El Criticón

Opinión de cine y música

Tusk


Tusk, 2014, EE.UU.
Género: Thriller, terror, comedia.
Duración: 102 min.
Dirección: Kevin Smith.
Guión: Kevin Smith.
Actores: Justin Long, Michael Parks, Haley Joel Osment, Genesis Rodriguez, Johnny Depp.
Música: Christopher Drake.

Valoración:
Lo mejor: Fingir que no existe.
Lo peor: Insoportable, una pérdida de tiempo total
El título: Tusk significa cuerno.

* * * * * * * * *

Entre sus muchos proyectos humorísticos Kevin Smith tiene un podcast (un programa de radio que emite por internet) llamado SModcast, donde él y sus invitados hablan de temas variados. Una de las historias que allí relataron sirve de base para esta Tusk, que pretende además ser el inicio de una trilogía llamada True North Trilogy.

Dos jóvenes que realizan un podcast se han hecho famosos y bastante ricos. Preparando próximos programas uno de ellos viaja a Canadá para entrevistar a un tipo de los que parodian en el show, es decir, otra “figura” de internet. Pero el protagonista acaba en garras de un lunático y será presa de sus crueles experimentos.

Tusk es comedia de terror, no de las estúpidas tipo Scream, ni de las ingeniosas tipo La cabaña en el bosque, sino más de descolocar con salidas extrañas, humor absurdo, y situaciones grotescas a lo The Human Centipede. Pero ni da miedo, ni causa gracia alguna. Es caótica y aburrida hasta resultar verdaderamente insoportable. Capítulos larguísimos carentes de ritmo y contenido, diálogos inflados que no llevan a nada, personajes que prometían pero se estiran y deforman hasta acabar resultando cansinos, situaciones salidas de madre que no causan impresión alguna porque son giros metidos porque sí sin atender a la progresión de la intriga, el drama y el humor. Es como una serie de sketches puestos en fila, pero todos horrendos y anticlimáticos.

La puesta en escena me parece más equilibrada que en Red State, pero sin guión poco puede hacer, y además una escenificación tan estática no ayuda al ritmo. El reparto es irregular, algunos porque los personajes no dan nada de sí. El protagonista Justin Long y sus muecas me ponen nervioso, Jaley Joel Osment aporta bien poco, se nota que no se hace al simplón personaje, y Génesis Rodríguez al menos apunta maneras, porque además de guapa no lo hace nada mal. Hacia el final aparecen las hijas de Kevin Smith en papeles menores y un Johnny Depp caracterizado hasta resultar irreconocible en un detective surrealista realmente ridículo. Y Michael Parks, del que más esperaba tras su papelón en Red State, no deslumbra al tener un rol que el guión no logra convertir en el gran monstruo inquietante que se pretende.

Un fracaso artístico absoluto, y el resto de la serie apunta al mismo estilo. Pues hasta que se digne en lanzar Clerks III, Kevin Smith pasa a cuarentena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: