El Criticón

Opinión de cine y música

Hanna

 

Hanna, 2011, EE.UU.
Género: Thriller.
Duración: 111 min.
Director: Joe Wright.
Escritores: Seth Lochhead, David Farr.
Actores: Saoirse Ronan, Eric Bana, Cate Blanchett, Olivia Williams, Tom Hollander, Jason Flemyng.
Música: Chemical Brothers.

Valoración:
Lo mejor: La virtuosa y deslumbrante puesta en escena. El trío protagonista, en especial la joven Saoirse Ronan.
Lo peor: De tanto experimentar, lo que queda casi no resulta una película, sino un juego audiovisual bastante excéntrico.
Mejores momentos: La pelea en la estación de metro realizada en un solo plano.
Peores momentos: La escena que define España: flamenqueo del cutre.

* * * * * * * * *

Una niña prodigio es educada en medio de la naturaleza más inhóspita por un espía huido. Las vueltas de la vida la llevan a la civilización, donde será perseguida por el pasado de sus progenitores, encabezando la búsqueda una fría e implacable agente (una Cate Blanchett como siempre hermosa y arrolladora). La búsqueda de sus orígenes estará plagada de peligros y la llevará a conocer tanto el mundo que le rodea como a ella misma.

A medio camino entre la cinta de espionaje, la de acción y la road movie, Hanna es un experimento atípico que no dejará indiferente a nadie. Cada tramo de la cinta es un juego visual, casi un videoclip. Cada escenario se exprime obteniendo tanto su belleza real (los paisajes son preciosos) como la belleza casi surrealista que sólo el arte humano puede concebir. Los diversos pasajes de la cinta cautivan y sorprenden en todo momento, llenando los sentidos a ritmo de la espectacular música del grupo Chemical Brothers y la fascinante puesta en escena del dotado pero siempre irregular Joe Wright (Expiación). Y digo irregular porque como en sus anteriores obras su labor como director destaca muy por encima de la historia que está contando.

Hanna es tan sorprendente y curiosa como dispersa, descentrada, excesiva y a veces caricaturesca. El argumento no parece tomar forma, aparece y desaparece, se olvida para buscar una escena preciosista, se deja de lado para hurgar en enredos artísticos diversos. A ratos es un thriller espionaje y acción claramente deudor de la saga de Jason Bourne (con espectaculares piruetas visuales propias del director, como la pelea en la estación de metro), por momentos se centra en el drama de una adolescente sobreviviendo en el mundo, con ligoteos y todo (muy bonita la escena del beso con la otra chica, pero, ¿a qué viene?), en ocasiones se decanta por el cuento enrevesado tipo Tim Burton (el tramo final casi resulta delirante), y por momentos, con la aparición de la familia viajante (donde destaca una siempre espléndida y desaprovechada Olivia Williams), Wright parece construir un alegato a favor de la liberación, mostrando que hay más mundo y formas de vivir que el tradicional.

Hanna es rara de narices, tanto que unos ven en ella una película curiosa y emocionante y otros un juego audiovisual sin el remate necesario como para denominarlo como película con sentido. Pero sin duda está rodada con una maestría que te deja pasmado en todo momento, y la interpretación de Saoirse hipnotiza. No me ha entusiasmado, ni la veré otra vez, pero el viaje ha sido digno de vivirlo. Hablando de viajes, la mejor forma de describirla es: "ey, vamos a hacer una secuela de Bourne pero drogados hasta las cejas".

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: