El Criticón

Opinión de cine y música

Mad Max: salvajes de la autopista

Mad Max, 1979, Australia.
Género: Acción.
Duración: 88 min.
Director: George Miller.
Escritores: George Miller, James McCausland, Byron Kennedy.
Actores: Mel Gibson, Joanne Samuel, Steve Bisley, Hugh Keays-Byrne, Roger Ward, Tim Burns, Geoff Parry, Sheila Florence.
Música: Brian May.

Valoración:
Lo mejor: Las persecuciones no están mal.
Lo peor: Vacía, soporífera, infame.

* * * * * * * * *

En un supuesto futuro no muy lejano las fuerzas del orden deben lidiar con bandas de delincuentes en las desoladas carreteras de Australia; persecuciones a toda velocidad, escasez de combustible y piezas de recambio, violencia constante y vidas pendientes de un hilo son la tónica de cada día. Mad Max es serie B de acción con un estilo claramente deudor del western, con personajes solitarios, parajes desolados llenos de individuos hostiles que luchan por la supervivencia en una sociedad caótica y donde por supuesto no faltan actos de venganza.

La narración es extremadamente lenta y dispersa, durante gran parte del metraje no se sabe de qué va y al final se ve que no tiene densidad alguna, pues aparte de gente persiguiéndose y matándose no hay más enjundia. Todas las escenas que la componen se alargan hasta el infinito, desde el cansino prólogo hasta las aburridas vacaciones familiares. Y para colmo cuando por fin parece lanzarse hacia algo tangible la venganza dura diez minutos y no tiene nada digno de mención.

No se explica lo más mínimo del contexto donde se desarrollan las aventuras. Se menciona que es algo en el futuro, pero no sabemos nada más, con lo que no se entiende nada de lo que está pasando. Aparecen personajes de la nada (esa anciana con el tipo retrasado) y en general los protagonistas carecen de dimensión, son tan planos y esquemáticos que provocan risa cuando no asco, sobre todo los ridículos villanos, figuras tan caricaturescas y con momentos tan absurdos que la película roza el cine cutre en muchos tramos. Parece que Mel Gibson se dio a conocer aquí, pero que me lo expliquen, porque su interpretación es infame y su personaje no es que resulte atractivo, si acaso insustancial.

Lo único aceptable es que la puesta en escena resulta bastante correcta, sobre todo en las escenas de acción, donde destacan una buena fotografía y montaje. Pero por el lado contrario la banda sonora es horrible: ruidosa, caótica sin motivo, mal empleada, insistente y en definitiva muy molesta.

Mad Max tuvo cierto éxito fuera de Australia, pero fue la segunda parte la que asentó la fama la saga, y acabó siendo una trilogía a la que siguió durante años muchos rumores de una cuarta entrega que nunca parece ver la luz. El éxito de la trilogía en conjunto le ha otorgado a este primer título un estado de culto en todo el mundo, y se ha convertido en una cinta de cine independiente que se cita en todas las listas de imprescindibles del género. Es sorprendente que un producto tan desastroso llegue a conseguir tantas reverencias.

3 Respuestas a “Mad Max: salvajes de la autopista

  1. Job 04/02/2011 en 9:47

    No te llamo sacrilego porque eres mi primo..jajajaja

    La verdad es que la peli es mala pero yo la recuerdo con cariño. De hecho a mi las que me parecen totalmente infames son las dos continuaciones la civilización ya venida abajo.

    En esta primera siempre me ha gustado como retratan ese punto exacto en el que todo se ha venido abajo pero en realidad nadie se ha dado cuenta todavía.

  2. Warren Keffer 10/02/2011 en 13:56

    No recuerdo las continuaciones tampoco, y la verdad es que se me han quitado las ganas. Yo pensaba que tenía buen recuerdo de la saga, pero se ve que es por su fama más que por su calidad xD
    Por cierto, como me ha dicho alguien en un foro: que vapulearan de tal manera Waterworld, que es muy entretenida, y Mad Max sea considerada de culto…

  3. Job 10/02/2011 en 16:40

    Pero es que no se pueden comparar. Son diferentes. SI se podrían comparar Waterword con las secuelas de Mad Max y en este caso la pelicula de Kevin Hood sale ganando de calle a pesar de las críticas. Entre el niño del boomerang en Mad Max II el guerro de la carretera y el enano de los cerdos de Mad Max II la cupula del trueno (a la Turner no la mencionamos que al menos cantaba bien) hacen buenos caulquier personaje de Waterword.

    Yo Mad Max la vi cuando era niño y tengo grabada a fuego la escena en la que el malo atropella a la niña.

    Quizás por eso sea una pelicula de culto por quienes la recordamos.
    Además la excusa de un mundo sin gasilina era muy creible en aquella epoca tras la crisis del petroleo. Nadie se imagian vivir en el mundo de Waterword (valga la redundancia) pero si en el de Mad Max.
    Como dije antes retrata bastante bien el momento en el que el mundo se ha ido a la mierda pero aún no nos hemos dado cuenta (te recuerdo que el prota es un poli que sigue ejerciendo de tal). En aquella epoca hubo más de una pelicula basada en la desaparioción del petroleo. Llevo casi una hora con un par de imagenes en la cabeza pero no recuedo el nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: