El Criticón

Opinión de cine y música

Sherlock Holmes: Juego de sombras


Sherlos Holmes: A Game of Shadows, 2011, EE.UU.
Género: Acción, aventuras.
Duración: 129 min.
Director: Guy Ritchie.
Guion: Michele Mulroney, Kieran Mulroney.
Actores: Robert Downey, Jude Law, Noomi Rapace, Rachel McAdams, Jared Harris, Stephen Fry, Paul Anderson.
Música: Hans Zimmer.

Valoración:
Lo mejor: La pareja protagonista.
Lo peor: Falta de emoción.
Mejores momentos:El homenaje a Ennio Morricone con la escena de la mula con la música de Dos mulas y una mujer.
La frase: Lento pero seguro. Que Alemania no se va a mover -Sherlock.

* * * * * * * * *

Después de lo llamativa que resultó la primera entrega, una cinta comercial notable para los tiempos que corren, cabría pensar que la segunda parte fuera a más, tanto en el argumento como en la espectacularidad. Sin embargo ha ocurrido lo contrario.

La trama es menos llamativa, tanto porque aparece muy dispersa en una narración que no parece centrarse nunca, que deambula demasiado, como porque el villano carece de la fuerza que semejante personaje requería. El actor Jared Harris cumple, pero el plan que orquesta no resulta muy llamativo en gran parte de la cinta, y su mente criminal no impresiona como debería. Igualmente, cabe destacar una cantidad de momentos intrascendentes que no aportan nada, así como personajes secundarios cuya presencia no está muy justificada (la gitana pinta bien poco). También molestan algunos apuntes del guion muy cogidos por los pelos, como ese absurdo de disparar a alguien que va a morir en una explosión “porque así se ocultará el asesinato”, o que un francotirador experto, uno de los mejores de Europa, se ponga a fumar mientras trabaja para que los protagonistas encuentren una pista vital; aunque el peor de todos es la incomprensible forma en que acaba la trama de la siempre intrigante Irene Adler (Rachel McAdams), que tras ser apenas presentada en la primera entrega, aquí, cuando parece que va a tener un papel más digno, es eliminada de la ecuación de mala manera para meter a la sosa gitana.

En el aspecto de entretenimiento y espectacularidad también ha bajado un peldaño. ¿Dónde estaba ese abrumador y casi hipertrofiado sentido del espectáculo del que hacía gala la primera parte? ¿Dónde están esas grandiosas y excesivas escenas de acción? La aventura peca de monótona, de falta de vitalidad. Incluso los delirios propios de Guy Ritchie aparecen más comedidos, y si bien me quejé de que abusaba de enredos en el primer capítulo, aquí he echado de menos algo de valentía visual. Como cinta de acción apenas destaca, no ofrece ninguna escena de altos vuelos, de impresión.

Si se salva, si resulta un visionado aceptable, es de nuevo por la composición de los dos personajes principales y la química entre los actores Robert Downey y Jude Law. Son capaces de sobreponerse incluso a los ríos de diálogos vacíos, y los instantes de calidad (esos donde la camaradería o los chistes dan algo de sí) los aprovechan al máximo.

En cierta manera tengo la sensación de que esta saga se va a terminar convirtiendo en otra Piratas del Caribe. Inspirada y muy prometedora en su inicio pero cuyas secuelas, forzadas por el éxito, carecen de alma.

Anuncios

Una respuesta a “Sherlock Holmes: Juego de sombras

  1. Octavio Monti 14/04/2013 en 5:35

    Coincido. Me encantó la interpretación de Robert Downey, realmente destila carisma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: