El Criticón

Opinión de cine y música

Red State

Red State, 2011, EE.UU.
Género: Drama.
Duración: 88 min.
Director: Kevin Smith.
Escritor: Kevin Smith.
Actores: Michael Parks, Melissa Leo, John Goodman, Stephen Root, Michael Angarano, Nicholas Braun, Kyle Gallner, Kevin Pollack, Stephen Root.

Valoración:
Lo mejor: Valiente, original, con tramos muy impactantes. Un reparto de gran nivel.
Lo peor: La dirección es mediocre, y el guión tiene algunos detalles mejorables.
Mejores momentos: El monólogo del líder de la secta ante sus fieles y los del agente del FBI al teléfono, en uno explicando el caso y en otro enfrentándose a sus superiores por la estrategia a seguir en el asalto.

* * * * * * * * *

El cine de Kevin Smith siempre ha sido minoritario, independiente, no apto para las líneas comerciales habituales, pero tras romper esquemas con Clerks y continuar con otras obras de gran calidad y cierto éxito y prestigio se presuponía que no iba a tener dificultades en su carrera. Sin embargo en los últimos años se las ha visto putas. ¿Hacemos una porno? sufrió boicot ultraconservador en EE.UU. por incluir la palabra porno en el título (¡vaya país!), Cop Out fue tan mediocre que casi no tuvo distribución (bueno, este caso se entiende, y además no se puede considerar suya porque no la escribe), y Red State, arrastrando polémica al haberse metido con las religiones, está viendo su estreno muy frenado. Por suerte está empezando a hacerse notar en algunos festivales (mejor película en Sitges) y obteniendo buenas críticas, así que esperemos que esta primera incursión en el cine serio y comprometido (no es una comedia romántica, por si alguien esperaba que siguiera en su onda habitual) vaya adquiriendo mayor éxito y prestigio, porque lo cierto es que, aun con algunas limitaciones, Red State es una película bastante llamativa.

La narración se desarrolla a través de una estructura atípica, casi en plan Tarantino, por capítulos de distinto estilo y ritmo en los que se presentan y siguen distintos personajes y aspectos de la historia. Algunos son casi monólogos (la aparición de John Goodman), otros resultan inquietantes (el discurso del líder de la secta), otros terroríficos (el intento de huída de los secuestrados), otros explotan la acción más intensa (el asalto), etc. Así, lo que se inicia como una aparente cinta juvenil pasa al terror psicológico a la vez que se convierte en una feroz crítica a la religión y la intolerancia, y termina navegando por el thriller de acción con carga política. Lo que pretende Kevin Smith es ofrecer un retrato del fundamentalismo religioso, de la ignorancia e intolerancia de la población estadounidense, de la corrupción de los poderes y en general de la inmundicia humana. Y no deja títere con cabeza, todos los personajes e instituciones protagonistas salen malparados.

La religión es analizada y puesta a parir de forma magistral, con esa perturbadora secta llena de chiflados que da un montón de instantes magníficos. El gran momento de la cinta es el discurso del líder, un tramo de una calidad atronadora: el diálogo es perfecto, medido palabra por palabra para mostrar al detalle cómo trabaja esta gente, cómo mueve a las demás personas y les moldea el cerebro, y la interpretación de Michael Parks resulta intensa y escalofriante como pocas, cada gesto y mirada dice casi tanto como las propias sentencias. Y no me olvido de otro gran papel: el de Melissa Leo, enorme actriz que a pesar de tener una larga carrera no se dio a conocer hasta The Fighter.

Las fuerzas de la ley también se llevan su varapalo. La política pesa más que la razón, la conciencia de los agentes se pone a prueba (excelentes escenas nos da John Goodman con los dilemas a los que se enfrenta), el caos de la violencia destruye la humanidad (acaban matando a gente desarmada) y la corrupción del poder llega al límites moralmente inadmisibles (la Patriot Act permite la prisión de por vida sin cargos para supuestos terroristas, los agentes no dudan en usar la fuerza y leyes como ésta para quitarse de en medio elementos indeseables, sin plantearse siquiera otras opciones, etc.).

Entre medio tenemos también otros dramas personales muy atractivos. Amigos que huyen cuando más los necesitas, confrontación entre familia y fe, la persecución de la homosexualidad y el vivirla en secreto (el sheriff proporciona algunos instantes muy tristes)… Todo se adereza con giros inesperados, muertes sorpresivas, bastante mala uva (roza la comedia negra por momentos) e inteligencia en cantidad.

Por desgracia al guión le faltan algunas puntadas para que pueda considerarla una historia realmente extraordinaria. Le pesan algunas inconsistencias (el sheriff desaparece y luego muere de forma precipitada cuando su presencia molesta), le falta rematar algunas escenas, no termina de cogerle el punto a otras, y sobre todo su desenlace resulta ligeramente insatisfactorio. No es lógico, y como es evidente no funciona nada bien, que un final tenga que ser explicado mediante largos diálogos a los que les cuesta llegar a algo tangible, pues al tardar tanto en conseguir ser explicado sabe a poco. En cierta manera la resolución recuerda al cine de los hermanos Coen, con conversaciones largas llenas de desviaciones extrañas, y como en muchas de sus películas, se pierde por las ramas en un momento en que hace falta algo más concreto.

Otro elemento que pesa considerablemente y frena el potencial de la película es que la puesta en escena resulta muy floja, en parte por disponer de pocos recursos pero sobre todo porque, hay que admitirlo, Kevin Smith es un director muy poco dotado. En las escenas de acción se nota muchísimo, perdiendo la narración la intensidad que debería tener en esos momentos. Planos torpes, falta de visión de conjunto (el ritmo se resiente, no sabemos quién dispara a quién, cuesta discernir la ubicación espaciotemporal de los personajes) y muchas inconsistencias y gazapos afean considerablemente una propuesta bastante más atrevida e inteligente de lo que se ve en la taquilla habitual. Sea como sea, el conjunto merece la pena para quien busque cine diferente, arriesgado, comprometido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: