El Criticón

Opinión de cine y música

Archivos mensuales: noviembre 2011

Ya está decidido, me mudo a WordPress.com

Pues ya es oficial, me mudo aquí, a https://warrenelcriticon.wordpress.com/ . Se han consevado todos los artículos e incluso los comentarios. Como es normal, habrá cosillas que fallen y andaré un tiempo retocando el diseño y los menús. Las imágenes tardarán un tiempo indeterminado en ir apareciendo (o sea, cuando me dé la gana de ir subiéndolas).

La nueva ubicación de Tragando series la anunciaré en este blog cuando esté disponible. Por ahora he preferido centrarme en uno solo.

Y os cuento cómo lo he hecho, por si alguno tiene interés. Aunque quería trasladarme a blogger.com, pues ofrece muchas más opciones (sobre todo de diseño), al final me he rendido a lo obvio: el esfuerzo de subir las entradas a mano es algo a lo que no pensaba enfrentarme. Así que opté por lo menos trabajoso, subir la copia de seguridad de blogsome a wordpress. Es decir, se supone que te daban esa opción, pero claro, el formato, las imágenes y los enlaces de los artículos iban a quedar sin sentido, y para eso casi mejor no publicarlo así. Pero como soy informático no he tardado en dar con una solución bastante simple: he cogido el archivo de la copia de seguridad (.xml) y he usado buscar y reemplazar para cambiar las rutas de las imágenes al álbum que me he creado en photobucket.com y los enlaces entre artículos (cuánta suerte he tenido con que el formato de las url es igualito, sólo cambia blogsome por wordpress). También he tenido que apañar con el mismo truco algunas otras cosillas, como el espaciado entre imágenes y texto, que no iba bien, pero algunas otras quedan pendientes: el justificado de texto aquí no sale automático, así que los artículos antiguos quedarán alineados a la izquierda.

Thor

Thor, 2011, EE.UU.
Género: Acción, fantasía.
Duración: 115 min.
Director: Kenneth Branagh.
Escritores: Ashley Miller, Zack Stentz, Don Payne, J. Michael Straczynski, Mark Protosevich.
Actores: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Tom Hiddleston, Anthony Hopkins, Stellan Skarsgard, Kat Dennings, Clark Gregg, Idris Elba.
Música: Patrick Doyle.

Valoración:
Lo mejor: No se toma en serio y sólo busca entretener. El reparto está muy bien elegido.
Lo peor: Su falta de trascendencia. La ciudad de Thor resulta irreal y los efectos especiales que la recrean son mejorables.
El cameo: Straczynski, escritor de los comics y autor del primer guión de la película, aparece como el primer campesino que intenta coger el martillo del cráter.

* * * * * * * * *

En cómic esta historia tan imaginativa (tanto en lo visual como en el argumento) seguramente funcione (no se lo conoce por ser mediocre), porque es un medio distinto y la narración habla de otra manera, pero lo que se veía en los avances de la versión cinematográfica parecían espeluznantes dioses travestidos y ciudades imaginarias horteras que prometían una orgía visual sin pies ni cabeza tipo Batman y Robin, y por extensión la trama tan fantasiosa tenía todas las de resultar irreal o incluso esperpéntica. Se arriesgaron mucho con la película. Creo que en pocas manos podría haber salido algo decente, y tuvimos suerte de que fue puesta en marcha por un grupo de guionistas que supo captar la esencia del cómic puliéndolo para que en el formato de cine no resultara excesivo y un director que supo darle un aspecto bastante tradicional para no resultar una fantasmada visual. Tan solo algunas imágenes de la ciudad tienen ese tono exagerado, irreal, porque era difícil representar semejante mundo y los diseños y efectos digitales no son perfectos (el camino de lucecitas casi resulta ridículo, por ejemplo).

Acertadamente se tomaron la cinta como un pasatiempo inofensivo, optando por un tono distendido con visos de autoparodia muy bien medidos. Se parte de lo básico, es decir, la vieja historia del rey sabio y los dos hijos que esperan heredar el trono, uno el favorito, impetuoso y heroico pero poco dado a pensar, y el otro infravalorado pero inteligente y sobre todo vengativo. El rey los pone a prueba, los antiguos enemigos se presentan de nuevo, un hijo madura y el otro mueve sus hilos para conspirar y llegar al poder. Y en el proceso nos topamos con la Tierra y sus propias historias. La unión de las dos líneas es bastante eficaz, sobre todo porque, y esto para mí supone lo mejor de la película, Thor va de sobrado y el actor Chris Hemsworth lo borda, y la chica babea constantemente ante tal tiarrón (Natalie Portman también está fantástica). El choque de culturas y las atípicas relaciones entre protagonistas ofrecen momentos humorísticos muy logrados.

Siguiendo por la idea de que esto tenía todas las de salirse de madre, me sorprende también que incluso personajes secundarios que podrían haber resultado un risorio sin sentido, como el guardián o los enemigos, ofrezcan atractivo suficiente como para que el conjunto resulte bastante sólido. Sin embargo nos vamos al extremo opuesto, al de que hay roles que se quedan en poca cosa. Obviamente por tiempo no se podía tenerlo todo, y el grupo de amigos de Thor se ve simplificado hasta el punto de que muchos fans se quejaron por su falta de protagonismo y no fans como yo nos preguntemos qué pintan en el relato, qué aportan.

La puesta en escena es como decía tradicional, sencilla, sin tirar de alardes innecesarios en una aventura que de base ya tiene cosas exageradas (la guerra en el mundo de los enemigos funciona correctamente a pesar de su tono casi de dibujos animados). Es evidente que Kenneth Branagh pone el énfasis en la dirección de actores, en sacar partido de los personajes y la química entre ellos, con lo que la alta fantasía queda muy bien dirigida hacia lo personal. Es decir, si te crees a los personaje, si te crees el entorno. El único problema es que aquí también, por tiempo y obligaciones (el género, el no intentar abarcar demasiado para no patinar), se contruye una trama quizá demasiado sencilla: más o menos todo se ve venir.

El más que correcto ritmo, la fuerza de los personajes y la gran labor de sus actores, los estupendos diálogos y unas cuantas buenas escenas consiguen que Thor, sin ser la más llamativa del género, de hecho resulta muy intrascendente, termine siendo un capítulo bastante decente de la serie de adaptaciones de cómics Marvel.