El Criticón

Opinión de cine y música

Abyss


Abyss/The Abyss, 1989, EE.UU.
Género: Acción, drama, ciencia-ficción.
Duración: 141 min (cines), 171 min (special edition).
Dirección: James Cameron.
Guion: James Cameron.
Actores: Ed Harris, Mary Elizabeth Mastrantonio, Michael Biehn, Leo Burmester, Todd Graff, John Bedford Lloyd, Kimberly Scott, Christopher Murphy, Adam Nelson, J. Kenneth Campbell, Ken Jenkins, Chris Elliot.
Música: Alan Silvestri.

Valoración:
Lo mejor: Todo, en especial su ritmo espectacular y lleno de tensión e interés.
Lo peor: La versión estrenada en cines recortaba cosas cruciales. Se me antoja infravalorada.
Mejores momentos: La caída de la grúa, la persecución en submarinos golpeándose entre ellos, la reanimación de Lindsay, la lección de los alienígenas.

* * * * * * * * *

Tras los éxitos de crítica y público de Terminator (1984) y Aliens (1986), James Cameron era un director de sobras consolidado a la par que reconocido como gran artesano de espectáculos con una insólita capacidad para revolucionar el cine en cada producción, para ir más allá de lo imaginable tanto por la mente del espectador como de los medios cinematográficos disponibles en el momento de realizar sus obras. En 1991 arrasó definitivamente con la sublime Terminator 2, probablemente la mejor película de acción de la historia (y debería ser considerado un filme de sobresaliente si la acción y ciencia-ficción no fueran géneros menospreciados), pero poco antes, en 1989 nos ofreció Abyss, que sorprendentemente, dado el renombre de su autor y de la calidad intrínseca de la película, se consideró una obra menor de su carrera y prácticamente sigue considerándose así hoy día, a pesar de que muchos intentan reivindicar una posición más merecida. Nada diferencia a Abyss del resto de su filmografía, ni en forma ni en contenido ni en resultado, así que no entiendo que pase tan desapercibida. De hecho, en mi opinión no es sólo una gran película, sino que solo está un peldaño por debajo de sus dos grandes obras maestras, Aliens y Terminator 2, superando con mucha ventaja títulos suyos con más prestigio o fama, como Titanic o Avatar.

La narración de Abyss juega con varias tramas a la vez de forma que se alcanza un todo de gran complejidad. Cada hilo es cuidado de forma exquisita y desarrollado con un tino impresionante en el ritmo, el interés y la trascendencia de los acontecimientos. Una base submarina de investigación petrolífera es tomada prestada por la armada para acceder a un submarino accidentado. Como trasfondo, el conflicto de la guerra fría parece llegar a un punto de tensión muy peligroso entre Rusia y Estados Unidos. A la vez, una tormenta aísla la plataforma, ofreciendo escenas espectaculares de supervivencia submarina. Mientras, parece estar sucediendo un encuentro con criaturas o aparatos extraños, para unos claramente presencia rusa y para otros un contacto con alienígenas. En ese clima de aislamiento, política al punto de la guerra y la cercanía de objetos misteriosos que podrían ser hostiles, los soldados pierden el control y además de poner en apuros a los habitantes de la base pueden liarla parda, ya que se han hecho con una cabeza nuclear del submarino.

Entre medio los personajes tampoco son descuidados, componiendo un grupo de protagonistas excelente. Los secundarios son numerosos pero siempre sabes quién es quién, cómo es su forma de ser y qué está haciendo en ese instante. Muchos tienen sus momentos cumbre en la historia, no dejando todo a los tres protagonistas principales y dando así al filme un aura de realismo extra (algo que forma parte del sello de Cameron). En cuanto a las figuras centrales, tenemos a Bud, el jefe cercano y experimentado que da todo por su gente, interpretado con solidez por Ed Harris; Lindsey, la diseñadora de la plataforma, una mujer en la línea de la obra de Cameron, decidida, fuerte e independiente, a quien da vida Mary Elizabeth Mastrantonio con una resolución enérgica; y finalmente encontramos a Michael Biehn, habitual en la filmografía del director, en un papel opuesto al de Terminator y Aliens, el de soldado de mente militar poco dado a razonar y que no es capaz de sobreponerse a las dificultades de la situación; el actor, quien nunca terminó de despegar a pesar de estar en estos títulos importantes, consigue una interpretación de gran nivel.

Por desgracia, la ambición de Cameron le lleva a hacer cintas demasiado grandes, tanto en contenido como en técnica, pero también en longitud. Hasta el año 2000 no empezó a aceptarse eso de que las producciones en teoría destinadas a la taquilla, es decir, de acción y efectos especiales, pudieran superar ampliamente las dos horas de metraje, y el director redujo la longitud de la cinta considerablemente, pensando que así funcionaría mejor. Además los efectos especiales del tramo final (las olas gigantes) no había manera de terminarlos a tiempo, con lo que alteró también el desenlace. Pero como ocurrió con Aliens, Cameron pensó luego que merecía la pena recuperar la versión completa, y con el dinero que obtuvo de la inmensa taquilla de Terminator 2 pudo finalizar esas escenas. La versión vista en cines se resiente, contando con algunos huecos y lagunas extraños y un final apresurado y demasiado ligero comparado con lo que en realidad quería ofrecer. La versión completa, que pasa de 138 a 171 minutos, incluye escenas aquí y allá que redondean la narración, pero sobre todo muestra su magnífico final entero. En él los alienígenas dan una lección moral a una humanidad a punto de aniquilarse mutuamente. Lejos de resultar sensiblero o forzado, la calidad del guion y la puesta en escena (maravillosa la recreación de la nave y los entes) así como el papelón de Ed Harris ofrecen un desenlace intenso, emotivo y precioso que funciona de maravilla como alegato o lección antibelicista.

Siendo Abyss cien por cien James Cameron, o sea, construida milimétricamente por él desde el guion hasta el último detalle de la puesta en escena, no falta esa citada ambición que le lleva a hacer no sólo películas que en la técnica cinematográfica son endemoniadamente complejas y aparatosas, sino también visionarias como pocos autores si quiera se arriesgan. Así, la producción de Abyss no fue nada fácil. El presupuesto fue el más alto de la historia hasta la fecha (70 millones). La recreación de la plataforma y en general el rodar de forma realista las escenas submarinas supuso enormes quebraderos de cabeza resueltos hábilmente pero no sin dejar secuelas: los actores acabaron hasta las narices de un rodaje tan exigente y afirmaron que no volverían a trabajar con el director. De hecho, esto no es nuevo, porque Alan Silvestri se encargó de la banda sonora porque James Horner renegó tras el trato recibido en Aliens.

El resultado conseguido con Abyss es inmejorable, tanto en la parte artística como en la técnica. La dirección del filme es perfecta, manteniendo un pulso narrativo encomiable, controlando magistralmente los clímax, los interludios, las emociones, los personajes, la habilidad para mantener al espectador interesado cuando no asombrado… Cameron se apoya con sabiduría en un reparto muy bien controlado, en una fotografía (Michael Salomon) que exprime de maravilla los interiores y con el tono y color adecuados (sin ser oscura transmite la sensación de falta de luz y claustrofobia), en los excelentes decorados (grandes, muy cuidados), en los efectos especiales difíciles y avanzados (el aporte digital del brazo de agua fue una innovación impresionante) que se integran de maravilla (aunque las olas gigantes no han envejecido bien) y en la eficaz música de Silvestri, que si bien funciona muy bien es cierto que le falta algo de la fuerza y personalidad que por ejemplo tuvo el trabajo de Horner en Aliens.

Durante sus casi tres horas que pasan volando te mantiene pegado al asiento en un sinfín de tramas absorbentes que siempre llevan a algo más espectacular y emocionante. Hay tensión, aventura de supervivencia, ciencia-ficción muy bien usada, gran capacidad de asombro… y tenemos personajes de gran calidad con los que es fácil conectar y acompañar en sus problemas y sufrimientos, y mira que sufren. Momentos para el recuerdo hallamos muchos, destacando la larga secuencia de reanimación de Lindsay, que te deja sin respiración, los problemas que causa el militar (persecución en submarino, buceo por las aguas heladas, peleas desesperadas…), el descenso al abismo (largo pero inquietante), el encuentro con los extraterrestres, el mensaje que envían…

No es que reivindique que Abyss es otra gran producción de James Cameron, sino que me parece una joya cinematográfica injustamente olvidada por la crítica y el público, arrastrando además la sensación de que por ser de acción y ciencia-ficción se la menosprecia aún más, cuando ya quisieran muchos dramas tontorrones de esos que gustan en Hollywood (ver por ejemplo los Oscar de ese año: Mi pie izquierdo, Paseando a Miss Daisy, Campo de sueños…) tener la calidad de esta enorme e inolvidable película.

Anuncios

3 Respuestas a “Abyss

  1. reven92 05/04/2012 en 15:48

    La única que tengo pendiente de Cameron junto con Aliens. Y en versión extendida, porque ya me advirtieron que era la que merece la pena (y eso que no he oído muchas cosas malas de la versión de cines).

    Quería preguntarte una cosa… Al final, voy a mudarme de blog: La Coctelera se me ha quedado muy limitada, y me gustaría tener más conectividad con las redes sociales (porque mi blog, prácticamente, se ha mudado a Twitter). Pero dudaba entre Blogger y WordPress.
    El problema no es solo que no sepa adónde irme (¿cuál me recomiendas?): es que me gustaría mudar algunos post del blog viejo (si no el blog entero): pero La Coctelera me ofrece un archivo de recuperación en .txt, cuando Blogger y WordPress piden archivos .xml. Vi que cuando hiciste la mudanza también estuviste trasteando con ese archivo. ¿Sabes si hay algún modo de que pueda mudarme sin muchos problemas? No encuentro ninguna solución por internet :-S

  2. Warren Keffer 05/04/2012 en 20:04

    Mi recomendación, que te registres en ambos y trastees unos días. Mira opciones, posibilidades, compatibilidades… y al final elije. Yo quería irme a blogger porque permite más cosas en su versión gratis (sobre todo de tocar diseño), pero me vine aquí por la comodidad de pasar la copia de seguridad, que era compatible porque blogsome era filial de wordpress. No sé si podrás hacer algún chanchullo con el txt para subirlo, la verdad; te dan varias opciones para moverte de un blog a otro, pero al menos en wordpress lacoctelera no aparece.

    Y tío, ¿que no has visto Aliens? No tienes perdón.

  3. reven92 05/04/2012 en 21:58

    Pues no, aún no… u.u
    Es que tengo la saga, y aún ni he visto la de Alien, de Ridley. Aunque voy a tener que solucionarlo, que tengo unas ganas tremendas de Prometheus y no quiero ir cojo con la historia. Y tanto de la primera como de la segunda todo oigo maravillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: