El Criticón

Opinión de cine y música

El reino de los cielos (Director’s Cut)


The Kingdom of Heaven, 2005, EE.UU.
Género: Histórica, aventura, drama.
Duración: 190 min.
Dirección: Ridley Scott.
Guión: William Monahan.
Actores: Orlando Bloom, Eva Green, David Thewlis, LIam Neeson, Jeremy Irons, Edward Norton, Marton Csokas, Brendan Gleeson, Ghassan Massoud, Alexander Siddig.
Música: Harry Gregson-Williams.

Valoración:
Lo mejor: La excelente puesta en escena de Ridley Scott, la fotografía, la música, el vestuario, los decorados, las localizaciones y los efectos especiales.
Lo peor: Cierta falta de energía y ritmo, de grandeza y épica, tanto en la trama como en los personajes, que impide que, aun teniendo una buena base y esté rodada de forma magistral, llegue a ser una gran película.
Mejores momentos: La primera batalla (en los bosques, al poco de partir del hogar de Balian) y el asedio al completo.
La música: Aparte de la compuesta para la película aparecen temas de otras bandas sonoras, quizá por falta de tiempo: cuando Balian da los discursitos de turno suena claramente (tanto que molesta) un tema de Jerry Goldsmith de El guerrero número 13, y en otras ocasiones se oyen partes Blade II, Hannibal y El Cuervo.
La curiosidad: El actor que está tras la máscara del rey leproso es Edward Norton.
Comparativa entre versiones: movie-censorship.
La frase: Qué hombre es aquél que no quiere mejorar el mundo.

* * * * * * * * *

Cuando vi en el cine El reino de los cielos salí algo decepcionado. La película de Ridley Scott estaba coja, se notaban algunos agujeros en el guión y una falta de fluidez en la narración que hacían pensar en un gran recorte de metraje antes de su estreno. Por ejemplo, el personaje de Balian salía muy mal parado, con una descripción pobre y una evolución mal desarrollada (pasaba de joven herrero a caballero dotado sin explicación alguna). Esta falta de equilibrio y profundidad se hacía notar, forzando que un relato visualmente impecable y con aparente potencial en la historia dejara cierto mal sabor de boca. Las críticas fueron tibias, y la recepción del público también.

Por suerte, para el dvd Ridley Scott pudo sacar la versión que él y el guionista William Monahan tenían en mente. Lo que ocurrió fue lo de siempre: la productora pensó que la película era muy larga para ser vendible, y exigió un montaje cercano a las dos horas que se centrara en la acción y además eliminara violencia para hacerla para mayores de 13 años. La versión Director’s Cut (corte o montaje del director) añade alrededor de cuarenta y cinco minutos (llevando la proyección hasta las tres horas diez) y forman una cinta más redonda y equilibrada, hasta el punto de que no recomiendo ver la versión corta, pues en comparación parece una chapuza donde se omiten datos cruciales. Ahora se explica que Balian tiene experiencia en combate y que sabe construir maquinaria de guerra, se añade una subtrama muy interesante con el hijo de Sybilla, se profundiza en la relación entre ella y Balian, se detalla la política de reyes y facciones y se potencian numerosos tramos con pequeñas escenas que matizan y redondean personajes y situaciones, incluyendo escenas tan interesantes como el duelo de espada entre Balian y Guy de Lusignan. Además se recupera toda la sangre y violencia que fue eliminada, dotando a las batallas de mayor realismo y crudeza.

Sin embargo debo decir que este Director’s Cut llega a pecar de excesos en algunos momentos, y pienso que con unos quince minutos menos ganaría. Sin duda el ritmo es bueno, y su larga duración no se hace pesada, pero lo cierto es que hay pasajes algo faltos de intensidad. Algunas secciones creo que se podrían haber resumido para hacerlas más ligeras y directas (la partida de Balian al comienzo, su adaptación al nuevo hogar, alguna intriga política algo lenta) y desde luego breves escenas aquí y allá que no aportan nada consistente no deberían haberse incluido (como que el sepulturero del pueblo de Balian -el de la oreja cortada- aparezca en plena batalla).

Hay suficiente calidad en El reino de los cielos como para hablar de un filme notable que no sólo aguanta sino que gana con los sucesivos visionados. El problema más grande, agravado además por el daño que ha hecho la versión corta, es esa sensación constante de que nunca llega a dar todo lo que parece querer ofrecer: por su género y estilo, por la clara grandilocuencia que destila la trama y la ejecución (la excelsa puesta en escena), es una película que clama a los cuatro vientos que te ofrecerá una obra maestra tipo Braveheart, Gladiator o Espartaco. Y se queda a bastante distancia de ello. Es una pena que, aunque Scott disponía de los medios necesarios además de su notable habilidad tras las cámaras, al guión de William Monahan le falte algo de calidad y fuerza y sea incapaz de desarrollar todo el potencial latente. El resultado es una producción de aventuras medievales muy vistosa y entretenida, pero apenas hay grandeza en un relato que debería tenerla y a los personajes le falta algo de garra que los ensalce como roles capaces de dejar huella en el espectador. ¿Alguien se emociona o sufre intensamente siguiendo a Balian, Sibylla o cualquier secundario? Aprovechando una escena sacada directamente de Lawrence de Arabia, aquella en que el protagonista, perdido en pleno desierto, se encuentra con uno de sus rivales antes de meterse en todo el jaleo, hilo una comparación entre ambas: la cinta de David Lean sí mostraba un aura de grandeza donde tanto el rol principal como todo secundario que iba apareciendo en la historia dejaban grato recuerdo en el espectador.

Los actores, quitando a un siempre mediocre Orlando Bloom, que no tiene el carisma suficiente para ser protagonista aunque por suerte está mucho mejor que en otros títulos (Troya, Piratas del Caribe), son buenos profesionales, pero salvo Eva Green ninguno resulta muy destacable, quizá porque sus personajes no tienen el trasfondo suficiente como para conseguir algo notable de ellos.

Lo que está claro es que Ridley Scott no desaprovecha la oportunidad que ofrece el género y levanta una producción colosal que resulta deslumbrante en general y sobrecogedora en algunos tramos. La fotografía de John Mathieson capta muy bien lo buscado por Scott: los paisajes europeos son bellos y fríos (los tonos azulados otorgan una insólita belleza a los bosques), los desiertos de Jerusalén son cálidos (el colorido luminoso contrasta mucho con el tramo inicial de la cinta, y remarca muy bien la nueva vida o renacimiento del protagonista), las secuencias de batalla tienen planos amplios espectaculares, etc. La música de Harry Gregson-Williams es excelente y ofrece temas enérgicos y hermosos. El vestuario, las localizaciones, los decorados y los efectos digitales son perfectos y Scott los usa con maestría para erigir esta épica de grandes proporciones.

En el momento cumbre, el asedio, todo explota en un tramo de una fuerza visual increíble. Los ejércitos, las torres de asalto, las catapultas, las piedras golpeando los muros y los magníficos planos desde tierra o desde el aire mostrando toda la envergadura del asalto dejan sin aliento. El detallismo con que se muestran los pasos de la batalla, sin perder en ningún momento el ritmo y objetivo de la narración, son loables (un inconmensurable trabajo desde la escenificación en el rodaje al montaje en postproducción), y la nitidez y espectacularidad con que se muestra todo es extraordinaria. Y todo ello además en un tono realista muy de agradecer: sin abuso de efectos especiales, sin florituras absurdas, mostrado con claridad cada escena, golpe, finta, herida, etc. Comparen este asedio con la horterada llena de ruidos y efectos especiales de El retorno del rey

Sin duda será muy difícil superar lo que aquí se ha logrado. Con un presupuesto bastante ajustado comparado con lo que se ve en pantalla (nada más que 130 millones), Scott levanta una producción de una complejidad y dificultad que no está al alcance de muchos, y consigue además un acabado de una calidad impresionante. Sin embargo hay un título cercano en fechas (2004) digno de comparar: Troya. La obra de Wolfgang Petersen también es una producción de las difíciles y de acabado ejemplar que merece citarse y compararse. Es curioso que tal y como ocurre con El reino de los cielos falle lo justo en su guión (mejorable confección de personajes, falta de trascendencia de la trama) como para que, siendo bastante buena y teniendo un acabado exquisito, tampoco termine de resultar una gran película.

El trabajo de Scott me parece tan admirable que pienso firmemente que no se ha sabido valorar la calidad de esta producción: las labores de dirección, fotografía, música, montaje, vestuario, decorados y efectos especiales no obtuvieron ninguna nominación a premios importantes. ¿Cómo es posible que una película que resulta ejemplar en cuanto a realización pasara tan desapercibida? Es más, me pongo a pensar que la mediocre El retorno del rey arrasó por donde pasó un par de años antes, y la comparo con esta… y no soy capaz de entenderlo, ni de asimilarlo. Es evidente que los Oscar, Globos de Oro y demás carecen de sentido objetivo y se mueven por fama y moda (y El reino de los cielos no causó mucho impacto mediático), pero claro, aun así no puedo evitar citar la injusticia cometida.

9 Respuestas a “El reino de los cielos (Director’s Cut)

  1. Octavio Monti 10/03/2013 en 1:42

    Coincido plenamente con las críticas de Troya y de El reino de los cielos. Por cierto, me alegra que también coincidamos en que Braveheart y Gladiator son obras maestras, y pensar que hay algunos que las tratan de cintas menores, jaja.

  2. Warren Keffer 10/03/2013 en 2:47

    No sé por qué Gladiator tiene una ola de detractores en plan fanatismo que resulta surrealista. Madre mía, si desde ella solo he visto unas pocas de ese nivel: Hotel Rwanda, Crash, El pianista, Hijos de los hombres.
    De hecho, Ridley Scott en general recibe unas críticas muy duras, aunque haga películas más que buenas. El reino de los cielos o Robin hood fueron puestas a parir, y joder, son notables.

    Un saludo.

  3. Octavio Monti 10/03/2013 en 5:41

    Coincido, Scott es un maestro. De hecho, su último trabajo(Prometheus) lo único destacable que tiene es el aspecto visual y la dirección de Scott(aunque esta lejos, en mi opinión, de sus mejores trabajos), porque el guión es infame.

  4. West 09/06/2013 en 15:13

    La primera vez que vi “El reino de los cielos” fue sin tener idea de la crítica hacia la película. La encontré leyendo títulos de películas ordenados alfabéticamente de la A a la Z por CineTube, y al ver la foto de la portada pensé “Parece guapa y sale Orlando Bloom. Vamos a verla.”. La vi justo hasta la mitad del reproductor, y por motivos que ya no recuerdo, no llegué a terminarla, la paré creo que porque tenía que irme, y ya no la volví a poner.

    Hasta donde vi, coincidió con un día lluvioso, calentito en casa con la estufa, y los paisajes y la fotografía de las murallas y de Jerusalén era simplemente espectaculares (como digo, esto sin tener idea de la crítica que se le dio en su momento), aunque la que vi era la versión normal, no la Director’s Cut. La música de Harry-Gregson Williams más de lo mismo, excelente. Me gustó mucho, aunque históricamente tuviese ciertos puntos fallidos. Orlando Bloom como papel de tío bueno, guerrero, etc… en esa época no habría colado, pero se perdona, “El reino de los cielos” debe verse sin pensar en el contexto histórico, porque sino no se va a disfrutar, las incongrugencias pueden hacer que te estés comiendo la cabeza y no disfrutes la peli.

    Resumiendo, hasta donde vi, me recordó 100% a los paisajes y ambientación de Assassin’s Creed 1 (en parte porque un trozo se ambienta en Jerusalén). Me pareció muy buena, simply y llanamente.

    Hace un par de días echaron “Ironclad (2011)” por laSexta (“Templario”, en España), y me acordé nuevamente de “El reino de los cielos”, aunque poco tenga que ver una con otra, preguntándome cómo es que hubiese pasado tan desapercibida (más que nada porque ninguno de mis amigos la había visto ni sabían cuál era). Me he puesto hoy a leer por internet información y críticas, extrañádome, y he podido comprobar que sí, ha estado muy infravalorada, y a mí, que ignorante de ello la vi y ni siquiera la terminé, me triunfó cantidad. Nunca suelo leer las críticas sobre una película antes de verla, porque sinceramente me dan igual, si tuviese que hacer caso SÓLO a la mitad de críticas de gente que dicen que una película es una puta mierda, no habría visto ni un 50% del cine que me he tragado, así que paso, directamente, pero con ésta tuve curiosidad, y hasta que he llegado a este blog (que salía en la primera página de resultados de Google xD).

    Hoy será cuando la termine, aprovechando que sacaron la Director’s Cut me la tragaré entera, y cuando la termine me la pillaré la edición especial en Blu-ray Disc (porque no puedo esperar, lo lógico sería comprarla primero y verla en el reproductor en alta definición, pero compro las pelis por internet, y siendo domingo llegaría en dos o tres días, y la quiero ver ya, ahora, now).

    Gracias al blog por la revisión del film, porque merece tener un hueco digno, realmente vale mucho.

    (Pregunta: ¿Qué os pasa a todos con Orlando Bloom? A mí me gusta xD)

  5. Warren Keffer 09/06/2013 en 17:26

    Vaya comentario escrito con pasión :)
    Yo sí leo críticas, me gusta ver puntos de vista. Sobre usarlas como guía a la hora de pensar en ver una película, sólo leo las que sitios que sé cómo piensan, es decir, que conozco más o menos qué cosas les gustan y tal.
    Sí, es una pena que tanto esta como otras recientes de Scott, léase Robin Hood, tan buena como El reino, se infravaloren tanto.

  6. Octavio Monti 07/07/2013 en 1:27

    Permiteme preguntarte algo Warren: hablando de películas de corte épico,¿Has visto la última Rey Arturo(2004)?

  7. Warren Keffer 07/07/2013 en 16:54

    Sip, pero no me llamó como para verla otra vez. Pasable y ya está. También tiene un director’s cut, ahora que lo pienso.
    La banda sonora sí me gustó mucho y la comenté.

  8. Octavio Monti 07/07/2013 en 21:47

    Si, su banda sonora es buena. En general la película me gustó bastante, aunque ese combate final es malo, dirigido sin pasión ni garra y con bastantes huecos de guión. Ya que lo mencionas, me interesaría ver su Directors cut.

  9. sofia martínez 12/05/2015 en 19:50

    [Borrado por spam. Cómo trabajan los community managers de hbomax, joer. Ya te pueden pagar bien, sofia.]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: