El Criticón

Opinión de cine y música

El viaje de Arlo


The Good Dinosaur, 2015, EE.UU.
Género: Animación, fantasía.
Duración: 93 min.
Dirección: Peter Sohn.
Guion: Meg LeFauve, varios.
Actores: Raymond Ochoa, Jack Bright, Jeffrey Wright, Frances McDormand, Maleah Nipay-Padilla,
Música: Jeff Danna, Mychael Danna

Valoración:
Lo mejor: A los más pequeños seguro que les entretendrá bastante.
Lo peor: Es demasiado simple para un adulto, por mucho que te guste la animación. Y es un remake descarado de El rey león.

* * * * * * * * *

Esta es la obra de Pixar donde más se nota la mano de Disney, o como poco rivaliza con Cars 2, la única que no me he atrevido a ver. Es un producto de consumo rápido, una cinta facilona para atraer niños y vender muñecos, que carece del alma e inteligencia de lo acostumbrado en la compañía de la lámpara. No me entendáis mal: me parece lógico que quieran hacer películas menos ambiciosas, que no todos los años se puede sacar una que pretenda ser una obra maestra, pues es algo que requiere mucho tiempo, esfuerzo y recursos. Pero firmar una película menor, sin grandes ambiciones, no tiene por qué significar tirar por lo más fácil: coger la trama de otras obras, no aportar nada genuino, narrarla con evidente desgana… en definitiva, dejar claras las intenciones comerciales.

Bastan unos minutos de metraje para asustarte por los tópicos, la narrativa simplista (la escena de la huella como hito en la educación y maduración de Arlo me produjo vergüenza ajena), y sobre todo por la sensación de que es un remake poco disimulado de El rey león. La muerte del progenitor, el viaje para encontrarse a uno mismo y madurar, el compañero simpático… Llega un punto en que el descaro es total: tenemos dos grupos de clones de las hienas locas, los pterodáctilos y los velocirraptores.

Por todo ello, el relato resulta enormemente predecible, no hay un capítulo o giro que no se vea venir. Pero además la aventura es muy sosa, no hay secuencias con garra suficiente como para despertar el interés, lo que sumado a su falta de originalidad, conforma una aventura muy desganada, lineal y sin fuerza; sólo la aparición del triceratops (o un bicho semejante) me pareció distinta y graciosa. Por suerte, aunque carente garra, la odisea no llega a resultar infame, pues consigue mostrar lo justo del viaje emocional de Arlo. Las escenas de hambre, soledad, inicio de amistad, aceptación de la situación, nacimiento del coraje, etc., no sorprenden ni cautivan lo suficiente como para dejarte un grato recuerdo, pero van aportando un poso al personaje de forma que al menos parece que están narrando algo. Además, la animación es magnífica hasta el punto de que los paisajes parecen reales, con lo que entra bien por los ojos.

El público al que apunta en exclusividad es el de niños muy chicos, y estoy seguro de que ofrece lo justo para entretenerlos. Pero para los padres puede ser un suplicio, porque no sólo carece del ingenio, referencias y dobles lecturas de cintas como Toy Story o Bichos, sino que su simpleza resulta a ratos exasperante. Los mensajitos son muy simples y llegan en fila, y como decía lo hacen a través de escenas muy básicas, sin pegada. Aparte, yo no pude dejar de analizar con la lógica algunas cosas. Por qué los dinosaurios duermen en una cabaña y aran la tierra en vez de comer de los árboles, qué problema había con mostrar su naturaleza real (como en otra inspiración clara, En busca del valle encantado) en vez de humanizarlos tanto. Digo esto porque la idea pronto entra en conflicto con lo que se ve: aran con la cabeza porque no pueden manejar herramientas con sus piernas y zarpas, pero a la vez tienen construcciones, vallas y cuerdas con nudos complicados, con lo que resulta muy anacrónico.

Una respuesta a “El viaje de Arlo

  1. Alberto E. V. 25/04/2016 en 9:31

    Es una película bastante irregular en la producción, y se nota en detalles como los que comentas: no hay nada que justifique la evolución “humana” de los dinosaurios, y al final no sirve para nada a la historia (cosa que, viniendo de Pixar, es decepcionante: con puntos de partida así, en otras películas, crean mundos riquísimos donde cada detalle importa, pero este no es el caso). Tira mucho del tópico y de símbolos demasiado simples y burdos (yo tampoco me podía creer lo enormemente bruto que era lo de la “huella”, ahí, topicazo directo y sin vaselina).

    Y, sin embargo… esta peli me llegó. Es una cinta menor de Pixar que aun así no logra llegar al nivel de otras ¿menores? como “Bichos”, pero que en mi opinión sí supera a una decepción como “Brave”. Ha pasado por demasiadas manos, su producción y reescrituras han sido erráticas, y se nota. Pero cuando Pixar tiene las ideas claras, da en la diana. Y eso yo lo noto en la estructura de película de viaje, con una serie de personajes secundarios incidentales bastante curiosa y muy bien puesta. Y, sobre todo, en que sabe conmover maravillosamente con la, ahí sí, fantástica relación entre el niño y el dino. La película es fallida en muchas cosas, pero para mí el desenlace en esa relación me dejó muy emocionado. Qué le vamos a hacer.

    Y que tiene a los Danna en la BSO. Vale que sea un trabajo lejos de la calidad que pueden ofrecer… pero son los Danna en una de Pixar, coñe XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: