El Criticón

Opinión de cine y música

Gosford Park

Gosford Park, 2001, EE.UU.
Género: Drama, intriga.
Duración: 137 min.
Director: Robert Altman.
Escritores: Robert Altman, Bob Balaban, Julian Fellowes.
Actores: Michael Gambon, Maggie Smith, Kristin Scott Thomas, Camilla Rutherford Charles Dance, Jeremy Northam, Bob Balaban, Ryan Phillips, Kelly McDonald, Helen Mirren, Eileen Atkins, Emily Watson, Derek Jacobi, Clive Owen, Tom Hollander…
Música: Patrick Doyle.

Valoración:
Lo mejor: Guión sublime, realización a su nivel, reparto espectacular.
Lo peor: Que no se recuerde tanto como merece.

* * * * * * * * *

Gosford Park ofrece un certero retrato y análisis de la sociedad inglesa de la década de los treinta, centrándose en la élite adinerada, con títulos y tierras, y sus sirvientes, que representarían en gran medida al pueblo llano. No se escatima en detalles sobre la vida diaria de estos dos estratos sociales y se forma un entramado de relaciones, intereses, puyas, anécdotas, etc. tan complejo como fascinante. Sin embargo su sinopsis y avances pueden llevar a un equívoco y hacer que se llegue a su visionado esperando otra cosa, una de misterio alrededor de un crimen, cuando el asesinato no es el hilo conductor de la historia, sino un evento más en la misma.

Eso sí, la escena previa a la muerte es espléndida, formando un clímax de expectación verdaderamente logrado. Durante un buen rato la cámara sigue a gran parte de los personajes, ubicándolos a la vista o escondiéndolos, poniendo la sombra de la sospecha sobre unos cuantos, mientras que el guión ha cumplido su parte a lo largo del relato soltando las pistas, sospechas e intrigas necesarias para elaborar un buen misterio; como es de esperar la resolución del crimen encaja al dedillo en el entramado, sin resultar rebuscada ni demasiado evidente.

Volviendo al relato en general, este es tan rico que incluso hay visos de auto parodia, con ese detective casi absurdo o las conversaciones del productor de Hollywood sobre una película que pretende rodar y que prácticamente es la que estamos viendo (aspecto que se torna aún más cómico cuando descubres que ese actor –Bob Balaban– ideó junto a Robert Altman las bases del guión). Estos atrevidos juegos no desentonan lo más mínimo en el conjunto, de hecho casi es un vacile: mira lo que soy capaz de hacer, un guión perfecto y luego encima tomármelo a guasa. Así pues el guión (rematado por Julian Fellowes) es, en definitiva, uno de los mejores de la década, de una complejidad y calidad insólita, espectacular.

La puesta en escena es obviamente crucial en estas condiciones. Sin una dirección y recreación de la época absolutamente perfectos el puzzle se vendría abajo. Cada secuencia y plano debe manejar un gran número de personajes y diálogos cruzados, y la planificación de escenas se convierte en una tarea tan ardua como necesaria. Robert Altman salda el resultado con maestría, obteniendo una narración muy fluida que no hace ostentación visual innecesaria sino que se centra en los personajes y sus historias.

El reparto reúne a un número impresionante de grandes nombres de la interpretación británica, de hecho algunos quedan relegados muy a segundo plano (Charles Dance tiene poquísimos diálogos, por ejemplo). Los que destacan lo hacen prácticamente porque tienen más tiempo de lucirse, como Kelly McDonald, Maggie Smith, Emily Watson

Retrato de la época, intriga, drama social, romance, humor auto-paródico… Gosford Park es una cinta de enorme riqueza y densidad, una obra que deja un grato sabor de boca, aunque eso sí, es para ponérsela con ganas, porque no es un entretenimiento ligero. Hay que seguir multitud de nombres, relaciones, conflictos personales, anhelos internos sólo sugeridos, y quitar capas y capas de sutilezas, indirectas y datos soltados en cantidad. Esa es sin duda su maldición a la hora de conectar con el gran público: es demasiado difícil e inteligente. Quizá por ello, aunque tuvo bastante reconocimiento en su momomento (buenas críticas y premios en cantidad), prácticamente ya nadie habla de ella. No debería olvidarse, es una enorme lección de cine, de arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: