligencia, conocimientos y la valentía para llevar a cabo el proyecto y no perder el norte en su estratosférico éxito.

Si se conoce la obra de Aaron Sorkin (creador y guionista de una de las mejores series de la historia, El Ala Oeste de la Casa blanca, entre otras joyas) se ve de lejos que su guión es el 80% de la película, sino más. Toda la cinta está marcada por el sello este de genio incomparable: diálogos constantes, complejos y largos pero ágiles, divertidos e inteligentes como pocos pueden conseguir; narración fragmentada que expone y desarrolla los hechos en forma de capítulos interconectados en el tiempo, resultando muy dinámica y comprensible; humor brillante e hilarante puesto donde menos te lo esperas, soltado con una naturalidad insólita.

Con todas esas habilidades extraordinarias Sorkin construye un relato denso pero accesible, de ritmo trepidante y adictivo, que versa principalmente sobre las amistades y la soledad en el tumultuoso mundo de las relaciones humanas, analizando obviamente cómo las nuevas tecnologías han modificado notablemente la forma de ver las cosas. Momentos sublimes para recordar hay unos cuantos, como ese prólogo que te clava instantáneamente a la butaca, la comida con el creador de Napster, algunos choques entre el protagonista y otros individuos (sus vaciles en el juicio o ante la investigación en la universidad, donde se jacta de su superior inteligencia) o las notas de cordura que pone la abogada en prácticas en el tramo final.

Los personajes están muy bien construidos, mostrando ambigüedades y matices que los alejan del bueno simpático y el malo borde (de hecho los pijos llegan a ser agradables y Zuckenberg puede no resultarlo en algunos instantes), pero al ser mostrados desde la distancia, desde un punto de vista neutral (es una biografía centrada mucho en Zuckenberg, pero no en primera persona), pueden resultar algo fríos y sus motivaciones no estar del todo claras. Además, al ser un punto de vista sobre los acontecimientos cabe preguntarse si realmente Zuckenberg montó Facebook por sus problemas para ligar, si en verdad es un friki muy poco sociable o no es para tanto, si es tan egoísta y rencoroso o solamente se deja llevar por los acontecimientos. Y como extensión no me puedo quitar la sensación de que no podré comprobar si Jesse Eisenberg no está lo suficientemente cómodo en su papel (me resulta poco expresivo y frío) o si el retrato que hace es fiel al joven neoyorquino. El resto del reparto cumple con profesionalidad, siendo Andrew Garfield (Eduardo) el más eficaz y destacando también a un sorprendente Justin Timberlake, el conocido músico comercial metido a actor dando vida precisamente a quien pegó el primer gran golpe contra monopolio de las discográficas, el creador de Napster (al que por cierto retratan como bastante chulo).

Con tanto alabar a Sorkin no quiero que piensen que menosprecio o infravaloro la labor de David Fincher en esta producción. De hecho no basta una buena idea o un buen guión para hacer una gran película, el artífice final a la hora de dotar a las imágenes de una calidad suficiente como para que los diálogos funcionen y los personajes tomen dimensión es del director. Recordemos por ejemplo La guerra de Charlie Wilson, con un guión excelente en la línea de Sorkin pero que resultó poco llamativa porque la dirección de Mike Nichols era flojísima, incapaz de exprimir los caracteres y el enorme potencial de la historia. Que Fincher es un director de enormes recursos está de sobra comprobado (Seven, Zodiac, El curioso caso de Benjamin Button), pero si su trabajo aquí destaca en su peculiar e indispensable carrera es por alejarse de su habitual virtuosismo visual para optar por la sobriedad, por no interferir en una historia que habla casi únicamente a través de conversaciones. Aún así no hay que dejar de admirar la exquisita coherencia que obtiene en un puzzle tan complejo de encajar como es este guión: el ritmo que imprime es brillante, uniendo las líneas temporales con gran equilibrio y fluidez, y saca un excelente partido de los actores, la fotografía y el montaje. Su profesional mano pone los últimos y cruciales ingredientes para obtener una película memorable que además de ser una de las mejores del año supone un perfecto ejemplo de que calidad e inteligencia no tienen por qué ir reñidas con entretenimiento fácil de ver.

El único desliz llamativo de La red social es que carece de un cierre con el mismo empaque que el resto del metraje. Simplemente acaba sin más cuando parecía acercarse a un desenlace, mostrándose el resultado del juicio impreso en letras en la pantalla y sin hacerse mención alguna a cómo acaban las relaciones entre los personajes tras ese proceso. Se puede decir que es un punto y seguido, no un final definitivo, ya que se nos relata algo actual, pero aun con esa consideración resulta un desenlace ligeramente precipitado y gélido.

3 Respuestas a “La red social

  1. Reven 01/11/2010 en 0:54

    Con esta película me ha pasado algo muy raro. Coincido en todo lo que señalas en tu crítica: tiene un guión excelente, diálogos excelentes, música excelente (porque acompaña muy bien a las imágenes), actuaciones excelentes (Timberlake me sorprendió), dirección sobria y excelente, el guió de los gemelos excelente… pero no me ha entusiasmado XD

    Sé que todo es estupendo, que la película no decae por ningún lado… pero no me sorprendió. Todo es algo típico, ya hemos visto muchas veces esta historia. Claro que la forma de contarla es lo que importa, y en este caso esa forma es envidiable… pero no ha llegado a ser para mí la obra maestra que esperaba. Eso sí, sí que es una muy buena película. Pero no me ha “llenado” ni se me ha quedado grabada.

    Aunque tengo ganas de verla otra vez antes de publicar mi crítica.

  2. Emilio Luna 02/11/2010 en 13:22

    A mi me gustó bastante, a medida que avanza la trama te va enganchando. El comienzo es algo paradete y con mucho lenguaje informático. En general nuestras críticas tienen los mismos puntos a favor. Pásate si echas un rato. Un abrazo Warren.

    Emilio Luna

  3. Warren Keffer 02/11/2010 en 17:59

    A mí me flipó de arriba a abajo, me cautivó desde el prólogo. También quiero verla otra vez, pero paso de pegar al cine mierdero de aquí, me espero que salga en dvd en USA.
    Ya leí tu crítica, Emilio. Tengo vuestros dos blogs metidos en el rrs y os leo a diario :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: