El Criticón

Opinión de cine y música

Un dios salvaje


Carnage, 2012, EE.UU.
Género: Drama.
Duración: 80 min.
Dirección: Roman Polanski.
Guión: Roman Polanski, Yasmina Reza.
Actores: Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz, John C. Reilly.
Música: Alexandre Desplat.

Valoración:
Lo mejor: Guión perfecto, puesta en escena perfecta, reparto perfecto.
Lo peor: No infravalorada, sino totalmente ignorada por los medios, y por lo tanto por el público.
El título: El título en castellano… no sé de dónde sale ni qué quiere decir.

* * * * * * * * *

Un chaval ha agredido con fuerza desmedida a otro, y los padres de ambos quedan para encarar el asunto y soltar las correspondientes disculpas. Pero una frase fuera de lugar aquí, un poco de rabia allá y un calentón por otro lado terminan consiguiendo que la reunión se torne en una auténtica guerra dialéctica. Las fallas en la educación de los hijos, las miserias personales, manías y rencores varios, diferencias sociales, tolerancias fingidas… Todo sale con fuerza en discusiones que no parecen tener fin.

Adaptando la obra de teatro de Yasmina Reza, Roman Polanski y la propia Reza confeccionan un guión que roza la perfección, una joya en ritmo, descripción de personajes y análisis social que sabe dosificar el creciente conflicto de maravilla, manteniendo un ritmo envidiable que no da tiempo a que el desinterés o el aburrimiento aparezcan, algo digno de alabanza teniendo en cuenta que solamente tenemos cuatro protagonistas y un escenario. Además, este conflicto que muestra las capas oscuras de nuestro interior tiene un punto de comedia muy eficaz que sabe tratar el asunto con la ironía suficiente como para aligerar la carga de drama y hacer que los prototipos de ciudadanos que representan los personajes no resulten desagradables, sino más cercanos, para que así resulte más fácil digerir la mordaz crítica a nuestros defectos como seres humanos. Así, aunque en conjunto el retrato que realiza de la sociedad resulta bastante pesimista, éste llega de forma amena, no dejando sensación de ser forzado ni deprimente.

En la dirección Polanski sabe sacar muy buen partido de un escenario cerrado, cuidando la escenificación al milímetro, poniendo cada plano y secuencia en el orden más indicado para que fluya correctamente la narración, para que el crucial juego de diálogo-respuesta se desarrolle lo más fluida y claramente posible. Los intérpretes están excelentes, muy profesionales y centrados los cuatro, aunque quizá sí podría decir que dada las características del relato ninguno ha conseguido aprovecharlo para marcarse una interpretación de las que considerar inolvidables. Pero que mi pequeña queja no lleve a engaño: Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz y John C. Reilly están estupendos.

Capaz de enganchar desde el primer minuto al último, Un dios salvaje resulta una película intensa y conmovedora, tan entretenida como capaz de hacerte reflexionar sobre la condición humana y de las relaciones entre personas. Es, en definitiva, cine con mayúsculas. Por desgracia, sea por su escasa distribución o por el estigma que arrastra Polanski, su impacto ha sido mínimo (aunque hay que indicar que con El pianista tuvo éxito). Entiendo que en apariencia no resulte una cinta apta para todos los públicos, pero su nula presencia en los premios de la temporada (sólo las dos actrices arañaron nominaciones a los Globos de Oro) me parece el error más grave de los últimos años: cuántas películas lejos de tan siquiera un notable (The Artist, Moneyball, Caballo de batalla) o directamente menores (Los descendientes, Los idus de marzo) han sido aupadas por la industria cinematográfica y mediática por encima de otras más meritorias… Vale, Un dios salvaje no es la primera que sufre esta injusticia, pero me cuesta no criticar semejante despropósito cuando la diferencia de calidad es tan importante. De hecho, desde mi punto de vista claramente ha sido la mejor que he visto del año 2011, superando a otras notables pero también infravaloradas como Contagio, Criadas y señoras, La invención de Hugo o Los hombres que no amaban a las mujeres. A reivindicarla desde ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: