El Criticón

Opinión de cine y música

Boyhood


Boyhood, 2014, EE.UU.
Género: Drama.
Duración: 165 min.
Dirección: Richard Linklater.
Guión: Richard Linklater.
Actores: Ellar Coltrane, Patricia Arquette, Ethan Hawke, Lorelei Linklater, Marco Perella.

Valoración:
Lo mejor: Realista y cercana, y con alguna buena historia.
Lo peor: Pero en general es un relato poco interesante y sin garra, y demasiado largo.

* * * * * * * * *

La gente se ha tirado como loca a los pies de la frase “ha tardado doce años en rodarla”, cuando le ha llevado menos de cincuenta días en total, unos pocos días de trabajo cada no sé cuántos años, cuando le apetecía y le venía mejor a los actores. Y además ha sido un rodaje realmente sencillo, porque la película es muy simple en forma y contenido. Si hubiera requerido alguna fórmula narrativa compleja, técnicas insólitas, o lo que fuera, pues se entendería el aplauso por el esfuerzo, pero en estas condiciones no hay nada llamativo como para encumbrarla como una de las epopeyas más grandes del cine. Además, viendo la película resulta evidente que no hacía falta este enredo. Podía haber cogido distintos actores para las distintas edades del protagonista y para los demás jóvenes, con un mínimo parecido y maquillaje sobraba. Vamos, que ha sido publicidad nada más, y por lo visto ha colado, porque muchos hablan de la cinta como de algo único.

Y Boyhood no tiene nada de extraordinaria. Está más cerca de resultar un telefilme que una obra genuina y profunda como cualquier capítulo de su trilogía sobre el amor (Antes del amanecer…), que dicho sea de paso sí que está muy alejada de convencionalismos. Al menos es un buen telefilme, eso sí. Destaca por su naturalidad, por no tirar por sensacionalismo, por abarcar la vida de una persona cualquiera con la mezcla justa de realismo, sinceridad y emoción. Pero efectivamente va muy justa, no aporta trazas de innovación e intensidad que logren formar un relato original y con garra. Era inevitable abarcar fases comunes en cualquier familia occidental, que de eso va, pero se podía hacer con más ritmo y algo más de trascendencia.

El principal problema es que el protagonista pasa demasiado de todo, se implica poco o nada en todo lo que ocurre en su existencia. Todo le cae encima, no se esfuerza por nada. Se cansa de su tremenda novia y la deja, y enseguida se tropieza con una mucho mejor. Así se amplifica la impresión de que se empalman anécdotas sin la necesaria progresión dramática y emocional. Es cierto que nunca decae hasta el aburrimiento, pero se hace evidente que requería un protagonista carismático y con mayor proyección o crecimiento que aportara un viaje más movidito.

Sencillamente, para qué quiero ver un resumen de la vida de alguien, si tengo la mía propia. Si no me aporta una historia lo suficientemente conmovedora o impactante como para recordarla, o no llega a mostrar ideas que me hagan pensar o reflexionar, ¿qué me aporta la película? No es mal entretenimiento, pero tampoco bueno, porque es lenta y le sobra metraje. Tampoco es un gran drama, sino más bien superficial e intrascendente, porque como digo pasa por encima de todo cual anécdotas, sin dejar una huella en las siguientes historias. Los matrimonios fracasados de la madre son los mejores tramos, los únicos que ofrecen algo llamativo y emocionarte durante un rato. Y en cuanto a pensamientos, solo deja algún buen momento en el tramo final, con los discursos del padre y la madre cuando el hijo ya es adulto y se independiza, donde se deja alguna acertada pero desde luego no sorprendente reflexión sobre nuestro lugar en el mundo, qué nos depara la vida y demás.

También debo decir que es irregular en cuanto a consistencia. En algún aspecto se muestra acertada, como la inclusión de referencias de la cultura popular para ubicarnos en las distintas épocas y jugar con la nostalgia, pero en otros deja huecos notables, como la completa desaparición de los hermanastros tras la separación: me resulta muy poco creíble que dejaran de relacionarse.

El reparto es irregular: Patricia Arquette está estupenda, Ethan Hake y Lorelei Linklater (la hermana) pasan sin pena ni gloria, y el chico, Ellar Coltrane, no tiene presencia suficiente para soportar tanto metraje.

Boyhood ha sido una decepción bastante grande, esperaba mucho de Linklater y las expectativas crecieron con las críticas (la ponen como una de las mejores del año en todas partes), para luego encontrarme con tan poca cosa. Es la cinta independiente de moda que todos dicen haber visto y alaban para sentirse alternativos y cultos.

Una respuesta a “Boyhood

  1. Alberto E. V. 14/12/2014 en 13:01

    A mí sí me pareció algo único XD Pero ni de lejos fue la experiencia definitiva que las críticas prometían. Me pareció una buena película, sin más. Sí me pareció increíble la extraordinaria habilidad que tienen para, a través de escenas cotidianas y diálogos intrascendentes, reflejar una vida con sus detalles y naturalidad, de forma cercana y tremendamente creíble (y, sí, debería ver la trilogía “Antes de…” para encontrarme con esto mismo a lo bestia). Son tantos datos que es fácil sentirse identificado con algunas escenas, ya no tanto en el sentido “yo he vivido algo parecido” sino “yo lo he vivido así”. Sobre todo, esos aspectos de nostalgia que señalas llegan hondo: no es que hayan recreado el pasado, ¡es que rodaron en él, cuando estaba en caliente!
    Y a mí el aspecto de rodaje en doce años no me parece desdeñable: me sigue alucinando la capacidad que han tenido de mantener y desarrollar la misma idea, aunque solo fuese un rodaje de pocos días al año, durante una década, sin ningún contrato firmado, solo por el empeño de sacar adelante el proyecto, improvisando las escenas según las experiencias de cada uno pero consiguiendo, pese a todo, darle coherencia a todo el conjunto. Eso es habilidad narrativa de primera clase.
    Eso sí, le sobra metraje, como dices, y a mí el tramo final se me hizo pesado por el empeño de darle un cierre a una historia que hasta entonces no había tenido cierres: se buscan crear mensajes sobre el futuro y simetrías entre el hijo y los padres que parecen mostrar el miedo de Linklater a que le acusen de que su película es poco convencional. Pero la solución a eso no estaba en darle una narrativa convencional a la historia.

    Ya veremos cómo la tratan los premios. A lo mejor esta película mejora con el tiempo, cuando dentro de unos años veamos si su forma rompedora de rodar de verdad marca un punto de inflexión o si pasa sin pena ni gloria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: