El Criticón

Opinión de cine y música

Buried (Enterrado)

Buried (Enterrado), 2010, España.
Género: Thriller.
Duración: 95 min.
Director: Rodrigo Cortés.
Escritor: Chris Sparling.
Actores: Ryan Reynolds, José Luis García Pérez, Robert Paterson, Stephen Tobolowsky, Samantha Mathis.
Música: Víctor Reyes.

Valoración:
Lo mejor: Dirección, ritmo y sobre todo su capacidad de impactar con tan poco.
Lo peor: Que la etiqueta de película rara espante a espectadores potenciales.
Mejores momentos: El acongojante desenlace.
El título: Qué absurdo y cansino es que se empeñen en poner títulos en inglés seguidos de un subtítulo o traducción en castellano… y más en este caso, que la película es española.

* * * * * * * * *

Un hombre despierta en un ataúd, siendo un teléfono móvil el único contacto que mantiene con el exterior y su única posibilidad de salir con vida del cautiverio. En principio para disfrutar lo que nos propone Enterrado hay que hacer algunos saltos de fe (las llamadas por teléfono se suceden atendiendo al ritmo, no a la credibilidad), pero lo cierto es que conforme avanza el relato se olvida lo exagerado que resulta y uno se rinde ante su atmósfera opresiva, llegando a conectar intensamente con el personaje en su claustrofóbica odisea.

Sabiamente el libreto no se queda en el mero hecho del encierro, sino que sabe rascar una buena crítica a la presencia occidental en Irak, ahonda en los motivos por los que actúa la gente (tanto terroristas como simples currantes como el protagonista), muestra las fallas del sistema con el clásico pero no por ello menos efectivo caos que provoca el alto número de instituciones dedicadas a la seguridad en EE.UU. (el personaje no sabe a dónde llamar y le van pasando de un lado a otro a pesar del inminente peligro), y también incide en los abusos de las grandes empresas (demoledora la llamada en que la empresa se desentiende de su trabajador en peligro). La descripción del protagonista es bastante eficaz, pues hasta nos interesamos por su familia a pesar de que no la vemos nunca, y cabe decir también que la sosegada e hipnotizante voz al teléfono del encargado de los secuestros que por fin parece ofrecer algo de ayuda se nos hace, como al personaje, la única esperanza de ver la luz en esta oscura tragedia.

Pero lo que hace de Enterrado una gran película es su realización, que resulta brillante en todos los sentidos. Es evidente que es una cinta que funciona más por su puesta en escena que por su guión, que proponía una historia tan sencilla argumentalmente hablando como complicada a la hora de darle vida de forma que resultara llamativa. El español Rodrigo Cortés es valiente de narices por atreverse con una idea tan arriesgada, y por si fuera poco su resolución e inspiración da unos frutos dignos de sonoros aplausos. El ritmo que obtiene es trepidante, lo cual sorprende sobremanera viendo que prácticamente solo hay un personaje visible y el escenario es minúsculo; la tensión es palpable en todo momento, y llega a ser de lo más agobiante en algunas escenas cumbre, sobre todo en ese tramo final que es capaz de hacerte saltar de la butaca. Es sin duda uno de los mejores desenlaces que he visto en un filme, capaz de dejarte sin respiración mientras lo ves y anonadado durante un rato cuando ya ha sucedido y tratas de digerirlo.

La dirección se apoya muy bien en otros elementos que resultan imprescindibles para formar este espectacular experimento. Es sorprendente la de ángulos que consiguen exprimir en un espacio tan reducido con la fascinante fotografía (Eduard Grau), pero no menos importante es la impecable labor de montaje (del propio Cortés), crucial a la hora de mantener el ritmo del relato. Atinadísima es también se presenta la banda sonora de Víctor Reyes, cuya presencia se limita a los instantes donde es estrictamente necesaria. Y por último, la esforzada labor de Ryan Reynolds otorga un punto extra de solidez a un personaje que de base tenía difícil resultar creíble.

Se puede criticar que a veces esa puesta en escena cobra demasiado protagonismo (aunque sin llegar a ser un lastre, como por ejemplo sí ocurría en Pandorum, donde algunas escenas parecían video clips) y de que al guión le falta esforzarse en la coherencia y la fluidez, pues aunque se desarrolle en tiempo casi real hay numerosos fundidos en negro para saltar de una escena a otra, dando la sensación de que para simplificar las cosas atacan la historia por capítulos. Pero son detalles menores en un entretenimiento de primera calidad que atrapa con gran facilidad. Sin duda merece una oportunidad, no se amilanen ante su apariencia de película rara y difícil, pues aparte de ser muy original resulta mucho más amena y estimulante que la mayor parte del cine comercial actual. Y aunque no lo parezca es una producción española.

Una respuesta a “Buried (Enterrado)

  1. Emilio Luna 17/02/2011 en 14:40

    La verdad es que me gustó bastante. Aguanta bien el metraje, aunque en un análisis profundo no lo aguanta debido a es que es demasiado plana. Del estilo me gustó más Última Llamada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: