El Criticón

Opinión de cine y música

El consejero


The Counselor, 2013, EE.UU.
Género: Drama, thriller.
Duración: 117 min.
Dirección: Ridley Scott.
Guión: Cormac McCarthy.
Actores: Michael Fassbender, Penélope Cruz, Cameron Diaz, Javier Bardem.
Música: Daniel Pemberton.

Valoración:
Lo mejor: Reparto muy esforzado.
Lo peor: El guión es un sinsentido, el relato resulta insoportable.
Mejores momentos: La conversación sobre el siluro.

* * * * * * * * *

Cormac McCarthy, autor de varias novelas magníficas (algunas llevadas al cine, como La carretera y No es país para viejos), da el salto y escribe aquí su primer guión. Ridley Scott, que supongo no necesita presentación, es quien lleva a imágenes la propuesta. El resultado es el El consejero, un experimento incomprensible. No se puede hacer una película (o novela o cómic…) donde de veinte capítulos (por decir una cifra al azar) sólo cuatro o cinco exponen la trama y definen a los personajes, y el resto son puro relleno sin pies ni cabeza. Nadie le ve sentido a tanta conversación absurda, a tanto discurrir ajeno al argumento. ¿Mensajes o ideas ocultos? No parece haber. Simplemente han perdido el norte, algo inesperado dadas sus sólidas carreras.

Los pocos episodios que desarrollan la trama son bastante llamativos, y los retazos que llegamos a ver de los personajes prometen, en gran parte porque los actores se esfuerzan mucho en darles vida. Michael Fassbender está estupendo (como en cada papel que hace, la verdad), Cameron Diaz está sorprendentemente pletórica, y no se queda muy atrás el estrafalario Javier Bardem; el resto, aun siendo figuras conocidas (Brad Pitt, Penelope Cruz) no tienen presencia suficiente como para destacar. Sin embargo, a pesar de estos evidentes esfuerzos es indudable que los protagonistas se diluyen entre tanta estulticia y sinsentidos. El de Fassbender resultaba un individuo muy interesante, con miedos y contradicciones que lo hacen muy humano, de hecho ofrece un llamativo contraste ante tanto criminal descarado, pero la narración lo marea de tal forma que hacia el final ya no sabes qué está pasando ni por qué hace una cosa u otra.

Las dos primeras escenas definen a la perfección la película. La inicial en la cama da muchas vueltas para contar algo muy sencillo, porque se aborda con demasiada pompa y enredo visual, pero se acepta como ejercicio pretencioso porque el mensaje, el argumento, se entiende. La siguiente, la de la compra del diamante, es el otro lado de la moneda. Toda la secuencia es ridícula: larguísima, completamente intrascendente, llena de verborrea y diálogos que no aportan absolutamente nada a los personajes y al desarrollo de la historia. Así es toda la cinta: saltando de una de estas composiciones rebuscadas pero con potencial a un puñado de piezas opacas y vacías de contenido. Las pocas relevantes que encontramos además ven mermadas su fuerza porque llegamos a ellas aburridos y desconcertados. Y de las intrascendentes, la mayor parte son un coñazo, pero hay una que resulta bastante graciosa, una especie de cortometraje metido en medio de todo: el relato sobre el sexo con el coche y la comparación con el siluro resulta tronchante.

La proyección se hace pues eterna, cansina e insoportable. En la sesión en que la vi los espectadores suspiraban y hasta se reían de la parida ante la que se encontraban. El consejero es una cagada monumental que la crítica está poniendo a parir y de la que el público reniega por sentirse engañado. De esas que deseas borrar de tu memoria.

Una respuesta a “El consejero

  1. Alberto E. V. 09/01/2014 en 14:11

    Aquí discrepamos. Yo confieso formar parte de esa minoría que defiende “El consejero”. Si bien no la pongo por las nubes, sí que me pareció desproporcionado el vapuleo crítico al que la sometieron al otro lado del charco.
    Se trata de una película con pelotas. Incómoda hasta decir basta. Arriesgada como no nos lo imaginábamos. E hipnótica. A mí no se me ha ido la cabeza.
    Yo prefiero interpretarla de otra manera: esto es literatura hecha cine, con sus pros y sus contras. McCarthy no quiere adecuarse a las normas cinematográficas porque no le interesa: él es escritor, y decide como tal plasmar sus inquietudes en forma de narración dialogada. Esto lo veo completamente legítimo.
    Y por otro lado tenemos a Scott, que es un director con una fuerte formación artística y al que noto entregado por completo a lo que está leyendo en el guión. Hacía mucho que no veía a Scott tan preocupado por la estética, los detalles, los gestos. Y eso se nota en la intensísima labor de los actores, y en cómo acentúa lo barroco y surrealista de la historia en decorados también exagerados.
    ¿Qué es esto? Un capricho de McCarthy por escribir algo diferente pero siguiendo su estilo, y de Scott por darse el gusto de poner en imágenes literatura. A mí (tal vez por deformación profesional, así son las cosas XD) me interesan mucho estos casos en los que el libro no se adapta a la pantalla, sino al revés.
    Ahora bien, no veo que sea este un experimento para todos los gustos. Lo que no implica nada malo despreciarla. Es más, yo le veo problemas de ritmo, un guión confuso (aunque no ininteligible) en ocasiones (y ahora Scott lo solucionará, confirmado, con una de sus cansinas “Versiones del director”), y una nada disimulada pedantería. Pero las conversaciones filosóficas son coherentes con lo que se nos muestra desde el primer momento. Aquí se trata de recrearse con lo que se dice, no con lo que se hace. Es más, en la acción la película es simple y contundente.
    Me ha recordado a “Blade Runner”, de hecho: gusto por la recreación, diálogos rimbombantes, confusa en un primer visionado, y denostada en su momento. Ahora, un clásico de culto (y mi película favorita). Creo que a “El consejero” le espera un futuro semejante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: