El Criticón

Opinión de cine y música

50/50


50/50, 2011, EE.UU.
Género: Comedia romántica.
Duración: 115 min.
Director: Jonathan Levine.
Escritores: Will Reiser.
Actores: Joseph Gordon-Levitt, Seth Rogen, Anna Kendrick, Bryce Dallas Howard, Angelica Huston, Philip Baker Hall.
Música: Michael Giacchino.

Valoración:
Lo mejor: La calidad de los personajes y de los chistes. El realismo y cercanía que transmite el relato.
Lo peor: Algunos altibajos en el ritmo. Exceso de canciones insoportables.
Estreno: No parece que haya intenciones de estrenarla en España.

* * * * * * * * *

Un joven tranquilo, responsable hasta el aburrimiento, se encuentra con que un cáncer amenaza con acabar con su vida en poco tiempo. La nueva situación hará tambalear los cimientos de su existencia. La fría relación con su novia se vuelve ahora tensa, la fidelidad de su mejor amigo será crucial para evitar la soledad, el distanciamiento con los progenitores debe ser analizado en estos momentos difíciles, y sin duda es el momento perfecto para conocerse mejor a sí mismo y dejarse llevar un poco por las aventuras de la vida.

Sus virtudes principales son ciertamente destacables, en especial ese estilo a lo Kevin Smith (diálogos largos de tono realista, con muchas guarradas y referencias a la cultura popular) y el sentido del humor que, aunque no sea constante, cuando aparece funciona muy bien. Los personajes son de calidad, bien definidos, creíbles y muy empáticos, y los actores los manejan con tino. Tenemo a la terapeuta (Anna Kendrick, la conocí en Up in the Air), que dan ganas de comérsela; el compañero fiel (Seth Rogen, el de ¿Hacemos una porno? ), que es la definición de “mejor amigo” más lograda que he visto; la novia (Bryce Dallas Howard, la de La joven del agua), guapísima y también un buen carácter, pues sirve para mostrar otros aspectos de la situación (la pareja que quería dejarlo pero de hacerlo ahora quedaría fatal); y el simpático pero amodorrado protagonista, donde el poco carismático Joshep Gordon-Lewitt (Origen, 500 días juntos) vale para el papel porque el personaje pretende precisamente ser soso, pero no termina de convencerme como actor.

Pero también tiene fallas dignas de mención. Para empezar, es considerablemente predecible, de forma que nunca llegar a sorprender. Se salva porque está bien escrita y los protagonistas enganchan rápidamente, pero el ir por caminos tan facilones le quita emoción y sobre todo capacidad para ganarse un hueco en la memoria. Su ritmo tampoco es perfecto, decayendo en ocasiones más de lo debido. Aunque lo peor de todo es el abuso de canciones ñoñas, horteras y cansinas, que se multiplican para llenar huecos, transiciones de la historia o para despertar sentimientos, algo que resulta demasiado evidente y manipulador.

Aunque me parece que ha sido aplaudida con más entusiasmo del merecido, no cabe duda de que cintas como 50/50 se agradecen, tanto por despuntar en género (la comedia romántica) lleno de títulos tontorrones como porque garantiza un buen rato de diversión. La pega es que, por más que busco, no encuentro fechas de estreno en España a pesar de esas críticas excelentes y el haber optado a muchos premios, incluido el Globo de Oro a mejor comedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: