El Criticón

Opinión de cine y música

Ain’t Them Bodies Saints


Ain’t Them Bodies Saints, 2013, EE.UU.
Género: Drama.
Duración: 96 min.
Dirección: David Lowery.
Guión: David Lowery.
Actores: Rooney Mara, Casey Affleck, Ben Foster, Keith Carradine.
Música: Daniel Hart.

Valoración:
Lo mejor: Dirección, fotografía, reparto.
Lo peor: Muy predecible, a ratos aburrida.

* * * * * * * * *

Ain’t Them Bodies Saints es un título del cine independiente norteamericano muy clásico, donde todas las señas de identidad de este género son bien patentes. El ambiente rural y empobrecido bien captado por una atmósfera entre sombría y esperanzadora, los personajes realistas sufriendo tanto el entorno como sus propias limitaciones, la historia de superación también realista, en plan retrato de la sociedad… Pero no tarda mucho en notarse también que todos estos factores se traducen en algo negativo: el relato es muy predecible, nada en él aporta algo lo suficientemente original o sustancioso como para conseguir dejar atrás la sensación de que todo se ve venir de antemano.

Si se salva de resultar realmente intrascendente e insustancial es otro aspecto habitual del cine “indie”: se ha realizado con dedicación y amor, se nota esfuerzo y cariño en cada escena. Así, su aspecto visual es de primer nivel: David Lowery, apoyándose en una fotografía e iluminación sublimes, consigue dotar a la cinta de considerable belleza y de un tono romántico y trágico bastante eficaz. La cámara en constante movimiento es muy acertada, los planos artísticos en plan Terence Malick resultan hermosos y algunas secuencias son arrebatadoras (como el tiroteo en la oscuridad). Igualmente los actores captan muy bien la esencia sus roles: a Rooney Mara dan ganas de salvarla de su monotonía e indecisión, Casey Affleck construye muy bien a un joven incapaz de madurar, y sobre todo destaca Ben Foster en el papel del sheriff tranquilo y con anhelos (el incipiente enamoramiento con la chica) que el intérprete expone sutilmente con maestría. Es una pena que este actor con tanto potencial (su papelón en El tren de las 3:10 fue para enmarcar) no haya alcanzado el éxito.

Sin embargo el esfuerzo no es suficiente para lograr una obra destacable. Es una lástima que una película que entra tan bien por los ojos y presenta unos personajes tan atractivos resulte tan simple que termina teniendo carencias notables en el ritmo: como la odisea de los protagonistas es tan facilona y previsible no consigue despertar mucho interés, y en muchos tramos incluso aburre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: