El Criticón

Opinión de cine y música

Los Juegos del Hambre


Hunger Games, 2012, EE.UU.
Género: Aventuras, ciencia-ficción, drama.
Duración: 142 min.
Dirección: Gary Ross.
Guión: Gary Ross, Billy Ray, Suzanne Collins (novela).
Actores: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson , Stanley Tucci, West Bentley, Willow Shields, Elizabeth Banks, Woody Harrelson, Toby Jones, Donald Sutherland.
Música: James Newton Howard.

Valoración:
Lo mejor: Dirección, intérpretes. El guión presenta una prometedora distopía…
Lo peor: … que se va perdiendo en un cúmulo de vaguedades, errores y una considerable falta de rumbo. Se hace larga.

* * * * * * * * *

Los Juegos del Hambre arranca con un prólogo que describe muy bien su mundo imaginario, nos sumerge de lleno en la tragedia que viven sus habitantes y nos lanza tras unos pocos personajes muy bien presentados. Promete embarcarnos en una distopía trágica con aventuras intensas… pero por desgracia, sea porque el guión no sabe exprimir la novela o porque esta también falla (no la he leído), una vez iniciado el juego la proyección rápidamente pierde esa fuerza inicial y termina convertida en una aventura de supervivencia aburrida e intrascendente.

La situación extrema de supervivencia (nada más y nada menos que matarse entre ellos) resulta una aventura desigual, con poca garra y una narrativa desganada. Los caracteres riendo y correteando por el bosque tiran por tierra la credibilidad. Que la protagonista llore a una chiquilla pero no a otras fallecidas no obedece a lógica alguna (y menos si la escena es tan desesperantemente larga). Los cambios de bando del amigo no se explican. Que me saquen un peligro y me tengan que explicar mediante narración paralela de qué va la cosa es penoso. Que para mostrar más peligros tenga que recurrirse a chorradas de ciencia-ficción (la realización del programa mete un incendio aquí y unos perros asesinos allá), con todas las posibilidades que el entorno hostil y la lucha entre personajes ofrece, muestra definitivamente que la historia no da más de sí, que sus escritores (y esto seguro que viene del libro) no tienen recursos narrativos suficientes para sostener el conjunto. En definitiva, toda la sustancia que podría haber tenido se diluye en estas poco satisfactorias aventuras por el bosque. Apenas se recuperan algunas ideas llamativas en el tramo final, como el amor quizá fingido quizá no con el que dan espectáculo a la audiencia para salvar el trasero o las tenues pinceladas sobre la política de la parte rica del mundo y las revueltas en la zona sometida y pobre (que no sé si serán más completas en la novela).

El otro punto a favor de la película es que no parece nacer como superproducción comercial (salvo porque se nota la forzosa reducción de violencia). El presupuesto de menos de ochenta millones no sirve para recrear un mundo imaginario con la calidad exigible hoy en día… pero la verdad es que no me importa que lo digital se note y las pantallas de fondo sean incluso cutres, porque se suple con una dirección que aporta solidez más que de sobra. En las cintas taquilleras casi siempre falta una mano que dé entereza, calidad y personalidad al acabado de la película, que no permita que los efectos especiales se coman la narración y a la vez impida que los productores, por miedo a perder audiencias, te obliguen a dirigir la cinta con la técnica más simple y facilona posible. Gary Ross sabe que está ante una historia de personajes y que no tiene dinero para montarse una aventura visual de altos vuelos, así que se centra en esos protagonistas. Los primeros planos son constantes, porque siempre están en juego los problemas y sentimientos, pero la fotografía y el montaje son de calidad y en general la narración fluye muy dinámica. Además, saca muy buen partido de unos actores bastante experimentados, en especial la impresionante Jennifer Lawrence, que ha demostrado más que de sobra ser una actriz enorme (Winter’s Bone) y vuelve a estar estupenda, sobre todo teniendo en cuenta que su rol es la película y siempre está en pantalla. Qué raro es ver grandes papeles en obras destinadas al público juvenil y protagonizadas por jóvenes.

Sin duda, el buen acabado, tanto en dirección como en interpretación, otorga a la cinta un aura de seriedad y un mínimo de calidad que el guión pierde a marchas forzadas a pesar de partir de algunas ideas muy atractivas. El equilibrio sin embargo es débil, y en mi opinión la balanza se inclina hacia el lado malo: Los Juegos del Hambre resulta demasiado larga para el poco contenido que tiene, y llega a hacerse aburrida. Su enorme éxito ha garantizado la puesta en marcha de secuelas con más presupuesto, con lo que el aspecto visual mejorará considerablemente… pero ya veremos si son capaces de atinar con el guión. Mi experiencia en cine comercial y sagas de este tipo me dice que es muy improbable.

5 Respuestas a “Los Juegos del Hambre

  1. Octavio Monti 03/01/2013 en 9:57

    Posiblemente sea la crítica en la que más discrepe contigo: es cierto que el guión tiene momentos en los que parece que deja demasiadas cosas para la suposición del expectador, pero en(en mi humilde opinión, claro está), la cinta no escatima en momentos brutales, como el arranque de la competencia. No se podía mostrar más de lo que se mostró, eran actores demasiado jóvenes y estamos hablando de un blockbuster. Los personajes principales me parecen muy bien contruidos y muy bien interpretados, de manera que todas las penurias que les pasan el expectador las sufre en carne propia. Lo del grupo riendo por el bosque creo que se explica por la confianza que se tenían, creyendo que juntos eran invencibles y demostrando que se los había adoctrinado de forma en que se tomasen la matanza como un juego; las explicaciones parelas sirven para mostrar la locura colectiva de la gente que se ríe y se divierte de lo lindo con el sufrimiento y el miedo de unos chicos impulsados a la locura y en cuanto a lo de llorar a la chiquilla, creo que se debió a que se ayudaban mutuamente, entre tanta barbarie había encontrado a alguien decente.

    Por supuesto, esto es solo mi opinión, creo que merecía más nota simplemente. Continua escribiendo, todos a los que nos gusta que se analice el cine de forma objetiva y desprejuiciada como tu lo haces te lo agradecemos.

    Saludos desde Argentina.

  2. Warren Keffer 03/01/2013 en 20:53

    Yo es que vi demasiado potencial no aprovechado por centrarse en tonterías. Se puede hacer una cinta comercial sin pensar que el espectador es tonto xD

  3. Octavio Monti 04/01/2013 en 6:34

    No Warren, malinterpretaste lo que quise decir acerca de los blockbusters. Por supuesto que se pueden hacer cintas comerciales sin pensar que el espectador es tonto, lo que digo es que en un blockbuster no se puede mostrar más violencia con niños y adolescentes de la que se mostró en los Juegos del Hambre. No podemos esperar ver una carnicería tipo Gladiador.

  4. Warren Keffer 07/01/2013 en 23:16

    Eso se da por sabido, no entiendo por qué hay que matizarlo. Lo feo es en cuando ocurre en pelis para adultos, como La jungla 4 y demás, que parecen descafeinadas.

  5. Octavio Monti 08/01/2013 en 6:04

    es cierto, tenes razón que con las cintas de acción para adultos quedan muy descafeinadas y poco verosímiles sin violencia. Solo matice lo de la violencia con adolescentes porque creí que habías malinterpretado mi comentario acerca de los blockbuster.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: