El Criticón

Opinión de cine y música

Fallece el gran James Horner

Sin palabras me hallo. He tenido que leer la noticia varias veces en distintas fuentes porque no quería creérmela ni podía asimilarla. Con 61 años nos deja uno de los músicos más importantes de la historia, un referente sin igual en la música de cine. Un accidente con su avioneta ha sido la causa de tan inesperado y trágico fallecimiento.

Formaba junto a John Williams y Jerry Goldsmith el trío de oro de la música de cine moderna. Los tres marcaron el tono en la última mitad del siglo XX. Incluso contando con los grandes Morricone, Herrmann o Rózsa, seguiría poniendo aquellos por encima. Nadie más acumula tantas obras maestras, tantos temas memorables, tantas películas realzadas magistralmente por sus batutas.

Las bandas sonoras más famosas de Horner estarán eternamente en el corazón de melómanos y cinéfilos, pero también de un gran número de espectadores casuales, tal fue la huella que dejó en todo el globo. Braveheart, Titanic, Aliens, Leyendas de pasión, Willow, En busca de Bobby Fischer, Star Trek II, Avatar… Se despide además dejando un buen recuerdo, porque uno de sus últimos títulos, El último lobo (Le dernier loup), es muy gratificante y ha tenido muy buena recepción entre los críticos y los fans.

Pero también arrastró cierta leyenda negra. La industria del cine es muy exigente, obliga a componer con prisas y a realizar varios trabajos al año si quieres mantener tu estatus y caché. En otras palabras, la rutina y las prisas pueden minar la creatividad. Horner tuvo bajones sonados, y también una práctica bastante criticada: no tenía vergüenza a la hora de utilizar temas de autores sinfónicos previos (Khachaturian y Schumann sus favoritos) y repetir patrones. Mítico es su “parabará” (nacido en Star Trek II), con el que llegó a cansar en productos malogrados como Troya o Enemigo a las puertas. También reconocibles son algunos coros y pianos que sobó más de la cuenta. Con ellos tuvo una cima creativa en 1993 con Los fisgones, En busca de Bobby Fischer y El hombre sin rostro, de las que derivaron otras muchas, alguna que incluso sorprendente e injustamente alcanzó más fama que las originales, como Una mente maravillosa. Y los motivos de acción de Krull, The Rocketeer y Willow también los paseó por decendas de películas con mayor o menor éxito.

A modo de homenaje y referencia para quien quiera sumergirse en su fascinante universo musical, dejo una lista con las que probablemente sean sus diez mejores bandas sonoras:

->Legends of the Fall (Legendas de pasión)
Drama y romance pocas veces han ofrecido unas notas tan hermosas. Tiene temas arrebatadores, pero la obra en general es completísima.

->The Land Before Time (En busca del Valle Encantado)
La fantástica combinación de sentimentalismo y acción exhuberante con una de sus mejores orquestaciones es para muchos de sus más fervientes seguidores su mejor trabajo, y por ello sorprende que sea tan desconocido.

->Krull
La épica alcanza cotas insuperables en un sinfín de motivos inspiradísimos. No sé ni cuál de ellos elegir.

->Star Trek II
Con Krull y esta entró a lo grande en el gremio: sonidos sin igual, dominio narrativo impresionante, orquesta impecable… A lo largo de su carrera repitió varios de los temas que aquí creó, todos ellos maravillosos. También es difícil elegir uno solo.

->Aliens
Dio una nueva forma a la acción con toques de terror mediante unos sonidos insólitos y espeluznantes.

->Braveheart
Junto a Titanic es la más conocida, pero al contrario que aquella sí es una rotunda obra maestra. La base celta la llevó a una épica hermosa y trágica sin igual en la que probablemente sea su partitura más recordada.

->Glory (Tiempos de gloria)
Contenida y melancólica, transmite con gran fuerza la tragedia de la guerra.

->Spiderwick Chronicles
Cuando ya nadie daba un duro por él, se marcó una partitura sólida y cautivadora a la altura de sus mejores trabajos. Un título a reivindicar.

->Sneakers (Los fisgones)
Sonidos insólitos, casi inhumanos, salen de coros y pianos en una composición vibrante y hermosa.

->The Rocketeer
Clásico del género de la épica de superación y de la acción dramática. Cualquier nota de la película te sonará, porque se graban en tu memoria… y más cuando las reutilizó tanto.

Y de postre Willow, no incluida por ser un remedo descarado de Schumann, pero es que es mítica.

Una respuesta a “Fallece el gran James Horner

  1. Alberto E. V. 26/06/2015 en 13:28

    Una enorme pérdida. No era de mis favoritos (de hecho, de los que mencionas, Morricone y Goldsmith son mis favoritos, sin desmerecer en absoluto a Williams; Rózsa, sencillamente, era un semidios XD), y de hecho ese “autoplagio” de sus últimos años fue muy sangrante. Pero su importancia es innegable. Descanse en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: