El Criticón

Opinión de cine y música

Moneyball: Rompiendo las reglas


Moneyball, 2011, EE.UU.
Género: Drama.
Duración: 133 min.
Director: Bennett Miller.
Escritores: Steven Zaillian, Aaron Sorkin, Michael Lewis (novela).
Actores: Brad Pitt, Jonah Hill, Philip Syemour Hoffman, Robin Wright, Cris Pratt, Stephen Bishop.
Música: Mychael Danna.

Valoración:
Lo mejor: Historia sólida y entretenida.
Lo peor: No deja huella alguna. Muy sobrevalorada por los premios de la temporada.

* * * * * * * * *

Moneyball se basa en la historia real de un equipo de béisbol de segunda fila sin presupuesto para formar una plantilla de nivel y con un equipo técnico que se las apaña como puede para fichar una figura o dos y tratar de hacer algo centrando el juego en ella. El encargado de los fichajes, desesperado por la situación, opta por una táctica novedosa: aprovecha las ideas de un genio programador y estadista y sigue el camino contrario al esperado, pues en vez de ir a por unas pocas estrellas de calidad trata de hacer un equipo equilibrado basando los fichajes en la estadística. Eligen los porcentajes más sólidos o los que mejor se adaptan a su estrategia (según les falte cubrir una posición o quieran potenciar otra), incluyendo a jugadores que por razones varias (edad, lesiones, fama) son repudiados. Por razones que se me escapan, en este deporte entre las distintas secciones del equipo técnico no hay comunicación, y como el entrenador y el encargado de los fichajes son puestos distintos y sin una relación directa, la nueva situación da no pocos momentos tensos por las distintas formas de ver las cosas. Finalmente se impone el criterio a la tradición, y el equipo despega de forma impresionante, causando un impacto que abre una nueva era en el béisbol.

Lejos de que pueda parecer y de lo que he leído en alguna crítica, el desconocer este deporte no hace de Moneyball una historia complicada o aburrida. Como mucho te preguntarás lo que indicaba en el párrafo anterior, el cómo demonios una plantilla de técnicos tan grande puede funcionar si cada sección va por libre: el entrenador, la economía, los fichajes, etc… Pero aparte de eso no hay problema alguno para seguir la trama, ni siquiera en la táctica estadística. De hecho o se pasa muy por encima de tecnicismos innecesarios o se explica todo mediante escenas muy amenas que se centran en aspectos menos complicados de entender, como los puntos fuertes de cada jugador y la guerra constante de fichajes. En realidad es, en líneas generales, una historia de superación muy clásica, sencilla, directa y entretenida. El personaje principal resulta cercano y sus problemas interesan, las situaciones y conflictos dan siempre algo de valor (nada de chorradas facilonas, sentimentaloides o previsibles), la trayectoria del equipo da bastante de sí y hay unos cuantos buenos momentos.

Sin embargo a la aventura no le veo tanta calidad como para el revuelo que ha generado. Es más, si no fuera por la efectiva sucesión de anécdotas se notaría que la trama es más bien simple, y sobre todo hay que decir que en personajes anda muy escasa. Únicamente el rol principal tiene un poco más de enjundia, el resto, incluido el genio, quedan muy en segundo plano, desdibujados e infrautilizados hasta el punto de que llegué a pensar que se estaba echando a perder una historia con potencial al centrarlo todo en una sola figura.

Así pues, aunque sea bastante amena, no resulta una película especialmente llamativa, no como para causar impresión o dejar huella tras su visionado. Y desde luego no le veo calidad como para haber sido tan aclamada en la temporada de premios. Es alucinante que agarrara seis nominaciones a los Oscar y cuatro a los Globos de Oro, pues desde mi punto de vista no merece ninguna. El aplaudido guión no tiene la talla que algunos le acreditan o que el renombre de sus autores prometía (Steve Zailian y Aaron Sorkin), y desde luego me parece absurdo ver cómo los actores han sido tan sobrevalorados: Brad Pitt está correcto sin más, muy lejos de sus mejores papeles, y Jonah Hill directamente parece un extra haciendo bulto, convirtiéndose ambos en algunas de las nominaciones a intérpretes (tanto en los Oscar como en Globos de Oro) más incomprensibles que se han dado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: