El Criticón

Opinión de cine y música

Skyline

Skyline, 2010, EE.UU.
Género: Ciencia-ficción.
Duración: 94 min.
Directores: Colin Strause, Greg Strause.
Escritores: Joshua Cordes, Liam O’Donnell.
Actores: Eric Balfour, Scottie Thomson, Brittany Daniel, Crystal Reed, Neil Hopkins, David Zayas, Donald Frayson.
Música: Matthew Margeson.

Valoración:
Lo mejor: Los efectos especiales.
Lo peor: ¡No os dejéis engañar por la publicidad, es una mierda enorme!
Mejores momentos: Aunque es absurdo, el ataque con aviones teledirigidos.

* * * * * * * * *

Skyline se presentaba como una propuesta muy prometedora en sus avances, llamando bastante la atención entre el público joven gracias a su aspecto de invasión alienígena de grandes proporciones. Luego se descubre que su presupuesto fue de unos míseros diez millones de dólares, así que las sensaciones cambian y el fandom (los amantes del género que se reúnen por internet para compartir aficiones) empieza a pensar que se trata de otra de esas cintas que despunta por su originalidad en el planteamiento y buen hacer a la hora de plasmarlo en imágenes (como Monstruoso o District 9). Pero el timo se descubre en cuanto se estrena y las críticas empiezan a aparecer. De infame y ridícula para abajo. Nada, que todo fue una campaña publicitaria muy eficaz y la cinta se está estrellando como merece.

Al contrario que en las citadas Monstruoso o District 9 aquí no hay talento alguno y es clara la sensación de que se ha buscado un taquillazo juntando elementos de éxito comprobado, sin pensar tan siquiera en homogeneizar la mezcla, sin darse cuenta de que trozos e ideas puestos en fila no garantizan una buena película. Es descarado como toma retazos de Independence Day, Monstruoso, La guerra de los mundos, Matrix e incluso de videojuegos de éxito como el Crysis, pero todo se mezcla sin tino en una burda película digna de la televisión y destinada al público adolescente.

El trabajo de guión es mínimo, tanto a la hora de dotar a los personajes de credibilidad (todos son anodinos y aburridos) como en la propia evolución de la trama. La aventura es simple, predecible e intrascendente, y como no sentimos nada por lo que les pueda pasar a los protagonistas es imposible conectar con las imágenes. Los directores (los hermanos Strause, quienes engendraron Alien Vs. Predator 2) son unos mantas de cuidado. La fotografía es un burdo intento de cámara en mano que no sabe adónde apunta y muestran una nula capacidad para crear tensión y sacar algo de chicha de las escasas escenas de acción. Ni los momentos que deberían ser más estresantes e impactantes transmiten algo, y algunas escenas resultan ridículas, como esos soldados en la azotea haciendo el gilipollas o los aviones que para disparar misiles tienen que estar a diez metros del enemigo. Como no hay emoción, ni acción, ni espectáculo, Skyline aburre muchísimo.

El presupuesto se destina a los efectos especiales, que es con lo que se vende la película (con unos cuantos buenos ordenadores se consiguen maravillas), y claro, así no queda casi nada para realizar un rodaje de cierto nivel: toda la acción se desarrolla en una sola habitación y en la azotea, con una breve incursión al aparcamiento. Así pues, da la sensación de que hay dos películas, una de pseudo-terror de adolescentes estúpidos en primer plano y otra de guerra contra alienígenas que solo se ve fugazmente de fondo.

Mención especial merece su final. No sé si los guionistas creen que han hecho algo original o qué, porque en realidad es el colmo del absurdo. Es spoiler, así que si os vais a arriesgar a ver la mierda ésta mejor saltáis al siguiente párrafo. La escena del beso, los alienígenas comiendo y usando cerebros, la chica embarazada de una semana y que ya tiene latido fetal, el protagonista convertido en perro-alien y… y lo más gracioso de todo, la chica reconociendo al monstruo como su novio por arte de magia… y… y aún hay más memeces, porque ahí se acaba la película. ¿Y ahora qué? ¿Se va con el perrito, muere, se matan mutuamente? ¿Pero de verdad piensan que esto es un desenlace abierto y una gran sorpresa? ¡Uno de los peores finales que he visto en mi vida!

Skyline es el fiasco y el engaño del año. Totalmente descartable. Sus creadores (guionistas y directores) provienen del mundo de los efectos especiales, y ahí deberían quedarse, porque sus incipientes incursiones en la realización están siendo catastróficas.

Por cierto, extendiendo la reflexión que hacía en The Man from Earth, Sklyine es el perfecto ejemplo de mal cine, el que trata de reventar la taquilla con fuegos artificiales y publicidad en vez de con una buena historia. Son dos visiones opuestas del arte: una es una buena idea escrita con sabiduría y dedicación, la otra es un sub-producto comercial que prácticamente resulta inmoral de lo malo y engañoso que es.

2 Respuestas a “Skyline

  1. Emilio Luna 13/12/2010 en 13:09

    En resumen, un truñete en toda regla. La tengo aquí para verla a ver si me entretiene al menos. Nadie ha sido benevolente con esto. Pero…era de esperar viendo sus directores. Un saludo Warren.

  2. Warren Keffer 13/12/2010 en 18:42

    Nonono, tienes que verla. Si yo me la he comido con patatas no vas a ser tú menos :D
    Y después se la recomiendas a un amigo, como venganza por haberla visto xDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: