El Criticón

Opinión de cine y música

La noche es nuestra

We Own the Night, 2007, EE.UU.
Género: Thriller, drama, acción.
Duración: 117 min.
Director: James Gray.
Escritor: James Gray.
Actores: Joaquin Fenix, Mark Wahlberg, Eva Mendes, Robert Duvall, Tony Musante, Antoni Corone, Alex Veadov, Moni Moshonov.
Música: Wojciech Kilar.

Valoración:
Lo mejor: Actores, guión, dirección.
Lo peor: Que pasara tan desapercibida.
Mejores momentos: La persecución en coche en la lluvia, el protagonista en la reunión para comprar droga.

* * * * * * * * *

La New York de finales de los ochenta se ahoga en el crimen y la policía se ve desbordada. En una familia donde por tradición casi todos sus miembros han terminado siendo policías uno de los hijos se presenta como la oveja negra al dirigir un club donde abundan las drogas y presumiblemente se realizan citas de alto nivel de las mafias narcotraficantes. Quiere el desarrollo de ciertas investigaciones que el local sea el centro de la tormenta, y a partir de ahí los choques entre los criminales y la policía desatan una oleada de violencia que pone a la familia en peligro constante y dirigen la vida del dueño del club hacia caminos inesperados.

La absorbente trama se desarrolla con un ritmo envidiable y un manejo de la tensión exquisito. Los personajes son exprimidos al máximo en numerosas escenas que los ponen al borde de la muerte, transmitiendo de forma loable todo su tormento y el agobio constante en que viven. Hay un par de tramos que van confeccionando poco a poco los dos grandes clímax de la película, aquel en que el protagonista lleva escucha en una importante reunión con los narcotraficantes y la persecución en coche provocada cuando intentan quitárselo de en medio. Y recalco lo impresionante que resultan ambas secuencias: pocas veces he estado tan dentro de una película, tan en la cabeza de un personaje viviendo sus seguros últimos segundos de vida. La planificación y ejecución de estos dos momentos son dignos de recordar y destacan incluso dentro de una cinta tan equilibrada como ésta.

La construcción de personajes es digna de aplaudir. Las tensas relaciones familiares y los roces entre las distintas formas de vida resultan muy creíbles y atractivos, sobre todo conforme evolucionan y las cosas empiezan a ponerse muy feas. Y por extensión la evolución de los caracteres (sobre todo el interpretado por Joaquin Fenix) resulta encomiable. O dicho de otra forma, se nos ofrece unos personajes de una solidez que hoy día es muy rara de encontrar, y la gran calidad del reparto ensalza aún más estas virtudes. Mark Wahlberg y Robert Duvall ofrecen interpretaciones muy ajustadas a sus papeles, pero si destaca alguien es Joaquin Fenix, un actor poco activo pero que ha dado papales magníficos, entre ellos éste.

El que el tema que trata está bastante visto puede pesar, el ascenso del protagonista puede resultar algo forzado y el desenlace deja la sensación de que a una propuesta tan convincente como ésta le hubiera ido de perlas un cierre menos convencional, pero en conjunto La noche es nuestra es un notable thriller policiaco, denso y fascinante y con el sabor de los clásicos del género. Solo le ha faltado el toque de brillantez justo para hacer de ella una película redonda, memorable, como el que sí tiene Infiltrados de Scorsese por ejemplo, pero es un ejemplo de cine de primera que apenas tuvo repercusión. Sí, las críticas no fueron malas, pero no la ensalzaron como desde mi punto de vista se merece y además apenas se habló de ella y casi nadie la vio (50 millones de recaudación en todo el mundo, aunque supera su presupuesto, es de chiste viendo su calidad o lo atractivo de su reparto). ¿Mala distribución, poca publicidad o falta de interés? Sea como sea, es una pena que pasara tan desapercibida, y eso que forma parte de un género que suele obtener mucho reconocimiento. Para mí es un filme a reivindicar, uno de los más grandes del año 2007. Supera por ejemplo a la insatisfactoria American Gangster de Ridley Scott, que sí fue muy aplaudida, y no digamos a algunas de las injustamente laureadas ese año, cintas que he mencionado unas cuantas veces, como Expiación, Pozos de ambición, Michael Clayton o Juno. No me canso de decirlo: esa temporada fue lamentable a la hora de repartir alabanzas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: