El Criticón

Opinión de cine y música

Conan el Bárbaro (2011)


Conan The Barbarian, 2011, EE.UU.
Género: Acción, fantasía.
Duración: 117 min.
Director: Marcus Nispel.
Escritores: Thomas Dean Donnelly, Sean Hood, Joshua Oppenheimer.
Actores: Jason Momoa, Ron Perlman, Stephen Lang, Rachel Nichols, Rose McGowan, Saïd Taghmaoui
Música: Tyler Bates.

Valoración:
Lo mejor: Entretiene.
Lo peor: Todo es bastante flojo en ella, aunque sin llegar a límites vergonzosos.

* * * * * * * * *

El remake de Conan, un título de culto bastante interesante, no me llamó nada la atención. Cabría pensar que con los medios actuales se podría obtener una actualización que potenciase el aspecto visual, sobre todo lo relativo a la espectacularidad, pero ya conozco bien al Hollywood comercial contemporáneo, y tenía claro que no saldría nada digno salvo encontrarnos con un inesperado milagro del tipo Nolan-Batman. Pero como siempre la curiosidad me ha vencido y he terminado viéndola, encontrándome más o menos lo que esperaba: una tontería innecesaria.

El guión no necesitaba nada complejo, pero de la sencillez casi pasan a la nada. Sigue un esquema demasiado evidente y repetitivo: llegamos a un lugar, nos ofrecen una escena de acción, luego una de pausa, y pasamos al siguiente emplazamiento. Entre medio se muestra con poca habilidad una trama que no se entiende muy bien. La historia del lugar se da sin atender a razones (se sueltan nombres de países, personajes y eventos porque sí) y el objetivo de la aventura termina siendo bastante irrelevante: ¿para qué tanto jaleo con la máscara si al final no aporta nada importante a los objetivos de la aventura y los protagonistas? Los personajes son igualmente sencillos, tanto que cuesta interesarse por ellos y son rápidamente olvidados tras terminar el visionado. ¿No había una chica con Conan? Sí. ¿Y qué hacía ahí? No me acuerdo. ¿No había una bruja con el malo? Pues juraría que sí… Y hablando del villano, podrían haberse trabajado uno con más fuerza y relevancia, por no decir que su final, y por extensión el desenlace del filme, resulta muy insatisfactorio por torpe y absurdo (¿por qué se derrumba todo?).

La puesta en escena dista de ser mala, pero como es más habitual de lo deseable las escenas de acción se resuelven de la forma rutinaria: montaje rápido y planos cerrados para que no se noten la falta de calidad en la dirección o las pocas ganas de esforzarse. Así pues, como es estándar hoy en día, en vez de planificar buenas secuencias y poner a los personajes en situaciones que transmitan algo de emoción y credibilidad, se intenta obtener espectacularidad del efectismo rápido y facilón, con escenas de acción exageradas, muñecos digitales aburridos (qué cansinos llegan a ser los tipos de arena), chorradas varias (la espada doble del malo)… Lo único donde se nota énfasis es en remarcar el efecto 3D en el prólogo, donde resulta descarado aunque la veas en 2D (y como yo la he visto de la forma tradicional, no sabría decir si funciona o no).

La ambientación es bastante llamativa, sobre todo en el vestuario, pero cabe preguntarse cómo es posible que en la actualidad una cinta de alto presupuesto posea unas localizaciones realizadas a base de fondos digitales o pintados que dejan notar tantísimo su origen artificial. La banda sonora también merece una mención, porque la partitura de la cinta original (Basil Poledouris) es una de las más recordadas de la historia de la música de cine. Pero como en el resto, da la sensación de que no tomaron la anterior como punto de partida, pues eligieron a uno de los autores menos dotados de la actualidad, Tyler Bates, quien ofrece un repertorio muy limitado en técnica y falto de inspiración.

Así pues, la mayor parte de sus elementos cruciales (trama y ejecución de la misma, escenas de acción, música) son algo pobres, pero es cierto no llegan a niveles catastróficos. La única pena notable es que los protagonistas no tuvieran más empaque. En conjunto, como cinta de aventuras sin pretensiones resulta digna, sobre todo si no se tienen grandes esperanzas depositadas en ella. Títulos más ambiciosos me han resultado mucho más decepcionantes, como las dos últimas entregas de Piratas del Caribe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: